18 de Abril – El gran tero. Por Marta Riskin.

Marta Riskin afirma que la exposición al aparato comunicacional monopólico reduce la conciencia crítica e incrementa los niveles de indiferencia hacia la violencia institucional pese a lo cual cada vez que los mensajes de los monopolios han enfrentado convicciones profundas ha quedado demostrada su ineficacia.
El arsenal de supervivencia de los seres vivos incluye adaptaciones físicas y conductuales. Bellas como los ojos felinos sobre las alas de la Caligo o el camuflaje vegetal de la Atheris hispida, tan simple como un rugido o sofisticada como la danza de armiño.
Ninguna argucia animal ha afectado jamás el equilibrio de la naturaleza.
No existe loro barranquero ni mono con navaja que se apropie de bienes (alimentos, agua, combustibles, hábitat) que no necesita consumir.
Un detalle superado con creces por la especie humana y no precisamente por talento, sino por la escala de aplicación de similares artilugios.
En palabras de Kropotkin, la biología no justifica tamaña estupidez.
Civilizaciones y culturas establecieron linajes, mitos de pedigrí y distopías ficcionales.
Calcas, Sun Zi, Maquiavelo, Von Clausewitz juzgaron “razones suficientes” poseer fuerzas y recursos para perpetrar guerras y saqueo y, en los esfuerzos para validar los privilegios de grupo, la lógica de la selva implantada por Charles Darwin (para gloria del imperio británico) representó un salto epistemológico.
Las supremacías biológicas o culturales de liberales como Herbert Spencer, nazis como Ernst Haeckel y, con el indudable auxilio de las ciencias cognitivas de los meritocráticos posmodernos, instauraron teorías y estereotipos coherentes con la transformación del espíritu y la creatividad humana en mercancía.>
Fuente: Pagina 12

https://www.pagina12.com.ar/108905-el-gran-tero
Comentario al dicho popular sobre el tero.
«Tener mas agachadas que un tero».
El tero, pequeña ave zancuda de fina estampa, es un animal característico de nuestras tierras que suele anidar sobre el suelo raso. Tiene el hábito de emitir sonidos en diferentes lugares, cercanos a su nido, para desorientar a los depredadores. Posee un modo llamativo de caminar, durante el cual parece renguear y agacharse, de donde se ha tomado el concepto que incluye la frase. “Tener más agachadas que un tero” alude a que una persona no es digna de fiar, pues de manera constante apela a trampas, mentiras y argumentos falsos con fines egoístas o maliciosos.>
Autor: Sergio
Fuente: Signifacdo y origen de expresiones famosas
https://www.pagina12.com.ar/108905-el-gran-tero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.