26 de Marzo – Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia

Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia
24 de Marzo 1976/2019
A 43 años del golpe civico militar en Argentina
30.000 compañeras y compañeros desaparecidos
¡PRESENTES!
ACTO EN MADRID Domingo 24 de Marzo 18 horas La Morada Arganzuela Fernando Poo 4, Madrideclaración

Declaración  Conjunta 24 de marzo de 2019
Cada 24 de marzo, los argentinos y argentinas  nos reunimos allí donde estemos, convocados por la necesidad de no olvidar el  sangriento golpe cívico militar que interrumpió el mandato de un gobierno constitucional. Interrupción que difícilmente podía concretarse  solo con la acción las Fuerzas Armadas. El golpe contó con el apoyo de sectores de la sociedad civil ,como  los grandes grupos  económicos , la jerarquía de la iglesia, los  partidos políticos tradicionales (cuyas respuestas oscilaron  entre el silencio y la aceptación), la prensa, como altavoz auspicioso, y  una justicia sorda a los angustiosos reclamos de de la ciudadanía.
Fue un  hecho trágico que rompió el tejido social e instauró una política económica  neoliberal  a  favor de sectores exportadores y financieros. Como escribió Rodolfo  Walsh en su Carta a la Junta Militar: “En la política económica de este  gobierno debe buscarse la explicación de sus crímenes…” Y el crimen que singularizó a la dictadura de 1976 fue  la   desaparición  sistemáticas  de personas: 30 000 desparecidos, en su mayoría trabajadores y estudiantes, jóvenes de entre 16 y 30  años. El Estado terrorista se adueñó de la vida de la víctima y pretendió borrar todos los signos que dieran  cuenta de ella: su nombre, su historia y hasta su propia muerte.  El accionar represivo   abarcó también  la desaparición de bienes culturales y simbólicos. Poetas, educadores, periodistas, intelectuales, igualmente perseguidos y desaparecidos.►

La llegada de la democracia en diciembre de 1983 trajo consigo avances en materia de derechos humanos.
El gobierno de Raúl Alfonsín inició los juicios por delitos de lesa humanidad, que más tarde, durante las presidencias de  Néstor Kirchner y Cristina Fernández se constituirían  en políticas de Estado de referencia mundial .
Con la victoria de Mauricio Macri en las elecciones de 2015  se inicia  un período de gobierno conservador neoliberal que impulsa atropellos peligrosos contra las políticas de memoria, verdad y justicia. Hoy asistimos a la degradación del Estado de Derecho, y consideramos que es nuestro deber denunciarla.
En Argentina, se está realizando el  uso indebido de instrumentos jurídicos para perseguir al adversario político. Sectores del Poder Judicial, combinados con amplia cobertura mediática, avanzan contra los derechos políticos de dirigentes opositores. Es una estrategia común a toda la región, la vemos desplegada en Brasil, Ecuador y Argentina contra los expresidentes  Correa, Lula y Cristina Fernández de Kirchner.
El gobierno no   solo ha intentado designar por decreto, de manera ilegal, a   miembros de la Corte Suprema de la Nación , sino que también presiona, destituye y traslada a  magistrados cuyos fallos molestan al Poder Ejecutivo.
La política de seguridad iniciada el 10 de diciembre de 2015 se basa en los programas extranjeros denominados “Nuevas Amenazas “, y consiste en dejar de lado la seguridad ciudadana y reemplazarla por los ejes de Seguridad Nacional y Orden Público.
Con este accionar, la represión  alcanzó niveles excepcionales, como sucedió  con la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, y de Rafael Nahuel, ambos hechos vinculados a operativos de las fuerzas de seguridad
La  criminalización de la protesta social tiene a Milagro Sala como caso sin precedente en la jurisprudencia argentina. Esta dirigente de la provincia de Jujuy  se encuentra  desde hace más de 3 años con prisión preventiva, acusada del delito de “ tumulto “ .Existen 13 causas judiciales contra Sala , con graves arbitrariedades. En 2016 la ONU calificó la detención de Sala como arbitraria y exigió su liberación, el gobierno hizo caso omiso y ella sigue presa.
Se ha abusado de la prisión preventiva como pena anticipada sin condena, exfuncionarios del gobierno anterior están presos porque un juez federal argumentó que debido a  “lazos de poder residuales “ todo ex funcionario  “puede entorpecer el avance de una causa “. Un criterio opuesto al de la Corte Interamericana de Derecho.
Ante este retroceso, manifestamos nuestra preocupación, pero también nuestra firme voluntad de luchar con la convicción de que  sin Estado de Derecho no hay Democracia. Y porque con esta lucha seguiremos honrando a los que hoy no están.
Madrid 24 de Marzo de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.