26 de Marzo – ¿Por qué les dicen horas muertas? Por Juan Forn

En el bombardeo de mails y wasaps cotidiano veo muchos de sitios donde descargar libros gratis –además de algunos miserables que ofrecen libros con descuento. Libros, muebles, zapatillas, lo que sea, ¡incluso pasajes! ¡Aproveche nuestra oferta hoy! Increíble. No hablemos ya de viajar, pero ¿hay alguien aprovechando estos días para comprarse un sofá, un freezer, una caja fuerte?>>>
Lo que me lleva a pensar en algo que venía rumiando hace tiempo: qué loco que cuando los libros están en el estante de la biblioteca, de canto, pierden parte de su efecto. Con sólo sacarlos del estante y dejarlos apoyados en la mesa alcanza para que empiecen a irradiar más energía. Y si los abrimos, apenas abrirlos y leer una frase al pasar, ya está: ya empiezan a cumplir plenamente su función. Así como se airean las frazadas después de tenerlas todo el verano en el fondo del placard, así deberíamos airear los libros que tenemos en casa: aunque sea de a uno o de a dos. Y al pasar caminando a su lado, abrirlos y leer una frase cualquiera, como quien lee su horóscopo en el diario.>
Fuente: Pagina 12
https://www.pagina12.com.ar/255304-por-que-les-dicen-horas-muertas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.