29 de Junio – Cacerolas y aviones. Por José Pablo Feinmann

La revolución porteña de 1810 pierde gran peso histórico y conceptual si se insiste en demostrar que el Plan de Operaciones que redactó Moreno no le pertenece. Nada de eso. El Plan está dominado y hasta poseído por el espíritu jacobino, extremo de su autor. Se sabe que la versión de la historia que ha sido hegemónica en este país prefiere recordar a Moreno como un abogado librecambista, el autor de ese panfleto unitario que es la llamada Representación de los hacendados, o como el fundador de la Gazeta de Buenos Aires y padre del periodismo argentino, cuyo sector agresivo y dominante no le hace hoy justa memoria, aunque están tramados por un idéntico desdén antipopular, soberbio y clasista. En fin, no vamos a polemizar otra vez sobre el brillante Moreno, pero en la parte económica del Plan propone una serie de medidas que sorprenderá a algunos neoliberales presentes y lamentablemente vigentes. Moreno propone hacer girar 500 millones de pesos en el centro del Esado para dinamizar la obra de la revolución. >>>
El Plan de Operaciones es el Qué hacer de Moreno. Pero nuestro ilustre jacobino no tenía espíritu popular. Quería un ejecutivo restringido para el que bastaban él y sus ilustrados amigos. Juan Bautista Alberdi, que sigue siendo nuestro mayor pensador político, expone todo esto en el tomo V de sus Escritos póstumos. >>>
Fuente: Pagina 12
https://www.pagina12.com.ar/273578-cacerolas-y-aviones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.