14 de Febrero – Stornelli, extorsión y empresariado nacional. Por Varios.

(Recomendado)
Introducción
En el caso de las denuncias por extorsión contra el fiscal Carlos Stornelli se pone en juego, junto a la persecución política judicial que deriva de la causa de los cuadernos fotocopiados, la polarización histórica latinoamericana entre autonomía y desarrollo o sometimiento y subdesarrollo de nuestras naciones.
Por E. Raúl Zaffaroni*. (para La Tecl@ Eñe)
Leo con asombro las noticias sobre el caso Stornelli. Se trata de una denuncia que involucra al representante del Ministerio Público que actúa en uno de los procesos más controvertidos y discutibles del momento. No sólo trasciende una extraña compulsión a prisiones preventivas selectivas respecto de los imputados que no se autoincriminan como arrepentidos, sino que sus consecuencias son inimaginables para el futuro de nuestra Nación.>
Fuente: La Tecla Eñe

https://lateclaenerevista.com/stornelli-extorsion-y-empresariado-nacional-por-e-raul-zaffaroni/

Más Información

La ruta del dinero Py. Ricardo Ragendorfer
El escándalo que involucra al fiscal Stornelli dejó al descubierto el lado oscuro de los tribunales. Antecedentes, tarifario y “brotes verdes” del lawfare.
El fiscal federal Carlos Stornelli resultó ser un abanderado de la denominada lawfare, tal como se le dice a la judicialización de la política. Y la causa de las fotocopias fue la gran oportunidad de le dio la vida.
Con el juez Claudio Bonadio ideó un sistema confesional basado en la delación asistida. Una mixtura entre el macartismo y la inquisición española a los efectos de encarcelar a todo imputado que no declare lo que ellos quieren oír. Así se originó el festival de los arrepentidos. Pero el fiscal habría tensado la cuerda extorsiva más de lo debido, extendiendo su voracidad procesal hacia la alimentación de presuntas cuentas bancarias a su nombre.>
Fuente: Revista ZOOM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.