11 de Octubre – Por la llegada a Sudamérica de la ola mundial neofascista. Por Eduardo Febbro

Festejan los ultras europeos. La gran elección del misógino racista Bolsonaro en Brasil trajo “aire fresco” a la ultraderecha europea, según explicó uno de sus máximos exponentes, el italiano Salvini. Para Le Monde, con Bolsonaro “la democracia está amenazada”.
El odio es una inversión segura. La figura del fascismo y la grosería globalizada envueltas en el restaurado populismo marrón está cerca de su reconfiguración final  con una rama en América Latina, es decir, Brasil : Europa la tenía sólidamente constituida con el ex Frente Nacional francés de Marine Le Pen (hoy Reagrupamiento Nacional), con La Liga Italiana (en el poder), el Partido de la Libertad en Austria (FPÖ, en el poder), los delirantes del Brexit en Gran Bretaña, el AFD en Alemania (ingresó al Parlamento en 2017), los Demócratas de Suecia (terceros en las últimas elecciones con más de 18% de los votos), Vox en España, el Partido por la Libertad en Holanda (PVV) o Víctor Orban en Hungría. El autoritarismo vulgar también había llegado en 2016 al Sudeste Asiático, o sea, a Filipinas, luego de la elección del presidente Rodrigo Duterte. Después, con la victoria electoral del presidente norteamericano Donald Trump la expansión del la xenofobia consiguió su éxito más rotundo. Faltaba lo impensable para ampliar el sueño político más ambicioso de quien fuera el consejero más eficaz de la campaña electoral de Donald Trump, Steve Bannon: el surgimiento de un polo de extrema derecha a escala mundial e incrustado en el corazón del poder. Esto puede ocurrir si el candidato Jair Bolsonaro gana la segunda vuelta de las elecciones presidenciales brasileñas. >
Fuente: Pagina 12 desde París

https://www.pagina12.com.ar/147729-festejan-los-ultras-europeos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *