CEPRID

La FINUL en Líbano: Violaciones de la Resolución 1701

Miércoles 15 de septiembre de 2010 por CEPRID

Amin Mohammad Hteit

CEPRID

Traducido del original en Árabe por Mª Cristina Portales Carrandi y Hadi A. Mansour

Cuando llegaron a Líbano a las fuerzas internacionales en 1978, tras la adopción de la resolución 425 que dicta la retirada de Israel de dicho país a las fronteras internacionales sin restricciones ni condiciones, incluso sin contacto o negociación alguna entre las dos partes como fue adoptado en la resolución 242, se las estableció la función de actuar como el intermediario entre Líbano e Israel de manera que el ultimo entregara a las fuerzas internacionales todo lo ocupado del territorio libanés, que luego se le entregaría al ejército de ese país, y así continuaría trabajando con el mismo, temporalmente, para contribuir a la creación de la autoridad y la soberanía del Estado sobre su territorio durante el período estimado por Líbano.

Pero Israel, quien se negó a retirarse, impidió al FINUL (Fuerzas Interinas de Naciones Unidas para Líbano) la realización de su función durante 18 años, y así continúo en el sur en espera hasta que la resistencia le obligó a retirarse. Pero lo peor de no aplicar la misión (de la FINUL) fue la invasión Israelí a Líbano en 1982, donde Israel informó a la FINUL de su decisión de invasión y coordinaron la entrada de este a Líbano y la fuerzas internacionales abrieron los puntos de cruce (las fronteras entre ambos países) con las órdenes emitidas por la dirección codificada de la palabra ROBICO. Y cuando Líbano entró en negociaciones directas con Israel bajo los auspicios de los Estados Unidos y se logró el acuerdo del 17 de mayo, neutralizaron a la ONU y sus fuerzas dejando sólo una función secundaria temporal preparada sin consultar a Líbano. Y cuando Israel fue expulsado de Líbano [en mayo de 2000] recurrió a las Naciones Unidas para facilitar su “salida legal” para que se le conceda el estatus de respetar a las resoluciones internacionales, y aquí las Naciones Unidas le respondió positivamente y trató de darle una recompensa del territorio Libanes correspondiente a unos 18 millones de metros cuadrados, además de la zona de las Granjas de Shebaa, sobre las cuales Larsen, enviado del Secretario General de las Naciones Unidas, inventó un motivo para retrasar la retirada de las mismas y de adoptar un enfoque para la negociación directa y entrada de Líbano en la resolución 242. Pero la fuerte posición de Líbano en el 2000 interrumpió el juego de las Naciones Unidas, y no permitió a Israel cambiar la frontera internacional, en primer lugar porque no llegó a entrar en cualquier tipo de negociación sobre las Granjas.

Después de la derrota de Israel en 2006, retornó el papel de la ONU relevándose nuevamente con el aumento de sus fuerzas e intentar ampliar sus misiones de acción en virtud al Capítulo VII (que define el respeto de Líbano para imponer la Resolución 1701 aunque sea por la fuerza militar, sin embargo Israel no está obligado a respetarla) y con la forma de las fuerzas multinacionales. Pero la resistencia y sus seguidores abortaron el proyecto de resolución estadounidense-francesa, coordinado entre sus creadores y la autoridad libanesa para obrar con instrucciones de los EE.UU., exigiendo de las fuerzas internacionales que fueran "fuerzas para defender al pueblo libanés del ataque a Israel". Y antes de conocer el destino de este proyecto de resolución, los Estados Unidos y su alianza atlántica comenzaron a preparar las fuerzas necesarias para su aplicación con su columna vertebral: la OTAN.

Las tropas españolas, presentes en la ex-Yugoslavia, eran parte de esas fuerzas, y le ordenaron a su comandancia la preparación final para ir a Líbano “para trabajar contra los terroristas que destruyen la seguridad de Israel” (literalmente como les llegó la orden a estas fuerzas) y la ejecución de la tarea en el marco de las fuerzas multinacionales, incluso, no bajo la bandera de la ONU, y en este pensamiento estas fuerzas comenzaron su misión en el sur, en tal medida en que no cambió el color de sus vehículos militares a Blanco como se supone son los que trabajan bajo la bandera azul de las Naciones Unidas. Pero la situación cambió después de la posición nacionalista libanesa (las fuerzas nacionales libanesas que apoyan a la resistencia) y del anuncio en el Sindicato de Prensa Libanés del rechazo a las fuerzas de la FINUL, en entre ellas las fuerzas españolas, por la desviación de la Resolución 1701 y el cambio de las reglas de combate.

Y ahora, después de la posición "franca y clara" y la expresión de la política española en boca de Aznar considerando a Israel como "parte de Occidente" y que su protección y "defensa es responsabilidad de los occidentales", hay que vigilar también el comportamiento de algunas fuerzas extranjeras que operan en el marco de la FINUL, civiles y militares. El presidente francés Sarkozy pidió a Netanyahu que no ponga a las fuerzas francesas del riesgo de guerra cuando Israel tome la decisión de ataque a Líbano -al estar lista su ejecución y la posición internacional se lo permita- rogándole, en lugar de amenazar a Israel en caso de agresión contra el Líbano con la presencia de fuerzas internacionales, que desempeñará una firme posición francesa como DeGaulle hizo en 1967. Las fuerzas internacionales han comenzado a llevar a cabo cambios de algunos batallones en las zonas de despliegue y de manera incomprensible a menos que se interprete en favor de Israel alejando a las fuerzas que no cooperen con él de las líneas fronterizas de enfrentamiento y sustituirlas por las fuerzas cuyos gobiernos vean la seguridad de Israel como su propia seguridad (OTAN).

Todo ello con el fin de facilitar la puesta en marcha del ataque en la próxima guerra, para lo que le ayudarán [a Israel] con información y un paso seguro hacia Líbano en una nueva invasión y se repetirá la palabra ROBICO una vez mas. Las declaraciones de la dirección española de la FINUL en Naqura y de algunas fuerzas de la OTAN sobre [el cumplimiento de] la Resolución 1701 no son creíbles, vemos que la inocencia verbal no es suficiente, y lo que se requiere es el comportamiento práctico.

Y aquí tenemos que señalar varias observaciones y decir: Que la Resolución 1701 no impide a los libaneses el trabajo y el paso en cualquier punto del territorio del Sur, ¿cómo se explica que la FINUL prohíba a los libaneses llegar Al-Manara, a las colinas de Yaron y al Abbasieh (aldeas libanesas) y otras partes del territorio libanés liberado las cuales sólo se cerraron a los libaneses después de [la guerra de] 2006?

Que la resolución 1701 no reconoce el derecho de las fuerzas internacionales a la iniciativa de trabajar individualmente [se refiere a las patrullas y entrada en aldeas y pueblos] sólo en caso de legítima defensa, y por lo tanto, tiene que operar en coordinación con el Ejército libanés y con su compañía [patrullas conjuntas] en el servicio de la seguridad y la soberanía de Líbano - por supuesto, y ciertamente no de Israel. Lo que ocurre en la realidad no se corresponde con la Resolución 1701, ¿cómo se explican sus ejercicios independientes y los procedimientos operativos y las operaciones de rastreo y la investigación y estudio y la comunicación con la comunidad local, y otros comportamientos que ocurren lejos del ejército libanés?

La resolución 1701 y todas las normas del derecho internacional anteriores a ella no permiten a ninguna de las partes la manipulación de la frontera internacional ya que son el resultado de un acuerdo y entendimiento entre ambas partes de la frontera, y aquí le preguntamos a las tropas de la FINUL por su conducta en el enfrentamiento con Israel, que anunció su prensa y no ha sido negado por nadie que volverá a definir la frontera para establecer una "nueva frontera" para adaptarse a sus necesidades militares, y todo lo que conocemos en esta esfera es que las fuerzas internacionales impiden a los libaneses la llegada a la mayoría de los puntos de la frontera en los que juega Israel, desde Líbano.

La Resolución 1701 le da el derecho a las fuerzas internacionales para conversar con ambas partes para poner fin a la violación de la Resolución 1701, en caso de que hubiera una violación, y llevar el asunto al Consejo de Seguridad si la parte que violó la resolución no responde a sus peticiones y observaciones. Esta resolución no autorizó al liderazgo de la FINUL a encabezar una comisión tripartita que se reuniese en territorio libanés, en Naqura, y recibir a los oficiales israelíes y sus equipos militares a través de territorio libanés liberado para llegar al lugar de la reunión, y aquí nos preguntamos ¿Qué hicieron las fuerzas internacionales sobre el incumplimiento de la resolución 1701 por parte de Israel en cuanto a la retirada de todo el territorio libanés, y qué hizo para confrontar las violaciones aéreas y terrestres contra la soberanía del Líbano ?

La Resolución 1701 que rige la relación entre Líbano e Israel en la actualidad no ha derogado el estado de hostilidad entre las partes, y, en consecuencia, no abrió las fronteras entre ambos, ¿cómo se permiten los dirigentes de la FINUL solicitar la apertura de la frontera para mover a soldados y oficiales durante sus vacaciones para la comunicación con Israel, y los israelíes?

Los que critican las acciones de los dirigentes de las fuerzas internacionales y las acciones de las fuerzas de la OTAN, son los que siguieron los sucesos en el sur y su liberación y comprenden muy bien el contenido de la resolución 1701, y conocen con profundidad la naturaleza de la acción militar y política de estas tropas. Porque saben, critican. Rechazan que estas tropas se desvíen de su misión, se centran en el territorio libanes y sirven intencionalmente o no el plan de invasión israelí contra Líbano. Decimos esto y es de nuestro conocimiento que hay un numero de fuerzas de las unidades y formaciones militares (de la FINUL) que no viola el espíritu de la resolución y su texto ni en una palabra, y esperamos que en todas las fuerzas, tanto comandos como unidades, sea así.

Amin Mohammad Hteit es General de Brigada (retirado) del Ejército Libanés e Investigador Estratégico. Fue Presidente del Comité para la Verificación de la Retirada Israelí en el Año 2000.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 3072576

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Oriente Medio   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License