20 de Febrero –  Se acabó lo que se daba. Episodio #21 de las «Memorias de un niño peronista», de Teodoro Boot.

lonardi-aramburuDe alguna manera, el viaje de Perón a Panamá, la caída de Lonardi y la muerte del padre de los Pérez García parecían estar relacionados, pero a medida que lo fui pensando mejor, me di cuenta de que no podía ser mi tío Rodolfo el causante de todo, como había supuesto en un principio. Mi tío no hacía más que repetir –a su manera, claro– lo último que le hubiera escuchado decir al diariero Miguel o al doctor Rofo, no siempre de acuerdo entre sí.
Mi tío no descalificaba a Lonardi como lo hacía Miguel ni pensaba seriamente que hubiera que echarlo. Lo dijo por decir algo, y porque lo había dicho Miguel. De igual manera, no iba a provocar la muerte del bueno de don Pedro por llamarlo “Radolfo”, como lo hacía una y otra vez Pablito Serún, que seguía vivito y coleando.
En cuanto a Perón, ¿qué podía importarle si seguía en Paraguay o viajaba a Panamá? Mientras no se metiera con la pureza de su vino clarete, al que se le había dado por bautizar “Pistone”, a mi tío le daba lo mismo.>
Fuente: Revista ZOOM

http://revistazoom.com.ar/se-acabo-lo-que-se-daba/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.