CEPRID

La alianza Rusia-Irán se fortalece bajo presión de los EEUU

Lunes 30 de abril de 2018 por CEPRID

MK Bhadrakumar

Indian Punchline

Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por María Valdés

Un comentario titulado “Teherán, Moscú impulsando las relaciones estratégicas “, que apareció en el periódico Iran Daily, que está cerca del Líder Supremo Ali Khamenei - y posteriormente distribuido por IRNA - señaló lo siguiente: "Las políticas adoptadas por Teherán y Moscú son cada vez más armoniosas a medida que sus medidas y medidas tanto bilaterales como multilaterales se vuelven más consistentes entre sí".

La expectativa general era que, en la etapa posterior al pacto nuclear de Irán de 2015, abriendo la puerta a la integración de Irán con la comunidad internacional, las relaciones entre Rusia e Irán se podrían debilitar. Pero exactamente lo contrario está sucediendo. Un alto funcionario iraní le dijo a Alexander Lavrentiev, enviado especial del presidente ruso Vladimir Putin a Siria, en una reunión en Teherán a mediados de abril, que los dos países están teniendo sus relaciones al más alto nivel en los últimos tiempos.

Si un solo factor debe rendir cuentas por esto, deben ser las políticas estadounidenses. Las políticas de contención de EEUU hacia Rusia perseguidas por el presidente Barack Obama han continuado durante la presidencia de Trump y, posiblemente, se han intensificado. Para Irán, por otro lado, la escala esperada de integración con la comunidad internacional no se ha materializado tras la implementación del pacto nuclear de 2015 debido a la actitud negativa de los EEUU. La inercia del período de Obama ha dado paso a políticas estadounidenses hostiles bajo el presidente Trump.

Mientras tanto, el conflicto en Siria ha encontrado a Rusia e Irán en el mismo lado que los acérrimos partidarios del presidente Bashar Al-Assad. La cooperación ruso-iraní se profundizó progresivamente durante el período transcurrido desde el despliegue de las fuerzas rusas en Siria en septiembre de 2016 y resultó eficaz para llevar la ola de guerra a favor del gobierno sirio.

En el proceso, las relaciones generales ruso-iraníes comenzaron a adquirir un carácter estratégico, del que carecían anteriormente. Hoy, el espectro de las sanciones de EEUU persigue a ambos países. La cuasi alianza con Irán proporciona una profundidad estratégica muy necesaria para las políticas rusas en Medio Oriente. Considerando que el sólido apoyo de Rusia en el problema nuclear es una ayuda inestimable para Teherán en la coyuntura actual, si las relaciones de Irán con Occidente tropiezan con dificultades bajo la presión de los EEUU la dependencia de Teherán respecto de Rusia solo aumentará. Basta con decir que cuanto más se enfrentan estos países a la hostilidad de los EEUU más fuerte se vuelve su cuasi alianza. ¡Sombras del "nuevo tipo de relaciones" entre Rusia y China!

Dos desarrollos recientes resaltan que la política de Medio Oriente tiene que contar con una nueva realidad geopolítica en la cuasi-alianza rusa-iraní en desarrollo. En primer lugar, en una importante declaración a finales de abril, el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, insinuó que tras el reciente ataque con misiles occidentales contra Siria, Moscú podría considerar el suministro del avanzado sistema de defensa antimisiles S-300 a Damasco.

Si Rusia mejora el sistema de defensa aérea sirio, el equilibrio militar cambiará a favor de Damasco y, por lo tanto, Irán también será un beneficiario ya que la capacidad siria de disuadir otras aventuras israelíes en su espacio aéreo ayudará a la consolidación de la presencia iraní a largo plazo en el Levante también. (Tras el asesinato de varios miembros del personal iraní en un reciente ataque con misiles israelíes contra una base siria cerca de Damasco, el jefe del ejército iraní Abdolrahim Mousavi dijo que "destruir al régimen sionista es una de las principales tareas de la Guardia Revolucionaria Islámica”).

En un segundo acontecimiento, el ministro ruso de Energía, Alexander Novak, fue citado diciendo que Rusia recibió el primer envío de petróleo bajo el acuerdo de petróleo por bienes acordado en 2014 (y ratificado por los dos países el año pasado) con una visión para evitar el uso del dólar estadounidense en sus transacciones comerciales bilaterales. Según el acuerdo, Rusia inicialmente compraría 100.000 barriles diarios de Irán y vendería al país mercancías por valor de 45.000 millones de dólares.

De hecho, las implicaciones son profundas cuando Rusia e Irán, dos superpotencias energéticas, colaboran en el comercio del petróleo. Los dos países también han firmado seis acuerdos provisionales para colaborar en acuerdos energéticos "estratégicos" por un valor de hasta 30.000 millones de dólares. El asesor presidencial ruso Yuri Ushakov reveló recientemente que la inversión rusa en el desarrollo de los campos de petróleo y gas de Irán podría sumar más de 50.000 millones de dólares.

Según Ushakov, la entrada formal de Irán en la Unión Económica Euroasiática liderada por Rusia ahora es solo una cuestión de meses. El acuerdo de libre comercio entre la EEU e Irán será un cambio radical en la cooperación económica ruso-iraní en general. Mientras tanto, con el apoyo de Rusia, Irán también ha solicitado la membresía de la Organización de Cooperación de Shanghai.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2269623

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Internacional   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License