18 de Octubre – El último 17. Por Negro Nasif

http://www.elotro.com.ar/wp-content/uploads/2019/10/72563577_2901128433283926_813927870601625600_o-1024x670.jpgImagen 1: Negro Nasif por Coco Yañez
 Imagen 2: Allí está la escena que parece extraída de un drama cinematográfico: Evita con su cuerpecito frágil y enfermo saludando a la multitud, sostenida por las manos protectoras de un Juan Domingo Perón notoriamente triste, con la mirada en el vacío.http://www.elotro.com.ar/wp-content/uploads/2019/10/72584621_2901128336617269_4883186406039486464_o.jpg
Hay una parábola histórica entre el parto público del peronismo y la muerte de su Capitana. El 17 de octubre de 1951, seis años después de la “sublevación del subsuelo de la Patria”,  Eva Duarte de Perón pronunció desde el balcón de la Casa Rosada uno de los discursos clave que prefiguraron la narrativa épica de la Evita eterna. Casi siete décadas después, EL OTRO dialogó con Roberto Alfredo Casale, hijo del fotoperiodista que tomó la imagen emblemática de aquella jornada en que también se produjo la primera transmisión de la televisión argentina.
Si existe el azar, la síntesis de esta nota es una de las más gratas coincidencias de la historia de EL OTRO. El periodista y amigo Manuel Corominola, que –vaya causalidad- cumple años hoy, nos comentó hace algunos días que un primo que vive en Buenos Aires vendría al festejo con una perla entre las manos: una de las últimas fotografías que le tomaron a Evita en un acto público.
Este miércoles fue el encuentro de la cámara de nuestro reportero Coco Yañez con el legado de Roberto Casale, padre de Roberto Alfredo, el primo de Manuel que nos prestó por unos minutos el conmovedor documento gráfico original que hoy publicamos, luego de sacarlo de una bolsita de nylon.>
Fuente: El Otro
http://www.elotro.com.ar/el-ultimo-17/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.