13 de Septiembre – Un mazazo que obliga a priorizar la agenda social. Por Enrique de la Calle y Santiago Asorey

El peronismo perdió en 18 provincias, entre ellas, Buenos Aires. Un voto castigo que obliga al gobierno a trabajar sobre la agenda económica y social.
El triunfo del macrismo en casi todo el país marcó la noche negra del campo popular en el domingo de elecciones (el peronismo perdió en 18 provincias). Con el correr de los días habrá más posibilidades para profundizar sobre cuál fue el mensaje del pueblo argentino, que el Gobierno deberá recoger de cara a las complejísimas elecciones de noviembre.
Por lo pronto, algunos breves apuntes para pensar de cara a los resultados electorales. Señalábamos en el editorial de AGENCIA PACO URONDO por el primer año de la gestión de Alberto Fernández las graves dificultades económicas que enfrentaba el Gobierno nacional (y sufría el pueblo argentino), condicionado por la doble pandemia, la del coronavirus y la macrista, que dejó una fenomenal crisis de deuda externa. >
Fuente: Agencia APU
https://www.agenciapacourondo.com.ar/politica/alberto