Archivo de la categoría: Exilios

14 de Enero – Las cartas del Capitán y el Mundial. Por Hugo Soriani

El tercer gol de Mario Kempes. Dibujo de REP (Fuente: REP)
El mundial de fútbol de 1978 despertó en mi padre, el Capitán Soriani, un interés y una pasión solamente comparable a la que sentía por su amado River. Fue, además, una manera de tender un puente conmigo, ya que en aquellos años nuestras diferencias políticas habían enfriado una relación que había sido muy intensa y amorosa. El fútbol seguía uniéndonos y el Capitán siempre estuvo a mi lado en aquellos años de cárcel y privaciones. Cuando ambos notábamos que el diálogo se complicaba en los temas que nos separaban, rápidamente íbamos a los temas deportivos que nos unían. Ninguno de los dos quería herir al otro y ambos sabíamos cuando terminar con las discusiones que nos dividían.
Ahora, a mi regreso de Qatar, luego de haber disfrutado junto a mi hijo varios partidos del campeonato mundial, repaso las cartas de mi padre de ese año 78 y encuentro párrafos que vuelvo a leer conmovido una y otra vez.
En su carta del 17 de junio del 78 dice el Capitán; >>>Esperé que terminara con las entrevistas y con cierto pudor, me acerqué y toqué su hombro. “El Matador” se dio vuelta y mientras me sacaban una foto a su lado, le relaté rápidamente la historia. Rodeado de fans, de micrófonos y de cámaras que se peleaban por obtener su imagen, Mario Kempes no dudó en abrazarme y, mientras lo hacía, me dijo al oído: “Flaco, que hermoso lo que me contaste. Entonces esa tarde no hice dos goles. Hice tres.”
Fuente: Pagina12
https://www.pagina12.com.ar/515628-el-tercer-gol-de-mario-kempes

7 de Enero – Cuentos de los años felices, de Osvaldo Soriano. Por Mario Goloboff

Imagen: “El Negro de París” Cubierta del libro
Estos relatos eran algo más que, como lo declaraba Osvaldo Soriano en su presentación, pantallazos “sobre la infancia”: “Si no recuerdo mal el primero fue sobre un viaje por la Patagonia que evoca la guerra de Malvinas. Lo publiqué en PáginaI12 y como a mis amigos les gustó y me lo hicieron saber, escribí varios más en los que indefectiblemente mi padre se impuso con las tristes y desopilantes experiencias que tuvo a su paso por este mundo”.
Soriano nació en Mar del Plata y vivió allí hasta los 3 años. Su padre trabajaba en Obras Sanitarias, por lo que sufrió muchos traslados: pasó los primeros años de su infancia en San Luis, vivió luego en Río Cuarto, hasta llegar a Cipolletti, y transcurrir allí la  adolescencia. La Patagonia fue el lugar y el período que con más cariño recordó siempre, como lo testimonió. El libro se publicó en el año 1993. Está dividido en tres partes, cuyos títulos reflejan los grandes amores de su vida: “En nombre del padre”, “Otra historia” (la de la Argentina, atravesada por el peronismo), “Pensar con los pies”. La primera, que, en realidad, cubre el sentimiento de todo el libro, va encabezada por unas palabras: “Empecé a escribir estos relatos sobre la infancia sin saber que mi padre iba a convertirse en el protagonista. /…/ Muchos lectores me preguntan si era tal como lo cuento ahora. Claro que sí. Ya lo dice un personaje de Armando Discépolo: “Hijo, si vos lo soñaste, yo lo viví”.>
Fuente: Pagina12 (Una nota de Julio 2018)
https://www.pagina12.com.ar/131323-cuentos-de-los-anos-felices-de-osvaldo-soriano

28 de Diciembre – La maleta de Walter Benjamin. por Marisol García Walls- enero 17 de 2018

tarjeta.jpg Imagen: Tarjeta de la biblioteca de Walter Benjamin en París,  tomada del blog In praise of copying
La noche del 26 de septiembre de 1940, poco antes de las diez, Walter Benjamin colocó su maleta sobre la cama ajena del hotel y contempló sus pocas pertenencias. Un reloj de oro. Seis fotografías. Un visado expedido en Marsella. Una pipa y un par de lentes. Una radiografía. Un número indeterminado de cartas, revistas, y papeles, entre los que se encontraba el manuscrito en el que había estado trabajando antes de su muerte. Había también algo de dinero, pero no mucho. Sólo lo suficiente. Tal vez, incluso, un poco menos.
El filósofo y crítico literario debió haberse sorprendido entonces. Debió haber pensado que a eso se reducía su vida. Tal vez pensó que era poco. Sorprendentemente poco.  Todo cabía dentro de un portafolios rectangular de piel negra; una maleta, por lo demás, completamente anodina. Después de suspirar, la recargó sobre el papel tapiz que cubría la pared, que ya se abombaba en la esquina por la humedad.
Se recostó sobre la cama y, contra su costumbre, subió los pies sin quitarse los zapatos. Respiró hondo y miró por última vez el reloj. Quizás su pensamiento volvió de nuevo sobre los contenidos de su maleta. O quizás no: pudo haber tenido preocupaciones más urgentes. Cerró los ojos.
Nunca más volvió a despertar…
Fuente: Cecli Revista
https://ceclirevista.com/2018/01/17/la-maleta-de-walter-benjamin/

23 de Diciembre – El relato de Hernán Casciari que emocionó a Lionel Messi

Hernán Casciari escribió un relato que emocionó al propio Lionel Messi (Télam/AFP) En Perros de la calle, con Andy Kusnetzoff 
La Pulga reveló que con Antonela Roccuzzo se emocionaron tras escuchar la lectura del escritor argentino. «Nos pusimos a llorar los dos porque es algo muy cierto, muy emotivo”, contó.
El escritor Hernán Casciari compartió una reflexión titulada «Messi y su valija», que emocionó hasta las lágrimas al propio Lionel Messi. “Antonela me lo mostró. Nos pusimos a llorar los dos porque es algo muy cierto, muy emotivo”, contó la Pulga.
El texto que compartió Casciari reflexiona sobre todo lo que atravesó el capitán argentino desde las inferiores del Barça hasta su consagración con el campeonato mundial alcanzado el domingo, destacando cómo nunca perdió su esencia.>>>
Anto me mostró lo de Hernán, lo que escribió, lo que contó, cómo la contó. Y la verdad que fue impresionante. Nos pusimos a llorar los dos porque es algo muy cierto lo que cuenta, muy emotivo. Y nada, quería mandarles un saludo y agradecerles a los dos. Decirles que lo escuchamos, nos emocionamos, nos hicieron llorar y quería que lo sepan. Les mando un abrazo grande por ahí”, agregó el crack rosarino.>>>
El relato completo de Hernán Casciari sobre Lionel Messi
Fuente: Pagina12
https://www.pagina12.com.ar/510355-el-relato-de-hernan-casciari-que-emociono-a-lionel-messi

9 de Octubre – La ultraderecha antiperonista. Por Jorge Aleman

La presidenta Ayuso de la comunidad de Madrid por el Partido Popular (PP) e icono en alza de la ultraderecha, ha renovado su mantra. Quedando ya extenuada la referencia castrobolivariana con la que suelen atacar a la coalición Sánchez-Podemos ahora se ponen al día con el peronismo como su gran insulto. «No quiero que el peronismo de este gobierno arruine a España» dice la Ayuso a los gritos donde la quieran escuchar.
Es todo un cambio de época. Cuando llegué a España en el 76 los compañeros del PC aún sin legalizar, tenían graves problemas con nosotros, la izquierda chilena era traducible y la uruguaya también pero nuestro «peronismo revolucionario» era un oxímoron incomprensible. Refrendado por sus repetidos datos históricos: la elección de Perón por España, el viaje de Eva, incluso las ayudas económicas, que en cambio el pueblo español de entonces aún no olvidaba y siempre agradecía.>>>La cosa se ponía difícil para explicar a los teóricos de izquierda el peronismo, pero eso no les impidió solidarizarse con nuestro exilio.>
Fuente: Pagina12
https://www.pagina12.com.ar/488207-la-ultraderecha-antiperonista

14 de Septiembre – Cantar libertad: cuando la voz de Mercedes Sosa volvió del exilio. Por Carolina Santos y Silvia Arcidiacono

La Negra volvi al pas en la pleniitud de sus 46 aos Fueron trece noches para 32500 privilegiadosSu último recital en el país había sido en 1978, en La Plata, noche en que terminó detenida. Al año siguiente, muy a su pesar, dejó la Argentina para radicarse en Europa, primero en París y luego en Madrid. El regreso, con toda la gloria, se dio entre el 18 y el 28 de febrero de 1982, en trece recitales que quedaron eternizados en un álbum icónico, «Mercedes Sosa en Argentina».
Para cuando empezaba a asomar la primavera del año 1982, el disco “Mercedes Sosa en Argentina” ya había trepado al podio de los álbumes más vendidos de la Argentina, título que ostentaría por un buen tiempo, y que marcaría un antes y un después en su carrera.
No era para menos. Se trataba del álbum que había grabado en vivo durante sus presentaciones en el Teatro Opera de aquel año, en el que volvió del exilio para reencontrarse con su pueblo, cuando aún imperaba el terror de la dictadura cívico-militar.
En efecto, hace 40 años, nuestra máxima representante del folklore, a sus 46 años, volvía a los escenarios argentinos, un disco de ella volvía a las bateas, y es también el momento en que se acercaba por primera vez al rock. >
Fuente: Agencia TELAM
https://www.telam.com.ar/notas/202209/604759-mercedes-sosa-regreso-exilio-opera-recitales.html

23 de Agosto – El retorno de los padres fue el destierro de los hijos. Por Sebastián Kohan

RECOMENDADO 
Agradecemos la colaboración de Justo Barboza.
Un día, ya creciditos, nos tocó a los hijos e hijas de exiliados contar nuestra vida y nuestra historia, y no supimos cómo despegarnos de la historia de nuestros padres. Nos pasaron la mochila con todas las piedras adentro.
Mi madre, chilena, era una joven periodista que trabajaba al lado de Salvador Allende durante sus años de gobierno. Un día, después del golpe, se encontró en un calabozo, a la noche la soltaron de milagro y al día siguiente estaba en el aeropuerto saliendo hacia Buenos Aires.
Esa tarde de septiembre en que caminaba por el asfalto del Arturo Merino en dirección al avión que la sacaría del país, cuenta ella, avanzaba en estado de shock. No entendía lo que estaba pasando, no podía procesar la gravedad de la situación, pero avanzaba estoica hacia el avión. En un momento, en la mitad del eterno trayecto se le ocurrió la pésima idea de mirar hacia atrás y vio la imagen que la perseguiría durante toda su vida: la de su madre llorando. En ese momento mi madre se convirtió en estatua de sal. La vida se puede reinventar en cualquier parte, pero lo que quedó lejos, quedó lejos. La distancia formará parte de la vida de todo aquel que un día se fue. El exilio es una cárcel eterna. Es un castigo infinito. De la partida no hay retorno. Hay cosas parecidas, hay regresos parciales, hay algunos encuentros, pero retorno nunca. Tras el más mínimo distanciamiento, el punto cero desaparece. >
Fuente: The Clinic
https://www.theclinic.cl/2022/08/13/retorno-padres-destierro-hijos/

 

10 de Agosto – Queridos chicos hijos. Por Lucía Dorin

RECOMENDADO Fotos Archivo personal Lucía Dorin
Queridos Clara, Pedro y Theo:
No solemos escribirnos cartas entre nosotros, es cierto, tampoco mails. Sin embargo, las cartas son, para mí, imprescindibles. Fueron una de las formas posibles de comunicarme con mis padres durante mucho tiempo. Cuando mi mamá y yo salimos de Argentina, hubo cartas a papá, a los abuelos, a Graciela y María. Cuando volvimos a Argentina, las cartas fueron entre papá y yo, casi la única forma de comunicarnos. Y cuando volvía a París, mamá y yo nos carteábamos. Por eso, quería enviarles una carta a ustedes, para contarles algunas de las cosas que pasaron a partir de esos tiempos de exilio.
Como ya saben, leer siempre fue mi pasión. Cuando descubrí la lectura, la individual, ya vivíamos en París. Y aprendí a leer con libritos en francés. Astérix, Le petit prince El principito y muchos otros cuentos, que me traía el Bambo, el compañero francés de mi mamá. Los libros siempre estuvieron en casa, porque el abuelo tenía la librería y siempre me contaban cuentos. En Barcelona, hubo menos libros. Si no había libros, mi mamá inventaba historias, o las escribía. Ustedes la conocen bien.
Entonces, descubrí la lectura en francés. Antes, en el jardín, los chicos me habían enseñado un montón de palabras. Hacían un dibujo en el pizarrón y me hacían repetir como sonaba en su idioma. Era divertido, y me encantaba aprender jugando. Me acuerdo bien de todo eso. Como en un film una película, o una pintura. A veces me pregunto por qué escribo y no pinto. En cambio, de cómo hablé catalán, no me acuerdo nada. Las causas pueden ser muchas, pero cuando con mamá nos subimos al barco con destino a Barcelona, yo era chiquita y todavía estaba asimilando el español.
Todo fue rápido en Barcelona, aprender, convivir con mucha gente, recibir visitas de Argentina, crear lazos de familia. Por supuesto, ya estaba la tía Marcia, pero también Paula, Claudita, Abel, y muchos amigos que se amuchaban, como en una cofradía frente al desamparo, que no se terminaba de disimular.>
Fuente: Revista Haroldo
https://www.revistaharoldo.com.ar/nota.php?id=714

3 de Agosto – Historias de expulsados por la dictadura en «Partidos, voces del exilio»

«La experiencia del exilio no puede desligarse de lo que ha significado para cada uno de quienes lo hemos vivido y, en este sentido, el registro documental nos acerca a la vida narrada por sus propios protagonistas de manera directa», dijo la realizadora Silvia Di Florio.
«Partidos, voces del exilio», de Silvia Di Florio, se estrena este jueves en salas con una historia documental sobre exiliados en España durante la última dictadura militar.
«La experiencia del exilio no puede desligarse de lo que ha significado para cada uno de quienes lo hemos vivido y, en este sentido, el registro documental nos acerca a la vida narrada por sus propios protagonistas de manera directa», dijo la realizadora.
A lo largo de la cinta donde Héctor Alterio participa como narrador e intérprete y que a partir del jueves 11 de agosto y por ocho semanas estará en Cine.ar, Di Florio no solo apela a los testimonios de quienes tuvieron que abandonar el país por la represión, sino, también, a los hijos de ellos, muchos de los cuales se quedaron en España.>
Fuente: Agencia TELAM
https://www.telam.com.ar/notas/202208/600439-historias-de-expulsados-por-la-dictadura-en-partidos-voces-del-exilio.html

6 de Abril – Sin tregua. María Seoane

Ocurrió una tarde en que la temporada de lluvias se había anticipado para parir el invierno en la Ciudad de México. Era abril de 1982, a pocos días del comienzo de la guerra lanzada por la dictadura para recuperar nuestras islas Malvinas. El dictador Leopoldo Galtieri tardaría poco, entre whisky y whisky, en vociferar y mentir una vez más que estábamos ganando esa batalla en el Atlántico Sur contra el ejército inglés de la neoliberal Margaret Thatcher y sus aliados de la OTAN. >>>Nada más parecido a una tregua que el exilio. En la sala de espera del jefe de editoriales, Miguel Ángel Granados Chapa, escuché por primera vez el vozarrón sentencioso de David Viñas, desesperado como yo en dejar sentada su oposición furiosa contra la guerra de los dictadores. “Los años que vivimos en peligro no fueron los de la lucha revolucionaria; son los de la derrota”, dijo Viñas, como una sentencia bíblica (era la manera en que solía encarar las definiciones históricas, contundentes como la invención de Dios), mientras esperábamos en una antesala del diario. Era la primera vez que lo veía. Y no sé si por la fascinación de su estampa, de sus certezas, de mi recuerdo, del amor por su obra, coincidimos en oponernos juntos en los debates dentro de la colonia argentina a esa guerra que considerábamos hija de la derrota de nuestra generación y de los intentos de perpetuación de la dictadura. Nunca nos pondríamos del lado del “nacionalismo berreta y tardío”, como bautizó David la pulsión de parte del exilio argentino en apoyar esa guerra de los dictadores.>>>
>>>Y desde ya, meses después, ante la confirmación de la segura derrota en Malvinas, pudimos también confirmar que la tregua era una ficción, como la novela. Como lo fue para nuestros hombres y mujeres que pelearon en las islas heladas del sur, como lo fue para nuestro pueblo cuando tuvo que contar los muertos y soportar el peso material de esa aventura trágica. Como lo fue para un puñado de mujeres heroicas que además de ser hostigadas fueron invisibilizadas y olvidadas.>
Fuente: Caras y Caretas
https://carasycaretas.org.ar/2022/04/01/sin-tregua/