CEPRID

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático se aleja de EEUU

Miércoles 31 de mayo de 2023 por CEPRID

Salman Rafi Sheikh

New Eastern Outlook

Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por María Valdés

En la 42ª cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) celebrada en Indonesia en mayo, el grupo decidió “no convertirse en representante de nadie”. Esto fue con referencia a la creciente presión que el grupo en general enfrenta actualmente por parte de los EEUU para contrarrestar y contener a China en la región del Indo-Pacífico. Esto se suma a la idea que Anwar Ibrahim de Malasia planteó recientemente para crear el Fondo Monetario Asiático junto con un mecanismo de pago regional que promueve el uso de monedas locales. En pocas palabras, esto es un paso hacia la desdolarización de la ASEAN, un movimiento que muestra efectivamente cómo la ASEAN, como región, se resiste a convertirse en un peón en la geopolítica de los EEUU para construir una coalición global contra China. De hecho, el movimiento muestra cómo la ASEAN se está alejando del gran juego liderado por Estados Unidos.

Este pensamiento creciente es, por lo tanto, marcadamente diferente de lo que se dijo durante la cumbre especial EEUU-ASEAN celebrada en mayo de 2022. Fue la primera vez que EEUU recibió a los líderes de la ASEAN en Washington como, quizás, una indicación de seriedad de su comportaiento frente a la región. Pero, lo que es más importante, el objetivo de la administración Biden era asegurar el apoyo de la ASEAN para la Estrategia del Indo-Pacífico de EEUU, que veía los lazos de EEUU, o la competencia, con China como un juego de suma cero. En noviembre de 2022, en otra cumbre celebrada en Camboya, EEUU entregó una vez más un mensaje equivocado, un mensaje que casi nadie de la audiencia de Biden en el sudeste asiático quería escuchar. Biden, aunque enfatizó la necesidad de evitar una guerra con China, reforzó la idea de enfrentarse a China para garantizar el llamado Indo-Pacífico abierto, libre y basado en reglas.

Pero a pesar de esta actualización, la ASEAN ahora se ha implicado en la no alineación con los EEUU. Si bien tampoco está interesada en alinearse con China a expensas de sus lazos con los EEUU, su decisión de no apoyar a los EEUU contra China tiene el efecto de hacer retroceder la diplomacia proactiva que la administración de Joe Biden pareció traer a la región inmediatamente después de su triunfo en 2020.

De hecho, está caminando hacia atrás. La decisión de ASEAN, alcanzada en la 42ª cumbre , de llegar a un acuerdo para comenzar a usar monedas locales para impulsar el comercio dentro del bloque es el resultado de una creciente preocupación sobre el papel que juega el dólar estadounidense en las sanciones. Las sanciones de EEUU a Rusia y la exclusión de este último del sistema SWIFT han tenido un efecto boomerang en la medida en que parece haber empujado a muchos otros países a contemplar arreglos alternativos. ASEAN está, por lo tanto, haciendo sus propios movimientos preventivos. La región espera que podría terminar enfrentando sanciones similares si, en un futuro conflicto entre EEUU y China, se niega a apoyar a Washington.

Tal como está, el comercio en monedas locales ya está ocurriendo en la región, y la decisión de la 42ª Cumbre simplemente refleja eso. Los bancos centrales de Filipinas, Indonesia, Malasia, Singapur y Tailandia ya han comenzado a utilizar sistemas de pago con código QR sin contacto para bienes y servicios entre los países. Al utilizar este método de pago para liquidar transacciones, estos países no solo están promoviendo una mayor inclusión financiera, sino que también se aíslan, aunque en parte hasta ahora, de las incertidumbres geopolíticas que implican posibles sanciones futuras.

La medida también muestra muy claramente a EEUU una vez más que los países de la ASEAN no pueden y no deben verse obligados a adoptar una posición pro-estadounidense para mantener un "orden basado en reglas", que es nada menos que algo para contener a China.

De hecho, EEUU está utilizando la narrativa construida en torno a la idea de un "sistema basado en reglas" del libro de jugadas de la Guerra Fría. Entonces Estados Unidos dividió el mundo en bloques "libres" y comunistas. Hoy divide el mundo en países (p. ej., EEUU y sus aliados) que siguen las reglas y países (p. ej., China) que no las siguen. En consecuencia, en lugar de promover el comercio y la conectividad, EEUU está militarizando, e incluso nuclearizando a través de tratados como el AUKUS, la región del Indo-Pacífico para mantener y proteger el orden "basado en reglas".

Pero es poco probable que esta estrategia produzca resultados positivos. Incluso según el informe de marzo de 2023 del Instituto de la Paz de los Estados Unidos , los EE. UU., al seguir sin pensar esta estrategia, “… una vez más puede terminar alienando a algunos países de la región o incluso llevándolos al abrazo de China. En otros casos, insistir en una mayor alineación con Estados Unidos conducirá a una pérdida de credibilidad estadounidense. En última instancia, es poco lo que Washington puede hacer para reducir significativamente la ya profundamente arraigada presencia económica y política de China en la región. De hecho, puede ser desestabilizador e incluso peligroso dado el alto nivel de interdependencia que ya existe. Insistir en que los líderes asiáticos sigan la guía que probablemente rechazarán solo resaltará las limitaciones del poder y la influencia estadounidenses”.

La 42ª cumbre de la ASEAN manifiesta este fracaso de EEUU de muchas maneras. En lugar de respaldar la retórica estadounidense de la ’Guerra Fría 2.0’, la declaración de la cumbre de la ASEAN reforzó el "multilateralismo" y el "regionalismo" de manera que "nadie se quede atrás", es decir, ni siquiera China.

Está lejos de ser un mensaje ambiguo. Dada la claridad y la forma en que la ASEAN se ha negado repetidamente a convertirse, en general, en un aliado de EEUU contra China, no se puede negar que EEUU debe revisar su política de manera fundamental. Donde realmente puede esperar competir con China y donde realmente puede esperar obtener un apoyo genuino de la ASEAN es en el campo del comercio y la economía en lugar de la guerra, la carrera armamentista, la acumulación de misiles balísticos y la nuclearización. En ausencia de una política económica efectiva, EE UU ha recibido, y seguirá recibiendo, solo un apoyo superficial de la ASEAN, mayormente limitado a cumbres ocasionales que no produzcan nada tangible.

Salman Rafi Sheikh, investigador-analista de Relaciones Internacionales y asuntos internos y externos de Pakistán.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 4080659

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Asia   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License