CEPRID

Estados Unidos y Corea del Norte deben mantener conversaciones antes de que sea demasiado tarde

Sábado 20 de mayo de 2017 por CEPRID

Zhou Bo

El Pueblo en Línea

Existe la posibilidad, aunque poco deseable, de que EE.UU responda a la República Popular Democrática de Corea por sus pruebas nucleares y de misiles con un ataque preventivo, aunque el último lanzamiento del domingo fuese un fracaso. No hay garantía, sin embargo, de que el ataque de Estados Unidos fuese lo suficientemente preciso para acabar con todas las instalaciones nucleares de la RPDC y que Pyongyang no lanzase un ataque nuclear en represalia.

Si eso sucede, Corea del Norte no esperará y disparará sus misiles desplegados a lo largo de la Línea de Demarcación Militar del paralelo 38 hacia Corea del Sur. No existe un sistema de defensa, ni siquiera el THAAD de Estados Unidos, que sea capaz de proteger a Corea del Sur de una lluvia de proyectiles de artillería. Además, los misiles de Pyongyang podrían destruir Seúl y alcanzar incluso Japón.

Desde 2006, las Naciones Unidas han aprobado una serie de resoluciones que imponen sanciones a Corea del Norte. Las sanciones, cada vez más duras, han frustrado la economía de Corea del Norte, pero no han frenado sus programas nucleares y de misiles, revelando una importante laguna en esas sanciones económicas: están destinadas a dañar al líder o al Partido gobernante, pero siempre terminan perjudicando a los ciudadanos inocentes.

Las conversaciones son la única forma de resolver el problema. ¿Pero cómo se puede convencer a Estados Unidos para que mantenga conversaciones con la RPDC? Después de haber disparado 59 misiles Tomahawk en Siria el 6 de abril, el gobierno de Donald Trump parece ansioso por usar la fuerza para mostrar su determinación política. Estados Unidos no quiere ser visto siendo chantajeado por un país que ha etiquetado como "Estado pícaro". Es por eso que Washington ha rechazado todas las propuestas de Pyongyang de establecer conversaciones bilaterales. Además, cree que las conversaciones a seis bandas sólo fueron útiles para dar a la República Popular Democrática de Corea el tiempo necesario para desarrollar armas nucleares.

Pero el tiempo se agota. El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, dijo en su discurso de fin de año que su país estaba cerca de probar un misil balístico intercontinental que podría alcanzar Estados Unidos. Aunque Pyongyang ha sufrido muchos fallos en sus pruebas de misiles (como el domingo pasado), el país asiático puede desarrollar misiles de alcance medio, y algún día podrá desarrollar los de largo alcance. De hecho, Pyongyang exhibió dos misiles de largo alcance por primera vez en un desfile el 15 de abril, día en que se celebró el 105° aniversario del nacimiento del fundador de la RPDC, Kim Il-sung. ¿Pero, por qué Corea del Norte quiere desarrollar armas nucleares? Una respuesta simple es: para su supervivencia. Su peor temor es un ataque preventivo por parte de Estados Unidos para derrocar al régimen. A menos que sean atacados, no hay razón para que la RPDC lance un ataque suicida contra Corea del Sur. Pyongyang está desesperadamente tratando de desarrollar misiles balísticos intercontinentales porque cree, por muy erróneo que sea, que si posee misiles que puedan alcanzar Estados Unidos, su supervivencia estará asegurada.

Por lo tanto, el primer paso hacia la desnuclearización de la península coreana es reducir la importancia de las armas nucleares para la RPDC. Para que eso suceda, Estados Unidos necesita convencer a Kim Jong-un de que no tiene planes de lanzar un ataque o provocar un cambio de régimen en la RPDC. De hecho, el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, ha dicho que la administración de Trump no tiene planes de diseñar un cambio de régimen en Pyongyang, pero aparentemente el despliegue de buques de guerra estadounidenses en la región envía una señal diferente.

Es por eso que la propuesta de China de suspender las hostilidades vale la pena considerarla. Beijing ha sugerido que como primer paso, la RPDC debe congelar su programa nuclear si, a cambio, Estados Unidos detiene sus ejercicios militares con Corea del Sur. La propuesta es equilibrada en el sentido de que no pide ninguna concesión unilateral y es mutuamente condicional. Por encima de todo, ayudará a enfriar la tensión en la península.

Si Estados Unidos puede llegar a acuerdos con Cuba e Irán, ¿por qué no puede hacerlo con Corea del Norte? Un diálogo, ya sea formal o informal, ya sea bilateral entre Estados Unidos y la RPDC o multilateral entre todos los interesados, como sugiere Beijing, parece ser mejor opción a que Corea del Norte posea estos misiles que podrían alcanzar territorio estadounidense.

Zhou Bo es un experto honorario del Centro de Relaciones de Defensa China-EE.UU de la Academia de Ciencias Militares.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2217009

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Asia   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License