CEPRID

Genocidio a cámara lenta en la Palestina ocupada

Martes 30 de diciembre de 2008 por CEPRID

Aunque ahora, tras la matanza de Gaza, los regímenes reaccionarios y prooccidentales árabes –así como la famosa “comunidad internacional”- se rasguen las vestiduras es claro que impulsaron y alentaron la acción de claro corte nazi realizada por Israel además de ser cómplices activos del asedio a que se ha sometido Gaza desde hace año y medio. Un castigo colectivo a la población civil que dice mucho de los supuestos regímenes democráticos que nos gobiernan y de su supuesta, también, defensa de los derechos humanos. Tras lo sucedido en Gaza hay que tratar el tema de los derechos humanos en boca occidental como lo que es, un montón de frases huecas y sin sentido.

(Comentario del CEPRID)

Stephen Lendman

Palestine Chronicle

Traducción para el CEPRID de María Valdés

Imagine la vida bajo estas condiciones: Vivir en el limbo el marco de un ocupante extranjero. Que no tenga autodeterminación, ni derecho al retorno y ningún poder sobre su vida diaria. Estar en constante temor, económicamente estrangulado y castigado colectivamente. Su libertad de circulación negada por centros de población cerrados, las fronteras cerradas, regulares toques de queda, puestos de control, vallas eléctricas y muros de separación. Su casa demolida con regularidad, su tierra robada sistemáticamente para construir asentamientos para colonos en violación del derecho internacional que prohíbe al ocupante cualquier tipo de actividad económica en la tierra conquistada. Vea denegado su derecho a los servicios esenciales como la atención a la salud, educación, empleo, comida y agua limpia. Sea forzado a la extrema pobreza, vea destruidos sus cultivos y sea víctima de impuestos punitivos. Que no tenga derecho a compensación por los tribunales de los ocupantes en virtud de las leyes que sólo protegen a los ocupantes.

Sea blanco regular de incursiones y ataques, por tierra y aire. Sea objeto de hostigamiento intencionado, de depuración étnica, detenido, encarcelado, torturado sin pretexto alguno y privado del derecho a la legítima defensa. Que no tenga derecho alguno en su propia tierra, en su propio país durante más de seis décadas y que siguen. Vilipendiado por ser musulmán, llamado terrorista, yihadista, árabe enloquecido, fundamentalista, extremista. Víctima de un genocidio a cámara lenta.

Según el historiador israelí Ilan Pappé, Israel ha llevado a cabo un genocidio contra los palestinos, patrocinado por el Estado, durante décadas y con intensidad en Gaza. En un artículo de septiembre de 2006 en Electronic Intifada titulado “Genocidio en Gaza” escribió: "Un genocidio está teniendo lugar en Gaza .... Un promedio de ocho palestinos mueren diariamente por ataques israelíes en la Franja de Gaza. La mayoría de ellos son niños. Cientos son mutilados, heridos y quedan paralíticos. Muy a menudo sólo se informa de ello en páginas interiores de la prensa local y muy a menudo son pocas líneas, casi microscópicas. Los principales culpables son los pilotos israelíes, es como disparar a los peces en un barril. ¿Por qué no, son solo musulmanes?

El experto en derecho internacional Francis Boyle propuso en marzo de 1998 que "el Gobierno Provisional de (Palestina) y su Presidente entablen acciones judiciales en contra de Israel ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por violar la Convención sobre el Genocidio”. Afirmó que "Israel ha perpetrado el crimen internacional de genocidio contra el pueblo palestino (y la) demanda se demuestra como hecho innegable a todo el mundo". Israel es un violador de los derechos humanos y del derecho internacional. La Comisiónn de Derechos Humanos de la ONU afirma que viola casi todos los 149 artículos de la Cuarta Convención de Ginebra que regula el tratamiento de los civiles en la guerra y bajo la ocupación y es culpable de graves crímenes de guerra. La Comisión también determinó que como una potencia ocupante, Israel ha cometido crímenes de lesa humanidad, tal como se definen en virtud de la Carta de Nuremberg de 1945.

Ginebra, Nuremberg y otras leyes internacionales de derechos humanos, como lo garantiza el artículo 3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos que establece: toda persona "tiene derecho a la vida, la libertad y la seguridad de la persona". Artículo 6 (1) del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos afirma también que todo "ser humano tiene el derecho intrínseco a la vida". La política oficial de Israel es negárselo a los palestinos bajo la ocupación, especialmente con el estado de sitio a Gaza. El 5 de noviembre todo esto se vio reforzado después de que Israel cerró todos los cruces comerciales y prohibió prácticamente todos los elementos [humanitarios] permitidos con anterioridad y rigurosamente restringidos en cantidades limitadas.

El 21 de noviembre el diario Haaretz informó que Karen Abu Zayd, Comisionado General de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas (OOPS) dijo Gaza se enfrenta a una catástrofe humanitaria si Israel mantiene su bloqueo. Ella dijo que el cierre actual es el más grave pidió el actual cierre de la más grave desde los primeros días de la Segunda intifada hace ocho años. Gaza tiene 1’5 millones de habitantes, el OOPS proporciona raciones vitales para 820.000 y el Programa Mundial de Alimentos de a ONU a otras 200.000 personas. Aproximadamente el 60% de las necesidades diarias está casi agotado, incluidos los alimentos, medicamentos, combustible y otros productos básicos esenciales.

El 17 de noviembre, 31 contenedores de alimentos y medicinas fueron autorizados a pasar a través del cruce de Abu Salem (Kerem Shalom), al sudeste de Rafah. Había estado cerrado, junto con otros cruces fronterizos, las dos semanas anteriores. Estas cantidades son muy deficientes y la cantidad es menos del 10% de lo que entraba en Gaza antes de que en junio de 2007 Israel impusiese el bloqueo. También se permite la entrada de 427.000 litros de combustible o apenas lo suficiente como para operar la planta de energía para un día. Al menos el 30% de la población está sin electricidad y alrededor del 70% tiene experiencias prolongadas de interrupciones del suministro eléctrico durante días o semanas.

El 20 de noviembre, AP informó de que funcionarios israelíes "se mantuvieron firmes en su decisión de cerrar los pasos en la Franja de Gaza frente a los motivos [esgrimidos por] del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon”.

¿Por qué se dijo al Jerusalem Post por parte del general Amos Gilad, alto responsable de las FDI que "Hamas está comprometido con la destrucción del estado .... (también) quiere hacerse cargo de la OLP". Hay que mencionar unos hechos que refutan esta afirmación. Después que Ismail Haniyeh, de Hamas, se convirtiese en primer ministro en 2006 ofreció a la Administración Bush la paz a largo plazo a cambio del fin de la (ilegal) ocupación de Israel. Fue rechazada [la oferta]. ¿Por qué? Israel y Washington son aliados en una empresa conjunta y necesitan enemigos, también conocidos como “terroristas”. En el mantenimiento de un ilusorio “proceso de paz”, sea cual sea el que exista, no se hizo ningún esfuerzo de equidad para con los palestinos. Lo que importa es el control conjunto de la región. Israel como la potencia hegemónica. América como parte de su imperio mundial y todos los recursos vitales en él, especialmente el petróleo, por supuesto.

En la década de 1980, el ex primer ministro Yitzhak Shamir admitió que Israel libraba la guerra contra el Líbano en 1982 porque era "un peligro terrible .... no tanto militar como político" Por lo tanto, como siempre, se inventaron amenazas para evitar la resolución [de las causas]. En enero de 2006, se volvió a la política después de que Hamas obtuvo una resonante mayoría democrática en el Consejo Legislativo Palestino (PLC). Como resultado de ello, los palestinos han pagado un alto precio. Israel, Estados Unidos y Occidente terminaron con todas las ayudas, impusieron un embargo agobiante, sanciones y aislaron políticamente al gobierno de Hamas. La intensa represión que siguió continúa hasta el día de hoy – intervenciones y ataques regulares, e imposición de un asedio medieval a Gaza- y se han intensificado.

El 19 de noviembre hubo que cerrar el molino de harina más grande por falta de trigo y la ONU suspendió los subsidios en efectivo a 98.000 pobres de Gaza debido a la escasez de la moneda israelí. La comunidad mundial ha estado en silencio. Las condiciones siguen deteriorándose, y Christian Aid ha tenido que hablar acusando a Israel de castigos colectivos en violación del derecho internacional. En virtud del artículo 33 de la Convención de Ginebra "Ninguna persona protegida (bajo ocupación) puede ser castigada por un delito que él o ella no ha cometido personalmente. Penas colectivas y también todas las medidas de intimidación o de terrorismo están prohibidas (así como) las represalias contra las personas protegidas y sus bienes". Varias panaderías (29 de un total de 72) están cerradas por falta de harina, combustible, gas de cocina y electricidad. Gaza están siendo estrangulada por hambre.

Los servicios de salud también están en crisis y sus pacientes en peligro de muerte debido a su limitada capacidad de prestación de servicios. El Hospital Shifa de Gaza es el más grande y gravemente obstaculizado. Además de faltar medicamentos y otros suministros, su equipo necesita reparación y no tiene disponibles las piezas de repuesto. Su principal generador se encuentra en mal estado. Su máquina de Rayos X no puede funcionar sin electricidad. Hay poco gas para la desinfección y para preparar alimentos para los pacientes. La preocupación está creciendo mucho más porque otros equipos esenciales también pueden dejar de funcionar o tienen que cerrar por falta de energía. Su director, Hassan Khalaf, y la Cruz Roja describen la situación como crítica. Vidas están en peligro. La unidad de cuidados intensivos no puede funcionar. Equipos electrónicos de la unidad para los recién nacidos no funcionan y el personal tiene que usar manualmente la bomba de oxígeno para todos los niños. Además, las existencias de unos 160 medicamentos esenciales se han agotado y otros 120 se están a punto de hacerlo. Shifa no se puede funcionar mucho tiempo en estas condiciones. Tampoco se puede en otros hospitales de Gaza, una intolerable situación de la que apenas se informó en los medios de comunicación de EEUU. Invierten la verdad, retratan a Israel heroicamente como una isla democrática en un mar árabe hostil. Ellos no van a explicar que Israel está obligado a proporcionar LO ESENCIAL en virtud del artículo 55 de la Convención de Ginebra. Dice así: "En el sentido más amplio de los medios a su disposición, la Potencia ocupante tiene el deber de garantizar los alimentos y suministros médicos de la población, sino que debe, en particular, aportar los alimentos necesarios, médicos y otros (indispensable) si los recursos del territorio ocupado son insuficientes". Israel continúa violando esta ley y todas las demás.

La reapertura parcial de las fronteras

El 24 de noviembre, Haaretz informó de que Israel había abierto parcialmente el cruce fronterizo de la Franja de Gaza para permitir la ayuda humanitaria después de un cierre de 19 días. Entraron 44 camiones. Según la Agencia de Noticias de Ma’an, otros 200 camiones cargados de ayuda humanitaria de las Naciones Unidas y 25 más de alimentos también tenían permiso para entrar a través de Kerem Shalom. Esto es útil, pero lamentablemente por debajo de lo que las necesidades de la Franja de Gaza, donde la mayoría de su 1’5 millones de personas a la atención de sus 1,5 millones de personas, dependen única o principalmente de la ayuda externa.

El 25 de noviembre ese paso de cerró de nuevo, supuestamente después que dos cohetes Qassam fuesen disparados. E Israel ha impedido la llegada de un buque libio que transportaba 3.000 toneladas de ayuda humanitaria a Gaza para romper el bloqueo de Israel. El Oriente Medio Media Center pide a otros Estados árabes a que hagan lo mismo - caso omiso del bloqueo y enviar la ayuda- incluso con garantía de Israel no permitirá que llegue. Un sorprendente informe de la Cruz Roja

El 15 de noviembre, el Independiente de Londres titulaba un artículo "La desnutrición crónica en Gaza culpó a Israel". Donald MacIntyre, su autor, se refirió a un “explosivo” informe de la Cruz Roja hablando "de los efectos devastadores del sitio que Israel impuso después de que Hamas tomó el control de Gaza en junio de 2007 y toma nota de que la dramática caída en el nivel de vida ha provocado un cambio en la dieta que puede dañar la salud a largo plazo de la población de Gaza. Aparecieron alarmantes deficiencias en hierro, vitamina A y vitamina D. " El informe sigue para decir que "fuertes restricciones en todos los principales sectores de la economía de Gaza, agrvada por un costo de la vida aumento de al menos el 40%, están causando el deterioro progresivo de la seguridad alimentaria de hasta un 70 por ciento de la población. A su vez, está obligando a la gente a reducir los gastos del hogar a los niveles de supervivencia".

La desnutrición crónica está aumentando de manera constante, y "las deficiencias de micronutrientes son motivo de gran preocupación." La Cruz Roja dijo que "el bloqueo ha tenido un efecto devastador para una gran proporción de hogares que han tenido que hacer grandes cambios en la composición de su canasta de alimentos". En la actualidad, el 80% confían en el sector de los cereales, el azúcar y el aceite. Además, las personas que están vendiendo activos, reducen gastos en la ropa y la educación de los niños.

El informe se refiere a la desintegración económica y que la prolongación de la situación actual dañará permanentemente los hogares y su capacidad para recuperarse. El estudio se realizó de mayo a julio de 2008.

Mark Regev, portavoz de primer ministro israelí Ehud Olmert, se limitó a decir que la población de Gaza son "rehenes" de la ideología "extremista y nihilista". De hecho, Hamas quiere la paz, ha sido conciliador, y su fundador, el Jeque Ahmed Yassin, dijo que dejarían la lucha armada "si los sionistas terminaran la ocupación de los territorios palestinos y dejaran de matar a las mujeres palestinas, los niños y civiles inocentes”.

Esa oferta es rechazada en repetidas ocasiones. Más recientemente, Hamas ofreció mantener la paz y reconocer a Israel a cambio de un estado palestino dentro de fronteras anteriores a 1967, sus territorios ocupados. Que, además, no es la destrucción de Israel.

Represión israelí de Derechos Humanos, Organizaciones y Medios de Comunicación de 20 organizaciones de derechos humanos solicitan la entrada a Gaza pero se les niega para impedir que vean y presenten informes sobre las condiciones de vida sobre el terreno. Una delegación en representación del Foro de Coordinación de la Asociación Internacional de Agencias de Desarrollo (AIDA) llegó al cruce de Erez con el permiso y aún así se impidió su entrada. A los periodistas internacionales, también. A la BBC, a la televisión holandesa RTL… Incluso se opuso Haaretz, en un reciente editorial titulado: "Abrir Gaza a los medios de comunicación". Haaretz ha llamado al Consejo de la Prensa, asociaciones de periodistas, editores, escritores, y al público a "alzar su voz en señal de protesta." Asimismo, pidió levantar "de inmediato” el veto a los medios de comunicación". A la prensa israelí se la ha prohibido la entrada en Gaza durante los últimos dos años. Sólo la corresponsal de Haaretz Amira Hass ha estado allí.

Las hostilidades en aguas de Gaza

La marina israelí también está en acción. Se detuvo a tres activistas de los derechos humanos: Darlene Wallach de los Estados Unidos, Andrew Muncie de Gran Bretaña, y Vittorio Arrigoni de Italia, ya que acompañaban a los pescadores de Gaza en las aguas más allá del control israelí. En virtud de los Acuerdos de Oslo, los palestinos pueden pescar tan lejos como 30 kilómetros. Cuarenta mil pescadores y sus familias dependen de sus capturas para su subsistencia y el sustento. Israel ahora se lo impide, y después de que Hamas tomó control de Gaza, limita la pesca dentro de los seis kilómetros de costa (menos productivos) y se aplica con rigor. Si superan el límite corren el riesgo de ser abatidos o detenidos y sus embarcaciones confiscadas o destruidas - otra grave violación del derecho internacional.

Saber Al-Hissie es uno de ellos. Él ha vivido de la pesca en aguas de Gaza durante 15 años, su padre y su abuelo antes que él. Pasó la mitad de su vida en el mar ", pero cada día nos enfrentamos a problemas de cañoneras israelíes", explicó. "Ellos nos siguen y quieren obligarnos a dejar de trabajar". Miles de pescadores viven en Gaza, sobre todo en y alrededor de la ciudad de Gaza, donde se encuentra el principal puerto. "Si navegamos seis millas al mar, entonces quizá estaremos a salvo. Pero si queremos ir más lejos, los israelíes siempre nos hostigan. Los barcos nos disparan y recientemente han comenzado a utilizar cañones de agua para atacarnos", dice Al-Hissie. Él no superará el límite para proteger a su barco. Son hostigados y atacados diariamente. "A menos que lo veas por ti mismo, no puedes creer la situación que enfrentamos", explica. Se diezmó la pesca local. Hace diez años, los pescadores de Gaza capturaban cerca de 3.000 toneladas al año. Ahora son menos de 500. "Sólo queremos a los peces y el apoyo a nuestras familias", dice Saber. Es la guerra de Israel contra su pueblo, un genocidio a cámara lenta.

Poner fin al bloqueo israelí y detener el genocidio

El 24 de noviembre, el presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Miguel D’Escoto Brockmann, dijo que el tratamiento de Israel a los palestinos era como "el apartheid de una época anterior". Sus observaciones se enmarcaban en un debate anual del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino. Agregó: "No debemos tener miedo a llamar a algo lo que es" desde que las Naciones Unidas aprobó la Convención Internacional contra el Crimen de Apartheid. La respuesta de Israel fue familiar. Su embajador de la ONU, Gabriela Shalev, Brockmann dijo que el presidente "odia Israel". Él es [DÉscoto] un sacerdote católico de 75 años de edad,. Si fuera judío, le habría acusado de tener "auto-odio".

El 20 de noviembre, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay, pidió que Israel ponga fin de inmediato al bloqueo. En respuesta, el Ministerio de Relaciones Exteriores (MFA) expresó su conmoción por lo que llamó una declaración unilateral. La llamada del Alto Comisionado se produjo después de informes de derechos humanos y preocupaciones humanitarias. Por su parte, Israel afirma que el sitio es una respuesta necesaria a morteros y ataques con cohetes contra ciudades israelíes y puestos militares. Son poco más de pinchazos y sólo se producen en respuesta a los brutales ataques israelíes contra la población civil de Gaza, incluyendo hombres, mujeres y niños - una práctica de larga data de décadas con una fuerza arrolladora contra las armas ligeras y armas caseras, así como los niños tirando piedras. Apenas justifica un asedio medieval contra los 1,5 millones de personas y las terribles secuelas que provoca. Y ¿para qué Durante cinco meses, hasta el 3 de noviembre, Hamas e Israel se encontraban en paz [tregua] como resultado de un acuerdo en Egipto. El 4 de noviembre terminó cuando la Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) entraron en Gaza (sin causa) y mataron a seis funcionarios de Hamas, supuestamente a causa de túneles cerca de la barrera de Kisufim. Posteriormente, y a pesar de ambas partes piden la paz, las FDI continuaron las hostilidades. Israel es un agresor en serie. Hamas responde en defensa propia (al igual que los palestinos de la Ribera Occidental). La realidad está en su cabeza. Ligeramente armados, el cuarto ejército más poderoso del mundo les llama “terroristas” a sus víctimas. Gaza Está seriamente perjudicada, empobrecida y sacrificada y ahora, hambrienta. Israel afirma que es su derecho. El derecho internacional es violado y existe un estado de guerra contra inocentes, hombres mujeres y niños, sin que el mundo haga ningún esfuerzo por detenerla. El eje Washington-Israel cree que las luchas, la inestabilidad y la “guerra contra el terror” puede rehacer Oriente Medio y ponerlo firmemente bajo su control. Lo mismo en Irak, Afganistán y en la Palestina ocupada durante más de seis décadas.

Hoy día la muerte de hambre de Gaza no será silenciada. Se mantiene la protesta u de acuerdo con Hamazah Mansur, jefe del Frente de Acción Islámica de Jordania [tiene seis parlamentarios] “si las condiciones en el territorio empeoran, los gobernantes árabes deben esperar un terremoto que sacuda a sus países y regímenes”. Es hora de sacudir su silenciosa complicidad con décadas de lento genocidio, ahora peor que nunca con Gaza bajo estado de sitio.

Stephen Lendman es un Investigador Asociado del Centro de Investigaciones sobre la Globalización


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2911954

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Oriente Medio   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License