16 de Marzo – Una invitación a revisitar el pasado desde las urgencias del presente. Por Cecilia Ceriani (4)

https://www.revistaharoldo.com.ar/img/notas/2021/03/pedagogia2.jpgLos primeros Espacios para la Memoria del país ya tienen más de quince años. En todo este tiempo, se fueron construyendo distintas estrategias para abordar el terrorismo de Estado con las infancias y juventudes. Estrategias que, necesariamente, debieron tener en cuenta la distancia temporal y emotiva con los acontecimientos: es posible que quienes hayan visitado alguno de los sitios en los últimos años hayan nacido incluso después de la recuperación de la ex ESMA. Hablamos sobre Pedagogía de la Memoria con trabajadoras y trabajadores de los Espacios para conocer cómo construyen un vínculo vital con esta etapa de la historia, cada vez menos reciente. Los proyectos de apertura de Espacios para la Memoria en la Argentina empezaron a gestarse a comienzos de los 2000. Las primeras iniciativas partieron de los ex centros clandestinos de detención Mansión Seré, en el Municipio de Morón, y Club Atlético, en CABA. Hoy suman más de 40, entre los ya abiertos al público y los próximos a inaugurarse. Más de quince años pasaron desde que estos lugares comenzaron a alojar el encuentro de les jóvenes con la historia reciente. Años en los que se construyeron estrategias y consensos sobre quiénes y cómo podían recorrerlos, en los que se modificaron los contextos y las referencias para construir memorias y elaborar sentidos en torno a los ex centros clandestinos de detención, tortura y extermino.>
Fuente: Revista Haroldo
https://www.revistaharoldo.com.ar/nota.php?id=589