21 de Diciembre – Un 23 de Diciembre de 1951 fallecía en Buenos Aires Enrique Santos Discépolo, es “Discepolín”. “Yo no lo inventé a Peron ni a Eva…”

Discépolo, el mártir espiritual del peronismoLa vida lo golpeó de pequeño, en 1906 murió su padre y en 1910 su madre, por eso dijo: “Tuve una infancia triste. Yo nunca pude decir aquellos de “cachurra monta la burra” ni hallé atracción alguna en jugar a las bolitas o a cualquiera de los demás juegos infantiles. Vivía aislado y taciturno. Por desgracia no era sin motivo. A los cinco años quedé huérfano de padre y antes de cumplir los nueve perdí también a mi madre”
En tanto Tania dijo en un reportaje, sobre la niñez de Discépolo: “No había jugado nunca, ni a las bolitas, ni tuvo una bicicleta, porque estaba con unos tíos muy ricos que lo vestían de payaso todos los días… Le ponían el esmoquin, la corbatita para cenar y eso a él le dolía mucho. Enrique empezó a jugar y a hacer cosas de chico cuando me conoció. Nunca tuvo una bicicleta. No porque fuera pobre…, es al revés. El pobre era el hermano.”
>>> Pero el hostigamiento a su figura continuará de manera implacable al ingresar a un restaurante fue silbado, en tanto hasta el candidato presidencial de la UCR Balbín, lo cita en un discurso para criticarlo.
Discépolo le contesta al día siguiente:
“… yo no lo inventé a Perón, ni a Eva Perón. … los trajo la ausencia total de leyes sociales que estuvieran en consonancia con la época. Los trajo tu tremendo desprecio por las clases pobres a las que masacraste, desde Santa Cruz hasta lo de Vasena, porque pedía un mínimo respeto a su dignidad de hombres y un salario que los permitiera salvar a los suyos del hambre. Sí, del hambre y de la terrible promiscuidad de sus viviendas en las que tenían que hacinar lo mismo sus ansias que su asco. No. Yo no lo inventé a Perón ni a Eva Perón. ¡Vos los creaste! Con tu intolerancia. Con tu crueldad. Con la misma crueldad aquella del candidato a presidente que mataba peones en su ingenio porque le pisaban un poco fuerte las piedritas del camino a la hora de la siesta.
Fuente: Contrainfo
http://www.contrainfo.com/13934/enrique-santos-discepolo-es-discepolin/

Relacionado
El Aguinaldo cumplió 72 años. Por Araceli Bellotta.
El 20 de diciembre de 1945, el gobierno del general Edelmiro Farrell anunció la firma del Decreto Ley 33.302, estableciendo que “todos los empleadores que ocupen empleados u obreros están obligados a pagarles el 31 de diciembre de cada año a partir del actual inclusive, un sueldo anual complementario por lo menos”. La disposición extendió a casi todos los trabajadores el beneficio de las vacaciones pagas, aumentó las indemnizaciones por despido y creó, además, el Instituto Nacional de las Remuneraciones con el objetivo de implantar el salario vital mínimo, sueldos básicos e intervenir en la fiscalización del pago del aguinaldo que en esa ocasión tuvo como plazo el 7 de enero de 1946. >
Fuente: El Presente de la Historia
http://presentedelahistoria.com/el-aguinaldo-cumple-72-anos/

“Yo no lo inventé a Peron ni a Eva Peron la milagrosa” (Varias emisiones radiales de “Mordisquito”)
https://www.youtube.com/watch?v=axAv2yXcnHc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *