CEPRID

La Pax Americana y la estupidez de los árabes

Martes 13 de octubre de 2009 por CEPRID

Abdel Bari Atwan

Al-Quds Al-Arabi

Traducido para el CEPRID por María Valdés

El presidente de EE.UU. tiene una nueva iniciativa de paz para resolver el conflicto árabe-israelí y se la presentó [a los países árabes] en la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrada a finales de septiembre. El senador George Mitchell, verdadero artífice de esta iniciativa, prefiere trabajar en absoluto secreto y lejos de los medios de comunicación pero los rumores indican que esta iniciativa se centra en la iniciativa árabe de paz, a la que se añaden ciertos cambios fundamentales como la anulación del derecho de retorno y la introducción de una fórmula "nebulosa" haciendo de Jerusalén la capital de dos Estados, e introduciendo unos cuantos retoques a la situación actual.

La aplicación de esta iniciativa es probable que invierta la propuesta árabe, así que comienza con la normalización antes de la retirada israelí de los territorios árabes ocupados, de conformidad con las condiciones establecidas por Netanyahu. Esto podría explicar la intensa presión de EE.UU. sobre los estados árabes, especialmente en el Golfo y el Magreb, para producir "primeros pasos" de normalización, tales como la apertura de oficinas de ventas y autorización del movimiento libre en el espacio aéreo de aviones de la aerolínea israelí El Al a cambio de la congelación de la construcción de asentamientos en Cisjordania, pero no en Jerusalén.

La presión de la administración de Obama podría dar resultados en las próximas semanas. En el lado palestino los preparativos están en marcha, con cuidado y detalle excepcional, siguiendo las directrices estadounidenses y europeas y con la bendición de manera indirecta de Israel de que la sociedad palestina está completamente preparada para integrar plenamente la nueva iniciativa.

Estas preparaciones se pueden resumir en los siguientes puntos:

1) El Presidente de la Autoridad en Ramala, Mahmoud Abbas, convocó el Congreso de Fatah, y celebró la "elección" de un nuevo comité ejecutivo que incluye cuatro ex funcionarios de seguridad y en la que han sido excluidos, una u otra manera, la mayoría de los miembros de la vieja guardia que se opuso al proceso de Oslo; hay que admitir que algunos de los nuevos miembros del comité tienen una buena reputación y son considerados como personas independientes y dedicados a la causa nacional.

2) El Sr. Abbas ha logrado convocar el Consejo Nacional de Palestina en una reunión especial "en la presencia de estos" para completar la legitimidad del Comité Ejecutivo de la OLP y la elección de seis nuevos miembros, incluyendo dos negociadores Ahmad Qurei (Abu Ala) y Saeb Erekat. Podemos concluir que pronto serán llamados a negociar sobre la base de la nueva iniciativa de paz, no como representantes de Fatah, sino en nombre de la OLP, única representante legítima del pueblo palestino.

3) Salam Fayad, el primer ministro palestino, dijo que estaba preparando un nuevo proyecto para la infraestructura del Estado palestino, que estará listo en dos años. Este proyecto consta de dos partes: la primera, con el desarrollo de las fuerzas de seguridad palestinas sobre la base de las normas de EE.UU. y bajo la supervisión del General Dayton y las bendiciones de Israel, Jordania, Egipto y Palestina. La segunda, con la economía para mejorar la vida cotidiana de los habitantes de la Ribera Occidental con la finalidad de hacerles olvidar la Intifada y alejarse definitivamente de la resistencia por considerarla “un factor de inestabilidad y sufrimiento”.

Mahmoud Abbas ha logrado, siguiendo en la dirección de Tony Blair, “enviado de paz" europeo, reducir la causa palestina en Cisjordania olvidando la "causa de los refugiados" y hacer una cuestión de carácter puramente económico regido por las condiciones de vida de los habitantes de la Ribera Occidental. Y este es su éxito más peligroso.

Hoy en día, en lugar de comparar la situación actual del pueblo palestino con la que prevaleció durante la primera o la segunda intifada, o la que existía en 1965, cuando se lanzó la primera bala de la resistencia y la Ribera Occidental y Gaza eran árabes, se compara el deterioro de los medios de subsistencia y la seguridad en Gaza bajo el gobierno de Hamas con la prosperidad de la Ribera Occidental bajo el reinado de la autoridad [palestina].

En Gaza, la situación económica se ha deteriorado a causa del bloqueo asfixiante que todos decidieron olvidar, y la seguridad está controlada con puño de hierro por la policía de Hamas, que fue ilustrada por el ataque sangriento sin precedentes contra la mezquita de Ibn Taymiyah en Rafah para "extraer" el movimiento Ansar Jund Allah, y la prohibición de las operaciones de la resistencia y el lanzamiento de misiles.

En cuanto a la prosperidad económica de la Ribera Occidental, se debe especialmente a la afluencia a los bolsillos de la autoridad de miles de millones de dólares de los Estados Unidos, Europa y los países árabes, una generosidad que tiene más que ver con los pedidos [políticos, de renuncia a los planteamientos históricos palestinos] que con el deber moral de solidaridad.

Pero debemos recordar que esta prosperidad es la aplicación de la letra del plan de Netanyahu y el plan anterior "paz económica" de Tony Blair. Una paz que significa en la práctica el olvido, aunque sea temporalmente, de los fundamentos de la causa palestina.

La pregunta que nadie quiere responder es cómo este estado palestino que nos prometen, será capaz de existir en la presencia de 249 asentamientos israelíes habitados por medio millón de colonos, por no mencionar los 600 puestos de control israelíes de seguridad.

La complejidad bizantina del discurso actual no se refiere a la legalidad de los asentamientos, sino a su crecimiento natural, el derecho legal completo o parte de este crecimiento y la consideración de que los árabes tendrán que pagar en términos de "normalización".

Tomamos nota de que el chantaje israelí ha logrado imponer condiciones, no sólo para planificar la dejación del derecho al retorno sino a la dilución de la cuestión de la Jerusalén ocupada, la congelación temporal de "colonias (visto como una concesión grande) y la imposición de un bloqueo naval, aéreo y total de la tierra contra Irán.

De la misma manera que la conferencia de paz en Madrid en 1991 sirvió para atacar, aislar y destruir a Irak, se nos quiere conectar hoy día a la nueva iniciativa de paz de Estados Unidos en la cuestión nuclear iraní y luego proceder a desmantelar las instalaciones iraníes por medios militares o por las sanciones a cambio de promesas de una fácil solución estadounidense al problema palestino y de acuerdo con una fórmula que no podría enfadar ni Israel ni a los regímenes árabes "moderados".

Tenga en cuenta que Israel ha producido hasta la fecha 300 ojivas nucleares e Irán tiene un reactor todavía en desarrollo. Se ha establecido una relación entre el reactor iraní y una lista de abdicación de la Palestina árabe fundamental a cambio de promesas de solución, además de las muchas promesas que hicimos en el pasado y han desaparecido, una tras otra después de haber cumplido los objetivos de EEUU.

Pero el gran problema hoy es la debilidad del frente de rechazo árabe, el deterioro del rechazo en los campos de refugiados palestinos, el interés de Siria por la apertura de Estados Unidos [se refiere al acercamiento de la Administración Obama a Siria] y la recepción de sus enviados a fin de convencer y concentrar esfuerzos en el establecimiento del gobierno libanés como si fuera la máxima prioridad a nivel regional, mientras que Hamas está enredado en la "trampa" de Gaza, intentando conseguir comida de subsistencia para un millón y medio de palestinos y abrirse a Occidente para resolver la cuestión de Gilad Salit.

Para nuestro gran pesar, Hamas se hace hoy en día con la bandera de la resistencia con la fuerza que se esperaba del movimiento jihadista islámico. Añadir que no hay en él una corriente que vaya en detrimento de sus esfuerzos para lograr el reconocimiento de Occidente, establecer contactos y mucho más participando en conferencias en Ginebra con los israelíes y todo con el fin de convencer al mundo de que Hamas es un movimiento moderado y realista con el que podemos trabajar y que merece permanecer en el poder.

La causa palestina tal como la conocemos en la actualidad está bajo el bisturí del cirujano "estético", EEUU, para una nueva operación: el producto será comercializado por expertos en comunicación y en especial por los árabes y palestinos [los regímenes árabes prooccidentales y el gobierno de Abbas].


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 3310906

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Oriente Medio   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License