CEPRID

El cártel global de los alimentos

Lunes 23 de noviembre de 2009 por CEPRID

Bolpress/CEPRID

Un grupo de 10 a 12 compañías gigantes y tres docenas de empresas menores controlaría la cadena industrial de alimentos y de materias primas a nivel mundial. A la cabeza de este "cártel anglo-holandés-suizo" estaría la realeza británica y sus dos principales posesiones, el World Wide Fund for Nature y Hollinger Corp.

La oligarquía de los Windsor de Gran Bretaña controlaría el cártel que monopoliza la cadena mundial de energía y materias primas, minerales y alimentos, describe Richard Freeman en su investigación "El Cártel Global de Alimentos de los Windsor: Instrumento para el hambre del mundo". (*)

Según Freeman, el uso de los alimentos como arma se remonta a por lo menos cuatro milenios atrás, en Babilonia. Roma imperial tomó esta iniciativa, igual que Venecia, el poderoso ducado de Borgoña en Amberes, las compañías holandesas y británicas de Levante, y las compañías de India Oriental e India Occidental.

Dice Freeman que en la actualidad la oligarquía de los Windsor controla el cártel desde Londres, con ayuda de socios subordinados en Suiza y Ámsterdam. El cártel eligió cuatro regiones como principales exportadoras de alimentos: Estados Unidos, Unión Europea (en especial Francia y Alemania); las naciones del Commonwealth británico (Australia, Canadá, República Surafricana y Nueva Zelandia); y Argentina y Brasil en Latinoamérica.

El cártel británico reforzó el control alimentario después de la Segunda Guerra Mundial; en las últimas décadas del siglo XX eliminó a millones de granjeros en Estados Unidos, Europa, Canadá y Australia, y destruyó la base productiva de países que eran autosuficientes en alimentos con programas como "alimentos para la paz" del PL 480 norteamericano.

Tras el derrumbe del valor de los papeles financieros inflados por la especulación, la oligarquía se apodera de alimentos y materias primas y aplica un torniquete a las fuentes de producción y exportación de alimentos, no solamente en las naciones pobres, sino también en las naciones avanzadas, asegura Freeman. Los datos proporcionados por Freeman no son actuales (1994), pero su investigación grafica el grado de concentración de la industria mundial de alimentos y materias primas, y el poder de un cártel que tiene el control absoluto de los cereales y granos, de la carne, leche, aceites de mesa y grasas, frutas, azúcar, especias y hasta de medios de transporte.

Dirigirían este "cártel anglo-holandés-suizo" Cargill, Continental, Louis Dreyfus, Bunge Born, André y Archer Daniels Midlands (ADM) / Töpfer, las seis grandes cerealeras gerentadas por las mismas familias que las fundaron hace siglos, todas ellas más reservadas que cualquier compañía petrolera, banco o servicio de inteligencia. Los que intentaron investigar a las cerealeras esperaron varios años sin conseguir una sola entrevista con cualquiera de las familias dominantes.

Son dueños de la Continental Grain Company el multimillonario Michel Fribourg y su hijo Paul Simón Fribourg. Léopold Louis Dreyfus se estableció en Basilea, Suiza, en 1852 para comerciar trigo y en este siglo su familia fijo su casa central en París. La André Company fue fundada por Georges André en Suiza, y su casa central está radicada hoy en Lausana, Suiza.

Bunge y Born fue fundada por la familia Bunge en 1752 en Ámsterdam. La compañía se mudó transitoriamente a Amberes y su dirección técnica actual es Sao Paulo, Brasil, y las Antillas holandesas. Las familias Hirsch y Bunge operan la empresa, y el jefe de la compañía Néstor Rapanelli fue nombrado ministro de Economía de Argentina a los pocos días de que Carlos Menem subió a la presidencia de Argentina en 1989. Archer Daniels Midlands compró la cerealera Töpfer de Hamburgo. Sería la única compañía que no es aliada de Bush. Maneja ADM como propiedad personal el ex empleado de Cargill Dwayne Andreas. Cargill Company fue fundada por el escocés William Cargill en Conover, Iowa, en 1865, y es está al mando de la familia MacMillan desde los años 20. Los MacMillan y los Cargill operan Cargill en la actualidad desde su sede en Minneapolis. La riqueza colectiva de la familia MacMillan alcanzó los 5,1 mil millones de dólares en julio de 1994, según Forbes. El ex directivo John Hugh MacMillan obtuvo el título de "caballero comandante hereditario de Justicia de la Soberana Orden de San Juan (caballeros de Malta)" una de las órdenes británicas más importantes de la corona británica.

Cargill es el exportador más grande de cereales y el primer comerciante de algodón. En Estados Unidos es el número uno en elevadores de grano; el primer fabricante de maíz y forraje de alto valor proteico; el segundo molinero de maíz húmedo y triturador de soya; el segundo exportador de granos de Argentina, y el sexto productor de pavos de EE.UU, entre otros negocios. También tiene una flota de 420 lanchas, 11 remolcadores, dos buques que navegan los Grandes Lagos, 12 naves de alta mar, 2.000 vagones tolva de ferrocarril y 2.000 vagones cisterna.

Cargill tiene una participación muy importante en Tradax Inc., instalada en Ginebra desde 1956, a través de la cual realiza negocios internacionales. La fuente principal de financiación de Tradax es el Crédit Suisse de Ginebra, uno de los más grandes lavadores de dinero del mundo. En 1979, Dan Morgan denunció que Tradax evade impuestos en Estados Unidos y en otros países.

"Cuando Cargill vende una carga de maíz a un fabricante holandés de forraje, el grano se envía río abajo desde Mississippi, se pone a bordo de un buque en Baton Rouge y se envía a Rotterdam. En los papeles, sin embargo... su ruta es más compleja. Cargill primero vende el maíz a Tradax Internacional en Panamá, que ’emplea’ a Tradax / Ginebra como su agente; Tradax / Ginebra entonces puede arreglar la venta a un molinero holandés con su subsidiaria, Tradax / Holanda; todos los beneficios se reservan para Tradax / Panamá, que es un paraíso impositivo, y Tradax / Ginebra figura ganando solamente una ’ comisión de gerencia ’ por intermediar en la transacción entre Tradax / Panamá y Tradax / Holanda", reveló Morgan en la investigación "Comerciantes de granos".

Cargill tiene un servicio de inteligencia interno que iguala al de la CIA. Utiliza satélites de comunicación, sensores de clima, una base de datos con 7.000 fuentes primarias de inteligencia, y cientos de oficinas zonales.

El empleado de Cargill Daniel Amstutz fue subsecretario de Agricultura para Asuntos Internacionales de EE.UU. y líder de la comisión comercial de EE.UU. en las negociaciones del acuerdo general sobre tarifas y comercio (GATT). La "opinión de Cargill es [que] ven generalmente a los Estados Unidos como colonia de cereales", dijo en 1983 Robert Bergland, ministro de Agricultura del presidente Jimmy Carter.

Concentración del alimento

El "cártel anglo-holandés-suizo" controla la producción de cereales y subproductos (maíz, avena, arroz, cebada, pan y galletas); leche y lácteos, aceites de mesa y grasas, y carne, que constituyen la mayor parte de los alimentos que aportan calorías, proteínas y vitaminas. Además, participaría en industrias de distribución de alimentos a través de Philip Morris, Grand Metropolitan-Pillsbury y KKR-RJR-Nabisco-Borden. Cargill, Continental, Louis Dreyfus y otras poseen flotas navieras y realizan desde hace mucho tiempo operaciones en mercados financieros e intercambios de materias primas. Las seis grandes cerealeras se organizan como un cártel, fijando el precio de los granos en cualquier nación exportadora grande o pequeña. Ninguna otra fuerza en el mundo, incluyendo a los gobiernos, tiene una organización similar. El cártel domina del 80 al 90% del comercio de granos y cereales. Solo Cargill y Continental controlan del 45 al 50% del comercio de trigo, maíz, cebada, avena, centeno y arroz. Cargill es propietaria de la marca de alimentos transgénicos Exquisita Molinos.

Cargill y ADM-Töpfer también son las exportadoras de carne vacuna más grandes del mundo, junto con ConAgra/Peavey y Iowa Beef Processors, ahora denominado IBP.

La IBP Nebraska era propiedad de Occidental Petroleum Co. y hoy el 13% de las acciones es propiedad de FMR Corp., el holding de fondos mutuales Fidelity Investments administrado por los brahmanes de Boston.

Está en la junta directiva de IBP el magnate inmobiliario Alec Courtalis, presidente de la Armand Hammer United World College, co presidente de la campaña financiera de Bush-Quayle en 1992 y financista del senador "pro libre empresa" Phil Gramm (R-Tex.). La esposa del senador, Wendy Gramm, fue miembro del consejo de IBP. Por otro lado, en 1994 el cártel controlaba el 89% de las exportaciones mundiales de leche en polvo; 94% de las exportaciones de mantequilla; 86% de la exportación de queso y una enorme porción de las exportaciones de leche condensada.

Nestlé Corp. SA. fue fundada en 1867, se fusionó con la anglo-suiza Condensed Milk Company en 1905 y hoy radica en Vevey y Cham, cerca de Ginebra. Es la comercializadora número uno de leche en polvo y leche condensada; la número uno del chocolate, productos de confitería y agua mineral (es dueña de Perrier); la tercera productora de café en EE.UU, y propietaria del 26% de L’Oreal, la cosmética más grande del mundo.

Además, Nestlé es propietaria de marcas como Cranation; Buitoni; Contadina; Hills Brothers, Nescafé, Stouffers y de las marcas Maggi, Milkibar, Kibón, Nesquick, Nido, Kit kat, Chocapic, Crunch, Kelloggs, Maxibon, Friskies, Eko y Ricore entre otros, según la Guía Roja y Verde de alimentos transgénicos de Greenpeace.

La junta directiva de Nestlé funciona como retiro "familiar" para banqueros, entre ellos Fritz Leutwiller, ex presidente del Bank for Internacional Settlements; Paul Volcker, ex presidente de la Reserva Federal que a comienzos de los 80 impuso la "desintegración controlada" de la economía mundial, y Helmut Maucher, que fue parte del directorio de J.P. Morgan.

La transnacional Borden, Inc., radicada en Columbus, Ohio, es la segunda productora mundial de leche en polvo, con su división KLIM, y una de las más importantes productoras de leche condensada de la marca Eagle Brand.

Borden fue adquirida por Kohlberg Kravis Roberts (KKR) en 1995, dirigida por Henry Kravis, ex co presidente del comité de finanzas en la campaña presidencial 1992 de George Bush. KKR es propietaria de una parte de Beatrice Foods y del 33% de RJR Nabisco, productora de nueve de las 10 marcas más importantes de galletitas en EEUU, y de alimentos transgénicos como Terrabusi Nabisco, Canale, Milka y Royal Nabisco. El primer productor mundial de helado y margarina es Unilever, una fusión de firmas británicas y holandesas en 1930. En su directorio aparece Lord Wright of Richmond, ex jefe del servicio diplomático de Gran Bretaña, subsecretario permanente de estado en la British Foreign Office y de la Commonwealth, y también director del Barclay’s Bank, el mayor proveedor de fondos World Wide Fund for Nature. El ex presidente de Unilever M.F. Van den Moven fue parte del directorio del gigante anglo-holandés Royal Dutch Shell Petroleum.

Unilever es dueña de la marca de alimentos transgénicos Knorr, Ades, Hellmans, Maizena y otros, según la Guía Roja y Verde de Greenpeace. Según fuentes del Departamento de Agricultura de EE.UU., las seis compañías que controlan el comercio internacional de granos, manejan también el comercio internacional de soya y subproductos, fuente básica de aceites de mesa y grasas. El cártel es dueño del 90% del comercio internacional de soya y del 90% del comercio de comida de soya.

Cargill con su división Nutrena Feed es el productor más grande de forraje y semilla híbrida del mundo, mientras que Continental Grain, con su división Wayne Feed, es uno de los productores más grandes de alimentos y tiene gran poder en la industria de semillas híbridas. Tras comprar Purina Mills de Ralston Purina Company, British Petroleum se ha convertido en el productor más grande de alimentos de Europa y en el segundo productor de alimentos de EEUU.

El maíz, el trigo y la soja no se pueden comer en su forma natural y la carne debe ser faenada antes de llegar a los supermercados. Aquí es donde entran en juego las industrias de procesamiento, faenado y envasado.

En Estados Unidos, las principales cerealeras del cártel controlan el 71% de la harina molida; el 57% del maíz molido; el 74% de molienda húmeda del maíz; y el 76% de la trituración de soya. IBP, ConAgra, Cargill y dos compañías más pequeñas controlan el 72% del faenado /envase de carne de vaca, el 45% del cerdo y el 70% de la carne de cordero.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 3101586

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Internacional   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License