CEPRID

El puñal de Yemen atraviesa la "normalización"

Miércoles 20 de diciembre de 2023 por CEPRID

Mohamad Hasan Sweidan

The Cradle

Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por Julio Fucik

A principios de diciembre, los medios israelíes dieron la noticia de un acuerdo para establecer un puente terrestre entre el puerto de Dubai y el puerto ocupado de Haifa. Los informes afirman que este acuerdo estratégico tiene como objetivo eludir la creciente amenaza yemení de cerrar rutas marítimas vitales a los buques asociados y/o destinados a puertos israelíes.

Apenas quince días después, el sitio web israelí Walla reveló que el primer envío, procedente de Dubai y atravesando el corredor terrestre recién establecido que abarca los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Jordania e Israel, había llegado a los puertos israelíes.

Al salvaguardar y apoyar a Israel, estos tres Estados árabes han reafirmado su papel esencial en la protección y defensa del Estado ocupante, permitiéndole continuar con sus atrocidades contra los palestinos.

El bloqueo del Mar Rojo de Yemen a Israel

El 15 de noviembre, Abdul Malik al-Houthi, líder del movimiento Ansarallah de Yemen, declaró un bloqueo a los barcos israelíes que cruzaban el Mar Rojo y el estrecho de Bab al-Mandab. Esta proclamación marcó el inicio de un conflicto naval con Israel en solidaridad con Gaza, presagiando una nueva fase de confrontación que Israel había anticipado durante varios años.

Desde 2018, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, temeroso de la presencia de Ansarallah a lo largo de la costa del Mar Rojo, afirmó el compromiso de Tel Aviv con cualquier esfuerzo internacional que impida el cierre de las rutas marítimas en la región.

Un informe de 2021 publicado por el Centro de Investigación de Seguridad Nacional de Israel afirma que "la posibilidad de que los hutíes ataquen barcos en las rutas marítimas a lo largo del estrecho de Bab al-Mandeb, el Mar Rojo o el Golfo de Adén plantea una amenaza tangible a la seguridad nacional israelí".

El mismo informe afirma que los yemeníes podrían en el futuro interceptar barcos israelíes que pasen por el estrecho de Bab al-Mandeb para presionar a Israel para que cambie ciertas políticas.

Cuatro días después de la promesa de los hutíes de atacar barcos israelíes, las fuerzas yemeníes se apoderaron de un barco de transporte vinculado al magnate israelí Avraham Ongar, uno de los magnates más ricos del país. El portavoz militar alineado con Ansarallah, Yahya Saree, justificó la incautación como una respuesta a “actos atroces contra nuestros hermanos palestinos en Gaza y Cisjordania”, y agregó: "Si la comunidad internacional está preocupada por la seguridad y la estabilidad regionales, en lugar de ampliar el conflicto, debería poner fin a la agresión de Israel contra Gaza."

El 12 de diciembre, Yemen lanzó un ataque con misiles contra un buque petrolero noruego con destino al puerto israelí de Ashdod en enero. Saree explicó que el ataque se produjo tras la negativa de la tripulación a prestar atención a las advertencias y anunció la continuación de los bloqueos de barcos hasta que Israel permitiera la entrada de ayuda esencial a Gaza. El Pentágono confirmó la interceptación de drones yemeníes que apuntaban a barcos israelíes y pidió una solución internacional a un “problema internacional”.

La importancia estratégica de Bab al-Mandeb

El estrecho de Bab al-Mandab sirve como una ruta comercial crucial que conecta el Mediterráneo y el Océano Índico, con un valor anual de aproximadamente 700.000 millones de dólares. Por esta vía fluvial vital pasan 4 millones de barriles de petróleo diariamente, lo que representa el 10% del comercio marítimo mundial y sustenta el flujo de 25.000 barcos.

Las cifras recientes correspondientes al primer semestre de 2023 muestran que Bab al-Mandeb maneja cantidades de petróleo crudo, condensado y productos derivados del petróleo equivalentes a las que pasan por el Canal de Suez. De manera similar, el volumen de gas natural licuado (GNL) que pasa por el estrecho rivaliza con el de Suez, que es de aproximadamente 4.000 millones de pies cúbicos de gas por día.

Freightos, una compañía naviera israelí, informó de un notable aumento del 9 al 14% en los costos de envío desde China al puerto israelí de Ashdod en las últimas dos semanas de octubre. Judah Levin, jefe de investigación de Freightos, dijo al periódico israelí Globes que el estallido de la guerra "ya está afectando a todos los bienes que llegan a Israel desde China, cuyos precios han comenzado a subir en las últimas semanas".

La importancia de este aumento proviene del hecho de que China es actualmente el mayor socio comercial de Israel por mar, y la carga marítima procedente de China representa el 20% del total de las importaciones marítimas de Israel.

El ’Eje de Normalización’ viene al rescate

Debido a la audaz medida de Saná, la amenaza percibida al transporte marítimo israelí en Bab al-Mandeb ha llevado al Estado ocupante a explorar rutas alternativas para importar y exportar bienes. No sorprende que los Emiratos Árabes Unidos, el país árabe que encabezó el impulso de normalización de los Acuerdos de Abraham con Israel, haya intervenido para ayudar a superar el obstáculo yemení.

Según informes de los medios israelíes, el esfuerzo de colaboración entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel para establecer un puente terrestre que conecte el puerto de Dubai con Haifa, pasará por Arabia Saudita y Jordania. Sin embargo, desde entonces Ammán ha negado estos informes, afirmando que son “absolutamente falsos”.

A mediados de diciembre, las mercancías comenzaron a circular por este corredor y Walla informó de la llegada de diez camiones desde Dubái al puerto de Haifa en los últimos días. No hay duda de que este corredor ofrece una solución estratégica, que permitirá a los barcos con destino a Israel evitar la amenaza yemení.

Sin embargo, su implementación exitosa sólo demuestra la voluntad de Arabia Saudita y Jordania de ser partes integrales de esta iniciativa estratégica, una medida que podría deslegitimar aún más a sus gobernantes ante la abrumadora mayoría árabe pro Palestina. En particular, un corredor terrestre de este tipo sólo requiere acuerdos entre las partes involucradas, aprovechando al mismo tiempo las rutas internacionales existentes.

El puente terrestre no sólo ofrece una alternativa para los barcos chinos que transportan una quinta parte de las importaciones marítimas israelíes, sino que también reduce el largo viaje por el sur y el oeste de África para llegar al Estrecho de Gibraltar de 31 a 19 días .

Contando los costos

La ruta terrestre que conecta Dubai y Haifa se extiende por 2.550 km, y los camiones necesitan aproximadamente cuatro días para recorrerla, una duración más corta en comparación con los barcos que navegan por el Mar Rojo y el Canal de Suez. Si bien el coste de transporte por kilómetro es ligeramente superior al de la ruta del Mar Rojo, es significativamente menor que el coste actual del transporte marítimo a través del Estrecho de Gibraltar.

A pesar de las limitaciones de capacidad de carga del corredor terrestre (alrededor de 350 camiones por día) en comparación con los buques de transporte, ofrece un tránsito rápido desde Dubai a Europa, ahorrando alrededor de 10 días de transporte en la ruta del Canal de Suez.

Pero si bien el corredor podría ser adecuado para satisfacer las necesidades inmediatas de Israel en medio de las amenazas yemeníes, no llega a proporcionar una alternativa completa para las rutas marítimas hacia Europa. Este acontecimiento sugiere que Israel podría potencialmente retirarse del transporte marítimo, lo que plantea un desafío para Egipto y el Canal de Suez.

Más adelante, es posible que el corredor terrestre también atraiga a varios Estados asiáticos y europeos. Hay que subrayar que Egipto empieza a salir perdiendo en cuanto se adopta la ruta terrestre Dubai-Haifa, ya que los barcos que rodean el Mar Rojo también evitan naturalmente la ruta de Suez.

Sin embargo, la mayor amenaza para los intereses económicos de Egipto reside en la perspectiva de futuros enlaces ferroviarios que conecten Dubai con el Estado ocupante, mejorando significativamente la capacidad de transporte y reduciendo los costos y tiempos de tránsito.

Yemen se opone a Israel

A medida que el corredor terrestre gana terreno, los informes sugieren que la empresa de gestión de riesgos Ambrey ha aconsejado a los armadores que evalúen los buques con vínculos israelíes debido a posibles desafíos de movilidad. Sin embargo, el inicio del corredor terrestre representa una bendición para el Estado ocupante y sus empresarios al eliminar la necesidad de utilizar la ruta del Mar Rojo.

Cabe señalar que la adopción del corredor terrestre abre vías para que Israel se conecte con otros corredores internacionales a través de los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Jordania. El corredor Norte-Sur que conecta Rusia, Irán e India se vinculó este año con Arabia Saudita , lo que ahora puede canalizar esos productos hacia Israel.

Esto también se aplica al Corredor Económico China-Pakistán (CPEC), una piedra angular de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI) de Beijing, que transporta mercancías hacia y desde China a través del puerto paquistaní de Gwadar. Desde Gwadar, las mercancías viajan a los puertos de los Emiratos Árabes Unidos y luego, potencialmente, a través del corredor terrestre hacia Israel. De esta manera, los tres Estados árabes, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Jordania, pueden vincular a Israel con otros corredores internacionales clave, a menos que Irán y Pakistán decidan poner freno a esas obras.

Lo que todo esto deja claro, sin embargo, es que la entrada de Yemen en la primera línea de batalla contra Israel y en apoyo a Palestina ha tenido repercusiones a nivel mundial. La empobrecida nación, a pesar de enfrentar años de conflicto, ahora plantea una amenaza significativa y creciente a la seguridad nacional y las líneas de suministro de Israel a través de sus acciones en Bab al-Mandeb.

Al alinear sus ataques marítimos con el cese del horrible asedio de Gaza por parte de Tel Aviv, Ansarallah ha obligado al mundo a prestar mayor atención a la magnitud de la campaña militar sin precedentes de Israel contra los civiles palestinos en Gaza.

Por el contrario, las medidas de colaboración de los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Jordania para abrir un puente terrestre hacia Haifa subrayan su preferencia por complacer a Israel en lugar de reforzar la solidaridad árabe y musulmana.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 4116616

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Oriente Medio   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License