17 de Agosto – Hoy hace 169 años, fallece en el exilio el General José de San Martín. Y fin.

 Los últimos años de un notable exiliado. Por Felipe Pigna
El general que había liberado medio continente, vivía en su exilio europeo de la renta que le producía el alquiler de una casa en Buenos Aires y de la solidaridad de algunos amigos como el banquero Alejandro Aguado, quien lo ayudó a comprar una casa en Grand Bourg a siete kilómetros de París y le aseguró una vejez tranquila cediéndole parte de su fortuna, según lo cuenta San Martín: “Esta generosidad se ha extendido hasta después de su muerte, poniéndome a cubierto de la indigencia en lo porvenir”. Hacía tiempo que los gobiernos de Argentina, Chile y Perú no le pagaban puntualmente sus pensiones.
Así describía San Martín su vida en Francia: “Paso, en la opinión de estas gentes, por un verdadero cuáquero; no veo ni trato a persona viviente; Ocupo mis mañanas en la cultura de un pequeño jardín y en mi pequeño taller de carpintería; por la tarde salgo a paseo, y en las noches, en la lectura de algunos libros y papeles públicos; he aquí mi vida. Usted dirá que soy feliz; sí, mi amigo, verdaderamente lo soy. A pesar de esto ¿creerá usted si le aseguro que mi alma encuentra un vacío que existe en la misma felicidad? Y, ¿sabe usted cuál es? El no estar en Mendoza. Prefiero la vida que hacía en mi chacra a todas las ventajas que presenta la culta Europa.” >

Fuente: El Historiador
https://www.elhistoriador.com.ar/los-ultimos-anos-de-un-notable-exiliado/

Relacionado

   Imagen: San Martín en Boulogne-Sur-Mer, por Antonio Alice.
Estudio sobre San Martín (1912-1915)
Obra: San Martín en Boulogne-Sur-Mer (Instituto Bernasconi)
«Mirando al suroeste» Contiene texto sobre la imagen y su realizador.
Pero antes de realizar el cuadro de “Los Constituyentes» había pintado al Libertador en Boulogne Sur Mer.  Leyendo y meditando, mi pensamiento iba reconcentrándose en una visión de la vida del General San Martín allá en su armoniosa soledad de prócer.
Expuse mi idea a ese hombre superior que fue Joaquín V. González, padre espiritual mío, amigo dilecto que me honraba con su gran amistad. González me infundió ese verdadero entusiasmo que sabía dar con sus sabios consejos a la juventud. Me incitó a dar comienzo a tal empresa artística, en el modo como yo la sentía”. Al efecto, para realizar esa obra, tuve que vencer obstáculos difíciles, arrostrando sacrificios. Tuve que instalarme en el mismo ambiente donde vivió y murió nuestro gran héroe.>
Fuente: ARSOMNIBUS
http://arsomnibus.blogspot.com/2009/06/alice-x-alice-san-martin-en-boulogne.html
El fallecimiento
Muerte del Gran Capitán Estando en París Felix Frías(1) resolvió visitar a su amigo José de San Martín en su residencia de Boulogne-sur-Mer. Dejó el siguiente relato:
“Cumplo hoy con el doloroso deber de comunicar al Mercurio la más triste noticia que pueda transmitirse a las repúblicas de la América del Sud, la muerte del general don José de San Martín. En la noche del 17 salí para el puerto de Boulogne, acompañado por un compatriota, con el objeto de visitar al ilustre enfermo, cuya salud se hallaba en estado alarmante, como anuncié usted el mes pasado. En la mañana del siguiente día supimos la noticia de su muerte, acaecida el mismo día de nuestra partida. Don Mariano Balcarce, esposo de la noble hija del General, nos refirió, con el corazón destrozado por el dolor y bañados los ojos en lágrimas, sus últimos momentos.
Fuente: La Gazeta
https://www.lagazeta.com.ar/san_martin_su_muerte.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.