CEPRID

¿La UE bloqueará la Ruta de la Seda Económica de China? Dos modelos de desarrollo global

Lunes 30 de abril de 2018 por CEPRID

F. William Engdahl

Global Research

Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por María Valdés

En el signo más claro hasta la fecha, los embajadores de la UE en Beijing acaban de publicar un documento que critica el vasto proyecto de infraestructura “Un cinturón, una carretera” o Nueva Ruta de la Seda. Todos los embajadores de la UE, con excepción de Hungría, firmaron el documento en una declaración de creciente oposición de la UE a lo que podría decirse que es el proyecto económico más prometedor del siglo, si no más. Esta actitud se ajusta convenientemente a la reciente postura de la administración de Trump dirigida al comercio de tecnología de China a medida que crecen las tensiones.

Veintisiete de los 28 embajadores de la UE en China acaban de firmar un informe extremadamente crítico sobre el desarrollo de la Nueva Ruta de la Seda de China. Irónicamente, como si los estados de la UE o sus compañías no hicieran lo mismo, el informe ataca a China por usar la NRS para obstaculizar el libre comercio y poner a las empresas chinas en ventaja. El documento afirma que el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda Económica China, presentado por Xi Jinping en 2013, "va en contra de la agenda de la UE para liberalizar el comercio y empuja el equilibrio del poder a favor de las empresas chinas subsidiadas".

Dos modelos de desarrollo global

El presidente chino, Xi Jinping, propuso por primera vez lo que hoy es la NRS, el proyecto de infraestructura más ambicioso de la historia moderna, en una universidad en Kazajistán en 2013. A pesar de los repetidos esfuerzos de Pekín para incorporar [al proyecto] a la Unión Europea en su conjunto y a los Estados miembros individuales de la UE la mayoría, hasta la fecha, se han mantenido fríos o distantes, con la excepción de Hungría, Grecia y varios países del este de la UE. Cuando China lanzó oficialmente el proyecto y celebró una conferencia internacional en Beijing en mayo de 2017, fue en gran parte boicoteado por los jefes de estado de la UE. La alemana Merkel envió a su ministro de economía, quien acusó a los chinos de la falta de compromisos con la sostenibilidad social y ambiental y la transparencia en las adquisiciones.

Ahora 27 de los 28 embajadores de la UE en Pekín han firmado una declaración sospechosamente similar a la de la posición alemana. Según el diario comercial alemán, Handelsblatt , la declaración de los embajadores de la UE afirma que la NRS de China "va en contra de la agenda de la UE para liberalizar el comercio y empuja el equilibrio del poder a favor de las empresas chinas subsidiadas". Hungría fue el único país que se negó firmar.

La última declaración de la UE, pronto seguida de un largo informe crítico sobre la Nueva Ruta de la Seda de la Comisión de la UE en Bruselas, se ajusta mucho a la agenda de la Administración Trump en sus últimas tarifas comerciales contra productos chinos que alegan que las compañías chinas obligan a EEUU y a sus socios a compartir tecnología a cambio de proyectos en China.

Además, la Comisión de la UE acaba de publicar un largo informe sobre China en relación con las nuevas normas antidumping de la UE. El informe declara que el hecho de que China sea una economía dirigida por el estado con empresas estatales dedicadas a la construcción de la NRS es "el problema". China responde que su economía se encuentra en la "etapa primaria del socialismo", tiene una "economía de mercado socialista" y considera que la economía estatal es la "fuerza principal" del desarrollo nacional . La selección de las empresas estatales de China y de su modelo económico dirigido por el estado es un ataque directo [de la UE] contra su modelo económico. Beijing no está dispuesto a desechar eso, podemos estar seguros.

La última postura de los estados miembros de la UE, liderada por Alemania y Francia, es un intento de presionar a China para que se adhiera al documento del Banco Mundial de 2013, China 2030. Allí, como notamos en un análisis anterior, declaró que China debe completar reformas radicales de mercado, seguir el fallido modelo occidental de "mercado libre" implementado en Occidente desde la década de 1970 con consecuencias desastrosas para el empleo y la estabilidad. En él se dice que tiene que haber “un sector privado vigoroso que juegue el papel más importante para impulsar el crecimiento”. Ese informe, firmado por el Ministerio de Finanzas chino y el Consejo de Estado, decía, además, que "la estrategia de China para con el mundo deberá regirse por unos pocos principios clave: mercados abiertos y equidad, cooperación mutuamente beneficiosa, inclusión global y desarrollo sostenible".

Cuando Xi Jinping estableció su presidencia y el dominio del Partido después de 2013, China emitió un documento bastante diferente que es parte integral del proyecto NRS del presidente Xi. Este documento, China 2025: Hecho en China , hace un llamamiento para que China emerja de su etapa inicial como una economía que ensambla tecnologías para Apple o GM u otras multinacionales occidentales bajo licencia, para ser autosuficiente en su propia tecnología. El éxito dramático de la compañía china de teléfonos móviles Huawei para rivalizar con Apple o Samsung es un buen ejemplo. Bajo China 2025, el objetivo es desarrollar la siguiente transformación de una economía de ensamblaje de mano de obra barata a un exportador de productos Made in China en general, desde la construcción naval en el contexto de la Nueva Ruta de la Seda Marítima a las aeronaves avanzadas hasta la Inteligencia Artificial y las tecnologías espaciales.

Negarse a involucrarse constructivamente

En sus recientes acciones críticas, la Comisión Europea y la mayoría de los estados de la UE no están cerrando la puerta a lo que se está desarrollando como uno de los pocos puntos de crecimiento positivo fuera del gasto militar en el mundo actual, pero hacen todo lo posible para disminuir el compromiso de los estados de la UE en la NRS.

Por su parte, China y las empresas estatales chinas están invirtiendo en la modernización y el desarrollo de puertos de aguas profundas para manejar los nuevos flujos de comercio de la Ruta de la Seda de manera más eficiente.

La Administración Oceánica Estatal de China (AOEC) es responsable del desarrollo de los puertos marítimos y la infraestructura marítima denominada "economía azul", el "cinturón" en la NRS. El año pasado, las industrias marinas de China, la explotación de los recursos oceánicos y servicios como el turismo y el transporte de contenedores y de otro tipo generaron el equivalente a más de un 1 trillón de dólares de facturación. No es de extrañar que China considere que la inversión en el transporte marítimo y los puertos es una prioridad.

El transporte marítimo por el Estrecho de Malaca y Suez es en la actualidad la línea de vida de China para el comercio con los estados de la UE y vulnerable a la posible interdicción [bloqueo] estadounidense en caso de un choque serio. Hoy, el 25% del comercio mundial pasa por el Estrecho de Malaca. La creación de una red de nuevos puertos, independiente de ese pasaje vulnerable, es uno de los objetivos de la NRS.

El ejemplo de El Pireo

La Ruta de la Seda Marítima de China prevé orientar la inversión estatal en sectores clave como la adquisición de acuerdos de gestión portuaria, la inversión en puertos de contenedores modernizados y la infraestructura relacionada en varios estados de la UE.

En la actualidad, el ejemplo más desarrollado es el puerto griego de El Pireo, operado en virtud de un acuerdo con la empresa estatal china, COSCO, como operador portuario. La modernización y una inversión de China de más de 1.500 millones de euros han aumentado drásticamente la importancia del puerto. En 2016, el tráfico de contenedores del Pireo creció más del 14% y COSCO planea convertir a El Pireo en el quinto mayor puerto europeo de tráfico de contenedores. Antes de COSCO, ni siquiera estaba en los primeros 15 países de la UE en 2007. En 2016 COSCO compró el 51% de la Autoridad Portuaria del Pireo por 280 millones de euros, y ahora posee el 66%. El año pasado, el Puerto del Pireo, COSCO y la Autoridad Portuaria de Shanghai, el mayor puerto de contenedores de China, firmaron un acuerdo conjunto para impulsar aún más el comercio y la eficiencia en El Pireo. El viceministro de Economía griego, Stergios Pitsiorlas, dijo en ese momento: "El acuerdo significa que grandes cantidades de mercancías serán transportadas a El Pireo desde Shanghai".

La economía griega, con graves problemas económicos, produce pocos productos que China necesita, pero China ha alentado el crecimiento de un pilar de la economía de Grecia, el comercio de turismo con China. Este año, aproximadamente 200.000 turistas chinos visitarán Grecia y gastarán miles de millones allí. Como El Pireo también es un puerto para cruceros de lujo, los operadores de cruceros chinos también lo están prestando. La empresa china Fosun International, dedicada a la modernización del antiguo emplazamiento del aeropuerto de Atenas en uno de los mayores proyectos inmobiliarios en Europa, también está interesado en invertir en turismo griego. Significativamente, poseen una participación en Thomas Cook Group y están diseñando paquetes de vacaciones dirigidos al enorme mercado turístico de China. Fosun ve a 1’5 millones de turistas chinos en Grecia en los próximos cinco años y está invirtiendo para acomodar a una gran parte de ellos.

El Pireo es solo una parte de la estrategia marítima más grande de China. En la actualidad, los barcos chinos manejan apenas el 25% del envío de contenedores oceánicos chinos. Parte de la transformación del Made in China 2025 es aumentar eso invirtiendo en la modernización de la construcción naval comercial del estado. La Administración Oceánica Estatal de China y el Consejo Nacional de Desarrollo de la NDRC han definido industrias selectas en el sector portuario y de construcción naval como "estratégicas". Esto significa que tienen prioridad para recibir apoyo estatal. Las áreas incluyen la mejora de las pesquerías, la construcción naval y las tecnologías y tecnologías de petróleo y gas mar adentro para la explotación de los recursos de aguas profundas. Otras áreas de prioridad en el actual plan estatal quinquenal de China incluyen el desarrollo de una moderna industria de servicios marítimos con turismo costero y marítimo, transporte público y finanzas marítimas. Todos estos se beneficiarán de la NRS.

Este es el corazón de la presente transformación de China, de una economía de ensamblaje de destornilladores, de mano de obra barata a un productor cada vez más autosuficiente de sus propios productos de alta tecnología. Esto es lo que persigue la actual Sección 301 de Trump y otras medidas de guerra comercial. Esto es lo que la UE intenta cada vez más bloquear. China está decidida a desarrollar y crear nuevos mercados para sus productos, así como nuevas fuentes de importaciones. Esta es la esencia de la Iniciativa “Un cinturón, una carretera”.

¿Por qué importar plataformas petroleras de compañías estadounidenses si China puede fabricarlas? ¿Por qué fletar Maersk u otras compañías navieras de la UE para llevar productos chinos al mercado de la UE si China puede hacer lo mismo en sus propios barcos? ¿No se supone que el "mercado libre", tan promocionado desde la década de 1970 en Occidente, se trata de la competencia? En 2016, el Comité Central del Partido Comunista de China y el Consejo de Estado adoptaron la "Estrategia de desarrollo impulsada por la innovación", adoptada en 2016 por el Comité Central y el Consejo de Estado. De acuerdo con esto, China pretende convertirse en un "país innovador" para 2020, avanzar al nivel superior de países innovadores para 2030-35 y alcanzar el liderazgo mundial para 2050. Esto es lo que es China 2025 y por qué Washington y la UE están alarmados. Ellos tienen un plan. Nosotros en Occidente tenemos los llamados mercados libres.

En lugar de tomar la estrategia china como un desafío para ser mejores, atacan. Para ciertos intereses de la UE, el mercado libre funciona bien cuando dominan el mercado. Si alguien viene y lo hace mejor, eso es "injusto" y exige un "campo de juego nivelado" como si la economía mundial fuera una especie de campo de cricket.

El Fondo de la Ruta de la Seda

Una de las acusaciones más divertidas de los países de la UE contra China y su modelo económico guiado por el estado -un modelo no muy diferente en esencia por el modelo utilizado por Japón después de la guerra o por Corea del Sur- es que los críticos de la UE atacan la financiación del Fondo de la Ruta de la Seda de China. Un informe del gobierno alemán ha criticado el hecho de que los bancos estatales chinos otorguen el 80% de sus préstamos para los proyectos de la NRS a empresas chinas.

Ese fondo es un fondo estatal chino establecido hace tres años con un capital inicial de 40.000 millones de dólares para financiar proyectos selectos en Eurasia. No debe confundirse con el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura. Entre sus diversos proyectos hasta la fecha se encuentran la construcción de un ferrocarril de ancho estándar Mombasa-Nairobi; inversión en el Proyecto Hidroeléctrico Karot y otros proyectos hidroeléctricos en Pakistán como parte del Corredor Económico China-Pakistán; o una parte del proyecto [gasístico] Yamal LNG en Rusia.

El hecho de que un fondo controlado por el Estado chino, que invierte fondos resultantes del arduo trabajo de los chinos para producir bienes y servicios reales, decidiera utilizar sus fondos estatales para beneficiar a las empresas chinas no es sorprendente. El problema real es que la Unión Europea como grupo o los estados individuales hasta ahora han boicoteado el pleno compromiso con lo que podría ser la locomotora de la recuperación económica para toda la UE. Podrían crear fácilmente sus propias versiones del Fondo de China, bajo cualquier nombre, para otorgar créditos subsidiados garantizados por el estado a empresas alemanas u otras de la UE para proyectos a lo largo de la NRS, a lo largo del modelo del banco alemán Marshall Plan, KfW, que se utilizó efectivamente en la reconstrucción de la Alemania Oriental comunista después de 1990. Esto parece que no quieren. Entonces boicotean a China por falta de "transparencia".

Estos ejemplos son útiles para ilustrar qué está sucediendo y qué tan ineficaz es el modelo de "mercado libre" de la UE en contra de una estrategia coordinada de desarrollo estatal. Es hora de reconsiderar cómo Francia, Alemania y otros estados miembros de la UE se reconstruyeron después de la Segunda Guerra Mundial. El estado jugó un papel esencial.

F. William Engdahl es consultor estratégico y conferenciante de riesgo, es licenciado en política por la Universidad de Princeton y autor de best-sellers sobre petróleo y geopolítica.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2272307

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Internacional   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License