2 de Julio – «No se hagan los distraidos». Por Washington Uranga

En la tradición magisterial de la Iglesia Católica el derecho a la propiedad privada ha estado subordinado a la función social de los bienes desde fines del siglo XIX cuando así lo señaló el papa León XIII a través de su encíclica novarum.html» Rerum novarum  dedicada a analizar la situación de los obreros a partir de las nuevas condiciones derivadas de la industrialización. Más contemporáneamente, desde Paulo VI hasta el más conservador Juan Pablo II, los pontífices continuaron insistiendo en el mismo concepto. Para Francisco el tema ha sido central y permanente en sus mensajes. Doctrinariamente lo dejó establecido en la encíclica Fratelli tutti y en diversas ocasiones en las que se refirió a la cuestión social. >Fuente: Pagina 12
https://www.pagina12.com.ar/351710-no-se-hagan-los-distraidos