2 de Febrero – Pinzas. Por María Laura Carpineta

Trump redobló el acoso económico sobre Maduro en procura de un triple efecto: respaldar a su pupilo Guaidó, potenciar las internas chavistas y perjudicar intereses petroleros de Rusia y China. Una remake de la “guerra fría” dirgida por expertos.
El reconocimiento diplomático fue la primera etapa y reavivó la confianza entre la oposición venezolana. Pero sin una intervención de fuerza extranjera, la respuesta final en este conflicto de poderes estaba en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y ésta cerró filas alrededor de Nicolás Maduro. Por eso, esta semana Estados Unidos pasó a una segunda etapa: asfixiar económicamente al gobierno venezolano lo suficiente para poner en jaque sus dos salvavidas financieros más importantes, Rusia y China.>
Fuente: Revista ZOOM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.