Archivo de la etiqueta: DDHH

16 de Nov.2019 Boletín Nº 198 de la CEAM-20 N combate de la vuelta de obligado

AVISOS DE LA CEAM
15 de Noviembre – Aviso a nuestros suscriptores y lectores. Por Redacción de la CEAM
Estimados suscriptores y lectores de nuestro boletín, por razones técnicas, no podemos hacer nuestro envío masivo mediante correo electrónico. Rogamos puedan difundir el este boletín, a compañeros, amigos y simpatizantes a través de la pagina Web de la CEAM.
Madrid 15 de Noviembre 2019
———————————-oOo——————————-.———
Boletín Nº 198 de la CEAM. Para verlo sigue el enlace más abajo.
Secciones: Editorial de la Comisión de Exiliados Argentinos en Madrid, Leyes Reparatorias, Argentina, Juicios, España, Internacional, Opinión, Cultura/Historia Popular. Ver más noticias e información en nuestra página.  198-BOLETIN Nº 198
Editorial: Sin árbol, sombra ni abrigo” Por Teodoro Boot.
Introducción: Creemos que a la Paz hay que defenderla con la guerra de defender lo conquistado. JDB
     A veces resulta asombrosa –por no decir enternecedora, una enormidad, de cotejarla con las consecuencias de cualquier triunfo de la reacción– la candidez con que muchos revolucionarios parecen observar los procesos de que forman parte y hasta protagonizan.
     Los argentinos –y muy particularmente los estudiosos y, más aun, los adherentes al Tirano Prófugo –podemos debatir tan ardua como infructuosamente acerca de la conveniencia o inconveniencia de la para muchos apresurada o prematura renuncia de Perón en septiembre de 1955. Hasta el propio Perón polemizaría consigo mismo al respecto.
     Los peronistas se consuelan con el argumento de que la renuncia se debió al “amor al pueblo” y en previsión de las consecuencias de una eventual guerra civil. Es posible. O no. En todo caso, carece de importancia: las verdaderas consecuencias están a la vista y surgen más atroces a medida en que se hacen las debidas comparaciones.
     Los revolucionarios –por llamar así a quienes forman parte de un proceso de transformación, igualación y justicia social– suelen creer que en los logros políticos, las bondades y obvios beneficios de la obra transformadora radica la mejor garantía de su preservación. Se trata de un error, tan enorme y trágico como imperdonable. Muy especialmente de tomarse en cuenta quienes suelen ser las víctimas de semejante ingenuidad.
     Fue en 1931, hace casi 90 años, que Curzio Malaparte publicó Técnica del golpe de Estado. Si bien fue la obra que dio renombre a quien sería consagrado años después como uno de los más notables novelistas del siglo gracias a sus estremecedoras Kaputt y La piel, reeditadas varias veces en diferentes idiomas, esta colección de ensayos no tendría esa suerte: a pesar de haber sido en su momento una obra muy leída y de haber causado la primera de las condenas que su autor –uno de los fundadores del fascismo– sufriría bajo el régimen de Benito Mussolini, fue reeditada en muy pocas ocasiones, misteriosamente convertida en una obra maldita, en un “trabajo desactualizado”, “superado por los tiempos”.
     El ensayo de Malaparte analiza con cirujana precisión los diferentes golpes de Estado habidos en Europa, fallidos y triunfantes, desde el lejano 18 de brumario de Napoleón Bonaparte hasta la “Marcha sobre Roma” de Mussolini. No se trata, sin embargo, de un tratado de historia sino de un estudio político y sociológico, pero fundamentalmente técnico, que desmenuza las fuerzas y las acciones decisivas que existen en todo golpe de Estado y que son, justamente, las menos espectaculares y más imperceptibles: a su modo de ver, la disolución de la Asamblea dispuesta por Bonaparte luego del 18 de brumario o la toma del palacio de Invierno por la guardia roja de Trotski en octubre de 1917 no son más que “concesiones a la estética”: en todos los casos, el poder ya ha sido tomado por acción de un millar de “especialistas”, “técnicos” con capacidad de bloquear el funcionamiento del Estado y difundir noticias y versiones que buscan mantener a la mayoría de la población en perpleja neutralidad, hasta hacerla aceptar pasivamente la nueva situación.
     “La razón de ser de este libro –dice Malaparte– no es la de escandalizar ni la de discutir los programas políticos, económicos y sociales de los catilinarios (que es como llama tanto a los activistas de la extrema izquierda comunista como de ultraderecha fascista), sino la de mostrar que el problema de la conquista y de la defensa del Estado no es un problema político, sino un problema técnico; que el arte de defender al Estado está regido por los mismos principios que rigen el arte de conquistarlo; que las circunstancias favorables a un golpe de Estado no son necesariamente de naturaleza política y social, y no dependen de la situación general del país.
     Esto, sin duda, no dejará de despertar alguna inquietud en los hombres libres de los países mejor organizados y más cultos de la Europa occidental. De esta inquietud, tan natural en un hombre libre, ha nacido mi deseo de mostrar cómo se conquista un Estado moderno y cómo se lo defiende”.
     De eso se trata, de cómo una minoría puede hacerse con el control de un Estado moderno mediante el manejo del sistema de servicios públicos y la manipulación informativa, incluso sin que el cambio sea percibido por la mayoría de la población.
     Así, seguramente por las mismas razones que la obra maldita de Curzio Malaparte sigue considerándose “antigua” y “desactualizada”, los líderes populares latinoamericanos siguen confiando más en las razón que en la acción, más en la verdad que en la astucia y más en la política que en la técnica. Las consecuencias de semejante grado de ingenuidad la sufren los pueblos en general y los activistas en particular que ante la “humanitaria” y “patriótica” defección de sus líderes quedarán, una vez más, como decía una décima popular en tiempos de la resistencia “Sin árbol, sombra ni abrigo”.
     Atajándose de las críticas y cuestionamientos de las personas bondadosas y bienpensantes, que se prolongan hasta el amargo presente, concluía Malaparte: “Bolingbroke, duque de Hereford, ese personaje de Shakespeare que decía que ‘el veneno no gusta a los que lo necesitan’, era quizá un hombre libre”
Por eso, me gustaría recordar esa décima:
“Hemos quedado los hombresin árbol, sombra ni abrigo,
Que todo el mundo es testigo
que antes había libertad,
Que bien supimos gozar
de lo que hoy día padecemos.
Hacia las armas iremos
Si nos manda el General.
Si nos convida a pelear
Todos nos resolveremos”
Fuente: Revista ZOOM
https://revistazoom.com.ar/sin-arbol-sombra-ni-abrigo/
CEA-Madrid 16 de Noviembre de 2019

1º de Noviembre 2019 Boletín Nº 197 de la CEAM. Dn. Arturo M. Jauretche 13 de nov 1901 – Bs As 25 de may 1974

NOTA de la CEAM
El Editrial: Queremos ofrecer a nuestros lectores el texto íntegro del artículo de Eduardo Febbro. Desde la Redacción de la CEAM, lo consideramos de gran interés por su visión geopolítica de la actualidad. Gracias.
Boletín Nº 197 de la CEAM. Para verlo sigue el enlace más abajo.
Secciones: Editorial de la Comisión de Exiliados Argentinos en Madrid, Leyes Reparatorias, Argentina, Juicios, España, Internacional, Opinión, Cultura/Historia Popular. Ver más noticias e información en nuestra página.  197-BOLETIN Nº 197
Editorial: La rebelión humana. Por Eduardo Febbro
La rebelión humana es como el amor: siempre lo creemos imposible, pero es inevitable. Argentina, Francia, Argelia, Hong Kong, Egipto, Ecuador, Chile o el Líbano han desmontado de forma espectacular el espejo deformado cuya imagen reenviaba el reflejo de una humanidad resignada, sometida a las nuevas tecnologías, que son en realidad nuevas cleptomanías, vaciada de conciencia política o social, entregada al ritual del sacrificio liberal o la dictadura eterna. América (Argentina, Chile, Ecuador), África con Argelia (el Magreb, que es la zona occidental de África) y Egipto, Medio Oriente con el Líbano y Asia con Hong Kong atraviesan colapsos y revueltas desatadas por dos causas distintas: en América Latina y el Líbano surgieron como repudio a aumentos de precios o impuestos cargados a los más pobres: en Argelia, Egipto y Hong Kong los pueblos se levantaron en defensa de su libertad o contra autocracias que perduran estrangulando las libertades y los derechos e hicieron de las cárceles un depósito de opositores. Leer mas Seguir leyendo 1º de Noviembre 2019 Boletín Nº 197 de la CEAM. Dn. Arturo M. Jauretche 13 de nov 1901 – Bs As 25 de may 1974

16 de Octubre 2019 Boletín Nº 196 de la CEAM.

Boletín Nº 196 de la CEAM. Para verlo sigue el enlace más abajo.
Secciones: Editorial de la Comisión de Exiliados Argentinos en Madrid, Leyes Reparatorias, Argentina, Juicios, España, Internacional, Opinión, Cultura/Historia Popular. Ver más noticias e información en nuestra página.  196-BOLETIN Nº 196
Editorial: “El 17 de octubre de 1945” por Raúl Scalabrini Ortiz
Corría el mes de octubre de 1945. El sol caía a plomo sobre la Plaza de Mayo, cuando inesperadamente enormes columnas de obreros comenzaron a llegar. Venían con su traje de fajina, porque acudían directamente desde sus fábricas y talleres. No era esa muchedumbre un poco envarada que los domingos invade los parques de diversiones con hábitos de burgués barato. Frente a mis ojos desfilaban rostros atezados, brazos membrudos, torsos fornidos, con las greñas al aire y las vestiduras escasas cubiertas de pringues, de restos de brea, de grasas y de aceites. Llegaban cantando y vociferando unidos en una sola fe. Era la muchedumbre más heteróclita que la imaginación puede concebir. Los rastros de sus orígenes se traslucían en sus fisonomías. Descendientes de meridionales europeos iban junto al rubio de trazos nórdicos y al trigueño de pelo duro en que la sangre de un indio lejano sobrevivía aún.
El río cuando crece bajo el empuje del sudeste disgrega su masa de agua en finos hilos fluidos que van cubriendo los bajíos con meandros improvisados sobre la arena, en una acción tan minúscula que es ridícula y desdeñable para el no avezado que ignora que ese es el anticipo de la inundación. Así avanzaba aquella muchedumbre en hilos de entusiasmo, que arribaban por la Avenida de Mayo, por Balcarce, por la Diagonal…
Un pujante palpitar sacudía la entraña de la ciudad. Un hálito áspero crecía en densas vaharadas, mientras las multitudes continuaban llegando. Venían de las usinas de Puerto Nuevo, de los talleres de Chacarita y Villa Crespo, de las manufacturas de San Martín y Vicente López, de las fundiciones y acerías del Riachuelo, de las hilanderías de Barracas. Brotaban de los pantanos de Gerli y Avellaneda o descendían de las Lomas de Zamora. Hermanados en el mismo grito y en la misma fe, iban el peón de campo de Cañuelas y el tornero de precisión, el fundidor, el mecánico de automóviles, el tejedor, la hilandera y el empleado de comercio. Era el subsuelo de la patria sublevado. Era el cimiento básico de la nación que asomaba, como asoman las épocas pretéritas de la tierra en la conmoción del terremoto. Era el substracto de nuestra idiosincrasia y de nuestras posibilidades colectivas allí presente en su primordialidad sin reatos y sin disimulo. Era el de nadie y el sin nada, en una multiplicidad casi infinita de gamas y matices humanos, aglutinados por el mismo estremecimiento y el mismo impulso, sostenidos por la misma verdad que una sola palabra traducía.
En las cosas humanas el número tiene una grandeza particular por sí mismo. En ese fenómeno majestuoso a que asistía, el hombre aislado es nadie, apenas algo más que un aterido grano de sombra que a sí mismo se sostiene y que el impalpable viento de las horas desparrama. Pero la multitud tiene un cuerpo y un ademán de siglos. Éramos briznas de multitud y el alma de todos nos redimía. Presentía que la historia estaba pasando junto a nosotros y nos acariciaba suavemente como la brisa fresca del río.
Lo que yo había soñado e intuido durante muchos años, estaba allí presente, corpóreo, tenso, multifacetado, pero único en el espíritu conjunto. Eran los hombres que están solos y esperan que iniciaban sus tareas de reivindicación. El espíritu de la tierra estaba presente como nunca creí verlo.
Por inusitado ensalmo, junto a mí, yo mismo dentro, encarnado en una muchedumbre clamorosa de varios cientos de miles de almas, conglomeradas en un solo ser unívoco, aislado en sí mismo, rodeado por la animadversión de los soberbios de la fortuna, del poder, y del saber, enriquecido por las delegaciones impalpables del trabajo de las selvas, de los cañaverales, de las praderas, amalgamando designios adversarios, traduciendo en la firme línea de su voz conjunta su voluntad de grandeza, entrelazando en una sola aspiración simplificada la multivariedad de aspiraciones individuales, o consumiendo en la misma llama los cansancios y los desalientos personales, el espíritu de la tierra se erguía vibrando sobre la plaza de nuestras libertades, pleno en la confirmación de su existencia.
La substancia del pueblo argentino, su quintaesencia de rudimentarismo estaba allí presente, afirmando su derecho a implantar para sí mismo la visión del mundo que le dicta su espíritu desnudo de tradiciones, de orgullos sanguíneos, de vanidades sociales, familiares o intelectuales. Estaba allí desnudo y solo, como la chispa de un suspiro: hijo transitorio de la tierra capaz de luminosa eternidad.
Fuente: «Tierra sin nada, tierra de profetas» de Raúl Scalabrini Ortiz – Disponible en nuestra “Biblioteca Digital” de la Baldridch
Fuente: La Baldrich
http://www.labaldrich.com.ar/la-columna-de-scalabrini-ortiz-n3-el-17-de-octubre-de-1945/
CEA-Madrid 16 de Octubre de 2019

16 de Septiembre 2019 Boletín Nº 194 de la CEAM.

Boletín Nº 194 de la CEAM. Para verlo sigue el enlace más abajo.
Secciones: Editorial de la Comisión de Exiliados Argentinos en Madrid, Leyes Reparatorias, Argentina, Juicios, España, Internacional, Opinión, Cultura/Historia Popular. Ver más noticias e información en nuestra página.  194-BOLETIN Nº 194
Editorial: Nota de la redacción de CEAM
Creemos interesante difundir (en este caso como editorial) alguna de las frases de el artículo de Héctor Amichetti para la Web “Sindical y Federal” (*)  sobre la necesidad de un nuevo orden social
“Un nuevo orden, el de la Comunidad organizada y liberada”  Por Héctor Amichetti (*)
Dejar atrás el viejo orden, egoísta y destructivo, para construir un nuevo orden social basado en la igualdad, la justicia y la libertad.
De eso habló Cristina hace unos días en Misiones (**)
No es una cuestión menor, tampoco nada nuevo para el peronismo.
Macri preside un gobierno en apariencia democrático, que garantizó algunas libertades, por ejemplo la de comprar dólares casi sin límites, la de mover capitales libremente y también la práctica del libre mercado.
Una minoría gozó por cierto de esas libertades.
Pero al mismo tiempo anuló otras: la libertad de trabajo, la de mejorar ingresos familiares para progresar, la de tener libre acceso a la comida, a una adecuada atención de salud, a un apropiado acceso a la educación.
Una mayoría fue privada de esas libertades.
>>Hace 70 años, en su espectacular disertación del Primer Congreso Nacional de Filosofía, Juan Perón habló acerca de los defectos sustanciales de la democracia liberal y allí señaló algunos problemas a resolver.
>>Durante los años de gobierno macrista la mayoría de los argentinos y argentinas fueron insectificados por el enorme poder de las grandes corporaciones y la capacidad de maniobra (y de daño) de un sistema financiero absolutamente antidemocrático.
>>Bajo la necesidad de un “cambio cultural” y principios filosóficos basados en los valores de la meritocracia, la dignidad del trabajo fue transformada en “costo laboral” y los sindicatos en “organizaciones mafiosas”.>>
>>En los limitados términos que nos impone la democracia liberal estamos a punto de recuperar el gobierno, lo que abre la extraordinaria oportunidad de inaugurar un nuevo tiempo en el cual la presencia viva y despojada de temores del pueblo y sus organizaciones libres permita dejar definitivamente atrás el viejo orden para dar paso a uno nuevo: el de la Comunidad Organizada y Liberada.
(*)http://sindicalfederal.com.ar/2019/09/15/amichetti-un-nuevo-orden-el-de-la-comunidad-organizada-y-liberada/
(**)https://www.pagina12.com.ar/216959-cristina-kirchner-en-posadas-necesitamos-un-nuevo-pacto-soci
CEA-Madrid 16 de Septiembre de 2019

1º de Septiembre 2019 Boletín Nº 193 de la CEAM.

 Imagen: Ramo de «Nomeolvides». Boletín Nº 193 de la CEAM. Para verlo sigue el enlace más abajo.
Secciones: Editorial de la Comisión de Exiliados Argentinos en Madrid, Leyes Reparatorias, Argentina, Juicios, España, Internacional, Opinión, Cultura/Historia Popular. Ver más noticias e información en nuestra página.  193-BOLETIN Nº 193

Editorial:  «El ruido y la furia»  Por Antonio Muñiz
Introducción: Hubo consenso en la Redacción de la CEAM en que este artículo de Antonio Muñiz, es un repaso histórico de, no sólo, malos gobiernos, también malos gobernantes, lacayos de la oligarquía y desprecio por el pueblo en su conjunto. Desprecio hacia lo que socialmente se hubo conseguido, desprecio por la soberanía nacional y desprecio por el significado de la unidad regional: La Patria Grande.
“El ruido y la furia”. Por Antonio Muñiz
«La vida es una sombra… Una historia contada por un idiota, llena de ruido y furia, que nada significa Macbeth. William Shakespeare
El periodo macrista y su fracaso dejará muchas enseñanzas para la construcción de una Argentina futura.
La construcción de un relato
“La política puede entenderse como la confrontación de relatos, es decir la lucha por la apropiación del sentido de las palabras, la apropiación del sentido común, y sobre todo de la subjetividad de las personas.
 En ese sentido el macrismo construyó un relato basado en un concepto “nuevo”: la post verdad. ¿Que es la post verdad? La mentira lisa y llana, usada como herramienta política.”>>
“El gobierno fue víctima también de su propio relato. Creyó que si liberaba las fuerzas del mercado, bajaba impuestos a los sectores más ricos, al agro, la minería y en general a los sectores más concentrado, bajaba salarios, jubilaciones y el gasto público, iba a haber una lluvia de inversiones ….”>>
“Los grupos financieros “amigos” fugaron en los últimos dos años más de 72 mil millones de dólares, los sojeros “amigos” no liquidaron los dólares, ni vendieron la cosecha en espera de un dólar más alto. Los grupos económicos “amigos” mostraron claramente sus intenciones, mientras sigan haciendo ganancias en la bicicleta financiera se quedan, cuando se termine se van.”
La luz al final del túnel>>
“Hay una experiencia histórica, una memoria colectiva, una práctica, que hace muy difícil que un modelo autoritario, aristocrático, excluyente, anti obrero, desindustrializador, basado en servicios y en el estrativismo, pueda ser viable y aceptado mansamente por la sociedad argentina.”>>.
“Mientras los dirigentes del Frente para Todos hacen gala de un equilibrio y sensatez admirable, teniendo claro que no es momento de echar nafta al fuego y que una profundización de la crisis la termina sufriendo el pueblo argentino, el macrismo persiste en negar la realidad de que su tiempo ya fue, construyendo un relato perverso y falaz sobre la culpabilidad de los “que votan mal”, al anterior gobierno y al próximo como responsable de la crisis, con mensajes violentos y esquizofrénicos de muchos de sus voceros..” >>
“La historia argentina muestra que la salida a estas crisis es la política, que la respuesta no es institucionalista, ni económica y menos comunicacional”.
Fuente: Revista ZOOM
https://revistazoom.com.ar/el-ruido-y-la-furia-el-fin-del-relato-m/
CEA-Madrid 31 de Agosto de 2019

16 de Agosto 2019 Boletín Nº 192 de la CEAM.

Boletín Nº 192 de la CEAM. Para verlo sigue el enlace más abajo.
Secciones: Editorial de la Comisión de Exiliados Argentinos en Madrid, Leyes Reparatorias, Argentina, Juicios, España, Internacional, Opinión, Cultura/Historia Popular. Ver más noticias e información en nuestra página.  192-BOLETIN Nº 192
Editorial: “La encrucijada que se repite” Por Redacción CEAM
Nuestro país se encuentra ante una encrucijada que se repite desde la época de nuestra independencia.
Que hacer con las clases populares (hijos del país y   nuestra américa junto con los inmigrantes europeos que solo poseían su fuerza de trabajo) : Integración en un proyecto emancipador para todos en el marco de la patria grande o discriminación y exterminio (físico o económico).
El crecimiento de Nuestro país nacido de La Ilustración por la abnegada entrega de los emancipadores (los Belgrano, Moreno, Güemes, San Martín y tantos otros héroes populares y anónimos) siempre debió enfrentarse a poderosas fuerzas reaccionarias que en nuestra primera historia, estuvo personificada en la burguesía porteña contraria a la emancipación de los pueblos, tal como lo simbolizaba la espada y el pensamiento de San Martín.
Encrucijada política que en el siglo 20 se represento en 1945 en una plaza de mayo invadida por primera vez por aquellos que sólo tenían su fuerza de trabajo pero intuían quien era capaz de dar repuesta a sus aspiraciones. Plaza que vio bañada en sangre como el odio que se expresaba en los bombardeos de 1955.  Odio que de diferentes
formas (y siempre con el objetivo de la exclusión de las mayorías) se prolonga hasta nuestros días, con políticas neo liberales que los  Psicópatas de turno (Llámese Revolución Fusiladora, Videla o Macri) quieren imponer nuestro pueblo.
La encrucijada histórica hoy parecería encaminarse con la votación masiva de repulsa al proyecto neo liberal y de apoyo a una esperanza que sólo puede ser viable con el activo apoyo de las clases populares.
Hoy tenemos ante nosotros una situación extremadamente crítica , y estos meses serán muy duros, fundamentalmente por las maquinaciones y ataques internos y externos de los que prefieren el hundimiento de un país real (clases medias y populares) a perder sus privilegios ganados defendiendo intereses ajenos.
El paso fundamental dado por dirigentes lúcidos que uniendo esfuerzos y dejando de lado protagonismos personales lograron crear un frente capaz de generar un proyecto nacional nos permite vislumbrar un futuro mas solidario que se enfrente a los que prefieren el aniquilamiento.
CEA-Madrid 15 de Agosto de 2019

1º de Agosto 2019 Boletín Nº 191 de la CEAM

Boletín Nº 191 de la CEAM. Para verlo sigue el enlace más abajo.
Secciones: Editorial de la Comisión de Exiliados Argentinos en Madrid, Leyes Reparatorias, Argentina, Juicios, España, Internacional, Opinión, Cultura/Historia Popular. Ver más noticias e información en nuestra página.  BOLETIN Nº 191
Editorial: Elecciones 2019: “Si manipuló una vez, lo hará otra”
«¿Qué es lo que hacen? Recaban todos tus datos y en base a ellos se genera de manera automática un algoritmo que define tu personalidad y con eso se dirigen a vos con distintos tipos de posteos y acciones de propaganda política. Lograron hacer propagandas propias para cada uno de nosotros», explicó el director de El Destape.
«Cristina ya se está ocupando del tema y nosotros somos el primer medio en hablarlo por en el país».
«En EE.UU y la UE nadie duda de que Trump, Bolsonaro y Macri ganaron así: manipulando al electorado. Y también los ingleses quieren hacer de nuevo el plebiscito del Brexit porque dicen que la sociedad fue inducida a votar como lo hicieron«, agregó.
Estas estrategias quedaron además demostrada por el equipo de El Destape, que realizó una prueba, hablándole al micrófono del celular sobre el deseo de jugar al tenis y la necesidad de una raqueta. Instantáneamente, el sistema de algoritmos detectó las palabras y colocó publicidad sobre el artefacto en medio de las redes sociales y las páginas web.
https://sites.google.com/site/e518historia4/_/rsrc/1279448399362/decada-infame/Fraude-electoral/0232.jpg?height=320&width=259Estos datos son personales. Usarlos no solo es ilegal e ilegitimo, sino que ahora estas herramientas llegaron a la política y lograron hacer propagandas propias para cada uno de nosotros», remarcó Navarro.
Además, el periodista recordó el escándalo que involucró a Facebook: «Cambridge Analytica tuvo entre sus principales clientes a Argentina para lanzar una campaña anti kirchner. Ahora por ejemplo, Infobae le envía publicidad sobre Massa a las personas que buscan en Google «Cristina Fernández de Kirchner».
Fuente: El Destape
https://www.eldestapeweb.com/el-fraude-roberto-navarro-revelo-como-cambiemos-manipulo-las-ultimas-elecciones-y-como-lo-hara-octubre-n55250
CEA-Madrid 31 de Julio de 2019

16 de Julio 2019 Boletín Nº 190 de la CEAM. Siguen los naufragios en el Mare Nostrum

Boletín Nº 190 de la CEAM. Para verlo sigue el enlace más abajo.
Secciones: Editorial de la Comisión de Exiliados Argentinos en Madrid, Leyes Reparatorias, Argentina, Juicios, España, Internacional, Opinión, Cultura/Historia Popular. Ver más noticias e información en nuestra página. 190-BOLETIN Nº 190
Siguen las muertes en el mare Nostrum

Editorial: Después de que año tras año, los mismos desenlaces vienen acrecentándose, la Comisión de Exiliados Argentinos en Madrid, vuelve a publicar una editorial antigua pero vigente en cuanto a las razones del reclamo: ¿hasta cuándo debemos continuar ofreciendo esta criminal actitud? Este espectáculo de la Europa que llamamos  «civilizada» -pero vallada ante quienes piden auxilio y se ahogan- es digno de que quienes vivimos en Europa, le pongamos rostro a la vergonzosa talla humana de quienes nos gobiernan.
Se viven situaciones catastróficas que todos los ciudadano nos vemos obligados a presenciar. «Querer pero no poder» socorrer al inmigrante que, en situaciones extremas muere al intentar cruzar el Mediterráneo, podría entenderse, si nos convencieran de tal imposibilidad. Pero evidenciando la mezquindad inhumana, frívola y calculada de sus objeciones debemos reconocer que nos gobiernan unos auténticos defensores de la exclusión. JDB
“Inmigrantes a bordo. Todo a la deriva” Por Redacción CEAM.(12 de Mayo de 2011) Imagen: Justo D. Barboza.
La palabra “inmigrantes” no alcanza para nombrarles, para asignarles una categoría a esos seres humanos, a esas personas indefensas que escapan de un lado para otro en nuestro planeta tierra. En este planeta de todos. Expulsadas de un país, rechazadas en otro, tan indefensas en los países de donde se ven necesitadas de huir como en los países hacia adonde huyen. Con qué palabras designamos a quienes, abandonamos a su suerte, dejamos que sucumban en la travesía, o desoímos sus pedidos de socorro. Abandonarlos en el mar equivale a ajusticiarlos. Responsabilizarlos por el delito de tener miedo, de vivir en la miseria, soportar la violencia incesante, “Se lanzan al mar irresponsablemente”, es la criminal excusa. Qué palabra alcanza entonces para designarles. Para nombrarles. Porque así no hay organización nacional o supranacional que esté obligada a rendir cuentas.
Si no hay nombre tampoco hay cuerpo. La “civilización” ha logrado el prodigio de la disolución del nombre de un prójimo a quien deberíamos estar obligados a reconocer en su desesperación y auxiliarles ya mismo. Esos “otros” que carecen de nombre, que tienen la designación vaga de inmigrantes, pero que son indudables, que están ahí presentes en una soledad espectral, que se alzan y agitan sus brazos desde una patera. Que huyen y que el mar se los debe tragar. O que si alcanzan estas costas serán repatriados adonde sabemos que les reprimirán incesantemente. Subvertir la evidencia de esos “otros”, no querer ver ni oír su clamor, es relegarnos al espacio del espectador impávido, Responsabilizarnos como cómplices y, por lo tanto pervertirnos.
Reconozcamos que en este punto también a nosotros y a nuestros hijos nos puede tragar algo más infame que el hambre, la sed, la tormenta o el mar. No solo peligra el fundamento de todo lo que las organizaciones supranacionales deberían defender. Pueden acabar con el porvenir moral de la humanidad.
Por qué no confiesan que a todos nos quieren hacer naufragar, a los inmigrantes en el mar y a nosotros, fulminados por la ráfaga de la indiferencia.
Pero insistamos, “inmigrantes” es una designación aséptica, corroída y burocrática. Proferirla no nos implica. ¿Seremos capaces de defendernos aún con algún ejercicio de franqueza?  Inmigrantes no sirve, disparemos otros nombres, por ejemplo: “personas fáciles de anular”, que se entienda y se diga así, francamente, desvergonzadamente. Practiquemos. Debemos salvarnos de esa complicidad. Algunas palabras podrían todavía enrostrar la verdad.Comisión de Exiliados Argentinos de Madrid, 12 de mayo de 2011
Fuente: Impulsobaires.
http://www.impulsobaires.com.ar/nota.php?id=117075
Fuente original: The Guardian
http://www.guardian.co.uk/world/2011/may/08/nato-ship-libyan-migrants
CEA-Madrid 15 de Julio de 2019

1º de Julio 2019 Boletín Nº 189 de la CEAM. Imagen: La dictadura quema libros

Boletín Nº 189 de la CEAM. Para verlo sigue el enlace más abajo.
Secciones: Editorial de la Comisión de Exiliados Argentinos en Madrid, Leyes Reparatorias, Argentina, Juicios, España, Internacional, Opinión, Cultura/Historia Popular. Ver más noticias e información en nuestra página. BOLETIN Nº 189
Editorial: Venticuatro toneladas de fuego y memoria” Por Mempo Giardinelli (Nota del 26 de Junio de 2013)
Hoy, 26 de junio, hacen exactamente 33 años del día en que la dictadura ordenó quemar millones de libros del Centro Editor de América Latina.
Ese 26 de junio de 1980 está en la memoria más horrible de la Argentina y escribo esto pensando una vez más en todo el dolor que todavía nos deben.
Propongo recordar lo sucedido. Propongo que imaginemos aquel 26 de junio de aquel 1980. Día frío y gris, pero no llueve. La acción en Sarandí, partido de Avellaneda, provincia de Buenos Aires. A corta distancia de lo que entonces se llamaba Capital Federal, vemos que de un gran depósito sobre las calles O’Higgins y Agüero (hoy Crisólogo Larralde) entran y salen camiones cargados de libros. Son veinticuatro toneladas de libros. En silencio, suboficiales, soldados y policías vacían lentamente el depósito bajo las escrutadoras severas miradas de oficiales del Ejército Argentino, algunos muy jóvenes.
El depósito –un amplio galpón– y todos los libros pertenecen a la conocida editorial Centro Editor de América Latina, una de las más prestigiosas y originales casas editoras de libros del país y el continente, fundada y dirigida por Boris Spivacow, un respetado matemático de 65 años, hijo de inmigrantes rusos. Entre 1958 y 1966 había sido gerente general de Eudeba (la Editorial de la Universidad de Buenos Aires) y la había colocado en el pináculo de la consideración pública por sus colecciones de extraordinaria calidad y cuidado a precios populares. Hasta que la tristemente célebre Noche de los Bastones Largos, el 29 de julio del ’66, junto con centenares de profesores e investigadores, Spivacow fue forzado a abandonar Eudeba y la universidad.
Inmediatamente empezó a soñar con una empresa independiente y autosuficiente. Y así, con toda la experiencia acumulada, fundó la editorial Centro Editor de América Latina, que llegó a convertirse en una de las más fuertes editoriales del continente, y sus colecciones fueron formadoras de ciudadanía y fuente de conocimiento en todas las disciplinas.
Las fuerzas armadas de la época tenían a Spivacow, como se decía entonces, “marcado”. La supervivencia casi milagrosa de la editorial durante los primeros años de la dictadura tenía, por lo tanto, los días contados. Y el final fue ese día, ese 26 de junio del año ’80, en que llegaron las tropas en sus camiones y empezaron a cargar libros, paquete por paquete, y en sucesivos viajes llevaron 24 toneladas de cultura y conocimiento desde el depósito de Agüero y O’Higgins hasta un baldío que había entonces a muy pocas cuadras, en la calle Ferré, entre Agüero y Lucena.
Allí, una vez descargados los libros –posiblemente un par de millones de ejemplares– un valiente oficial habrá dado la marcial y ceremoniosa orden de prenderles fuego. “Procedan”, habrá dicho con firmeza y yo imagino que sin inmutarse, sin culpa alguna, sin siquiera darse cuenta de la atrocidad que cometía en ese instante miserable.
Así se quemaron esos libros, aquel 26 de junio de 1980, y con ellos se quemaron años de saber, de cultura, de investigaciones, de sueños y ficciones y poesías. Y se quemó una parte esencial de la Argentina más hermosa, incinerada por la Argentina más horrenda y criminal.
El expediente judicial –informan ahora amigas y amigos que han guardado intacta la memoria de esa jornada ominosa– dice que aquel día estuvieron presentes allí algunas personas de la editorial: el fotógrafo Ricardo Figueiras, Amanda Toubes, Alejandro Nociletti, Hugo Corzo y el propio Boris Spivacow.
Me cuesta imaginarlos, ahora. Pero no los veo llorando sino concentrados y serios, dignos y elocuentes en su silencio atronador. Los veo observando con dolor a las bestias de uniforme que cumplían esa orden infame que algún oficial de alta graduación, algún oscuro dictador habría dispuesto en algún oscuro lugar del poder. Pero no veo que ninguno de ellos baje o desvíe la mirada. Como si supieran que algún día y en una democracia, aunque plena de imperfecciones, esos libros amados iban a renacer de entre las cenizas.
Y eso es lo que sucede hoy, 26 de junio de 2013 y en Democracia: amigos de la Biblioteca Nacional informan que hoy por la mañana se hará el primer acto simbólico en el mismo lugar de la quema, ahí en Sarandí. Lamento estar tan lejos, pero simbólicamente voy a hacer con mi hija una casita de libros en el jardín de nuestra casa. Y le voy a explicar cómo es que el fuego destruye todo, libros incluidos, pero nunca puede destruir los sentimientos, el saber y la memoria.<
Fuente: Pagina 12
https://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-223045-2013-06-26.html
CEA-Madrid 1º de Julio de 2019

8 de Junio – Argentina: Libertad de expresión en peligro. Néstor Busso

https://www.alainet.org/sites/default/files/styles/imagen-principal-articulo/public/protesta_medios_comunitarios_sobre_exclusion_del_cabletv_640x480_-_farco.jpg?itok=vS1wQ9M2Imagen: FARCO
(Néstor Busso es Director de Radio Encuentro y ENTV, en Viedma y responsable de Políticas Públicas de FARCO.  Ex Presidente del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual).
Desde diciembre de 2015, con el gobierno del empresario Mauricio Macri, Argentina ha retrocedido dramáticamente en materia de Derecho a la Comunicación y Libertad de Expresión.
La versión oficial dice que este gobierno “garantiza la libertad de expresión como nunca antes”.  Ellos piensan y han dicho que la comunicación es una cuestión de mercado y por lo tanto han liberado al mercado el funcionamiento del sistema comunicacional. A eso llaman “libertad”.  Eso ha provocado una fuerte concentración en la propiedad y control de los medios de comunicación.>
Fuente: ALAINET

https://www.alainet.org/es/articulo/200282