CEPRID

Justicia y Caridad: Desarrollo del Movimiento Islámico en Israel

Viernes 14 de agosto de 2009 por CEPRID

Salah Aghbariya

AIC

Traducido por Laura Domínguez González para el AIC

El movimiento islámico es una parte indivisible del abanico político dentro de la comunidad palestina en Israel, contando con una naturaleza muy particular, es el resultado de la combinación del activismo social y político con un mensaje religioso. Este último elemento es también fuente de su influencia. El movimiento empezó a ser decisivo en la arena pública gracias a los proyectos iniciados en los campos socio-políticos y sociales que estuvieran en relación con el futuro de la sociedad árabe dentro de Israel. A través del componente religioso de sus acciones, el movimiento consiguió llegar a gran número de gente y causó un impacto sustancial en el día a día de la población árabe musulmana en Israel. Ejemplo de ello es la distribución de comida entre la población mas necesitada a través de comités. Esto es también así para las 17.000 personas que, a través del movimiento mantienen a los huérfanos palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza. Los movimientos Islámicos se hacen cargo de la propiedad del Waqf en general y la mezquita de Al Aqsa en particular ha cobrado gran importancia. En el último festival de Al-Aqsa, mas de 80.000 personas estuvieron presentes y al rezo en al-haram al-qudsī ash-sharīf a tendieron mas de 300,000 musulmanes.

El trabajo del Waqf y de las actividades de carácter humanitario-social son valores que hacen que el Movimiento Islámico se este revitalizando. Esto fortalece su posición hasta tal punto que la fatwa establece que ciertos asuntos son considerados una fuente de autoridad incuestionable.

La dimensión religiosa del movimiento es el eje principal. El movimiento aboga por la conservación del Islam, incluyendo los preceptos social- religiosos como ayudar a otros, establecer proyectos sociales, de alfabetización y en mezquitas. Una de sus aspiraciones es volver a darle a las mezquitas su papel tradicional- no solo como lugar de rezo, sino que también como centro para la educación moral y para la realización de actividades sociales. Cuando el Movimiento Islámico anuncia su ayuda humanitaria para los más necesitados de Cisjordania y la franja de Gaza recibe un masivo y entusiasta apoyo popular, pues la obligación de asistir a los necesitados es una parte esencial del Islam. Al mismo tiempo el movimiento también persigue el consenso nacional a través de excursiones a lugares de importancia histórica en la memoria Palestina y a través del fortalecimiento de la conexión con la tierra, que se en entiende como un valor religioso, nacional e histórico. El Movimiento Islámico cree que conservar la tierra es un valor ligado a otros valores religiosos puros. Para conservar la tierra, existe una necesidad de preservar la sociedad y disminuir el negativo fenómeno social que viene dado por la modernización, incluyendo las drogas, la prostitución y el crimen.

En las primeras décadas tras el establecimiento del estado de Israel, la sociedad árabe no se caracterizaba por su naturaleza religiosa. La fundación del Movimiento Islámico sirvió esencialmente como estimulo para la renovación del patrimonio islámico, y muchos de la nueva generación lo siguieron.

Contexto histórico y características principales

Aunque sea un movimiento político, el Movimiento Islámico no participa en las elecciones parlamentarias, pues no cree que el salvador de los árabes vendrá dado por la Knesset. Desde el punto de vista del movimiento, y como resultado de la definición dada por la fukha (estudiosos de religión) de la rama Sunni-Salafi de la política, acciones políticas(positivas) es” toda acción que busca la justicia y normas positivas a la que deja de lado la falsedad, la mentira y las normas negativas. ” Por consiguiente, toda acción social, política, voluntaria, municipal, deportiva, además de las acciones de organizaciones que asisten a los mas necesitados, son consideradas como un acto político y representa una fase de la evolución del movimiento. Desde este punto de vista, la participación en las elecciones parlamentarias es no tan importante para el movimiento y no tiene valor añadido, ya que todas las acciones del movimiento son consideradas políticas.

Desde su creación el movimiento islámico ha sufrido numerosos cambios a nivel organizativo. Al principio, era un grupo que buscaba devolver la gloria al Islam. Después se sometió a un proceso de institucionalización y empezó a estar presente en todas las áreas y secciones de la sociedad. En sus comienzos el Movimiento Islámico actuó rápidamente, produciéndose conflictos entre las distintas partes. Algunos miembros de Usrat al-Jihad( el primer movimiento islámico de importancia, cuyos miembros acumulaban armas) fueron sentenciados en 1981, y el movimiento se desquebrajo. Sin embargo, esto tuvo como resultado una difusión de conciencia religioso-política en la sociedad. De este estadio a la siguiente fase el camino fue corto: establecimiento de una organización, un incremento de su presencia en la sociedad y como consecuencia de ello, una primera participación en las elecciones locales en 1983.

A la vista de los buenos resultados en las elecciones locales- incluyendo en Um al-Fahem, donde el movimiento consiguió la mayoría- los líderes del movimiento empezaron a llamar a la participación en las elecciones parlamentarias. En 1993 esta tendencia se fue fortaleciendo, pero el Majles Ashura( el grupo mas elevado de el movimiento Islámico) finalmente se puso en contra de la participación.

En 1996 Sheikh Nimer Darwish consiguió convencer a los Majles para participar en las elecciones parlamentarias en una lista conjunta con el Partido Democrático Árabe. Esta decisión supuso una gran división dentro del movimiento y finalmente produjo una separación del Movimiento Islámico en dos ramas. La primera se llamó el Movimiento Islámico y fue liderado por Sheikh Raed Salah y el segundo tomo el nombre de Majles Ashura para dejar ver al público árabe en general y a los afiliados al movimiento en particular, que seguía abogando por los mismos principios. Esta ultima facción es llamada por los estudiosos y la prensa la “facción del Sur“, y ha ido progresivamente acercándose al trabajo parlamentario. La facción del norte empezó en este mismo momento a renovar la infraestructura organizativa, institucional y política y empezó a su vez a estrechar sus conexiones con varios grupos de dentro de a sociedad. Los resultados de esto se pudieron ver reflejados en el apoyo popular que sus lideres recibieron cuando fueron detenidos, fue entonces cuando un comité para la defensa de Sheikh Raed Salah y sus compañeros se convirtió tras la detención de sus miembros del movimiento Abnaa el-Balad y de la Asamblea Nacional Democrática en el Comité para la Defensa de las Libertades.

Impacto del Movimiento Islámico en el público árabe

Entre los años 1948 y 1967, se produjo un gran vació entre los árabe en Israel en lo que respecta a liderazgo, cultura, economía y sociedad. La clase media fue desapareció casi por completo como resultado de la guerra de 1948 y la mayoría de los que permanecieron eran campesinos con una baja educación y recién despojados de sus propiedades. Un gran número de ellos fueron desplazados (ejemplo de ello son los refugiados internos, desplazados como resultado de la destrucción de sus comunidades y que de un día para otro se encontraron sin nada). Aquellos que sobrevivieron fueron colocados bajo un gobierno militar hasta 1966. Durante este periodo, la mediación entre los que permanecieron y el gobierno militar se hacia a través de los Mukhtar y los colaboradores.

Las consecuencias del vació de liderazgo en dicho periodo siguen pasando factura hoy en día, y parece que mucho tiempo tendrá que pasar hasta que se consolide un liderazgo árabe que priorice el interés de los árabes en Israel y no solo los intereses del movimiento o del partido. En este momento, hubo una minoría consiguió establecer una serie de acciones que les permitieran sobrevivir cuando hubiera que sobrevivir, y que fuera capaz de resistir cuando la resistencia fuera necesaria a pesar de la ausencia de un liderazgo carismático y del establecimiento de un cuerpo directivo. Con todo ello, es cierto que la gente quedo influenciada por las tendencias ideológicas existentes. En las ultimas dos décadas, el movimiento islámico ha conseguido sintonizar con los valores y la manera de actuar en la sociedad árabe, lo cual le ha permitido normalizar sus relaciones internas y desarrollar nuevos métodos para continuar con su lucha. Cuando Sheikh Raed erigió una tienda de protesta en 1992 reclamando un mejora el los municipios locales árabes, sugirió mandar a las Naciones Unidas una delegación que pudiera advertir sobre la discriminación que sufrían.

Estuvieron en la tienda de protesta durante más de un mes, y esta medida es considerada una de las más fructíferas para el público árabe, pero las relaciones entre la minoría y mayoría empeoraban. Fue en un momento de grandes dificultades para la minoría árabe en los ámbitos de construcción, educación, desarrollo, desempleo, discriminación e identidad, cuando el Movimiento Islámico supo buscar un su sitio en este vació de poder intencionalmente creado por la clase dirigente israelí desde el primer día del establecimiento del Estado de Israel y de esta manera buscaron asistir al mayor numero de gente de entre los sectores sociales mas castigados. El Movimiento Islámico fue capaz de crear un profundo cambio en el modo de vida, consiguiendo colocar la dimensión islámica dentro de los ámbitos de la cultura, del Waqf, y de las relaciones entre la gente y la moral pública. La misión nacional que el movimiento preconizaba fue rescatar a los árabes en Israel de la nefasta situación en la que se encontraban. Empezó así a desarrollar su sistema de ayuda a la comunidad el cual trabajaría en varios campos como sanidad, educación (incluidos campamentos para niños pobres, clases de apoyo para los niños con problemas en el colegio y asistencia a los estudiantes), deporte, periodismo, protección para mujeres maltratadas, ect. En el marco de las actividades municipales, el movimiento fue un ejemplo destacado de cómo administrar una ciudad( la ciudad de Um al-Fahem durante el periodo de Sheikh Raed Salah) a través de la provisión de servicios para los residentes y de la promoción de proyectos para el beneficio de la sociedad.

Qué es el Movimiento Islámico

Desde la perspectiva de un miembro del Movimientito Islámico, es difícil de definir claramente el movimiento. Sin embargo, es posible decir que dentro de las varias corrientes políticas dentro de la población árabe, el movimiento islámico se percibe simplemente como un movimiento político-social y no necesariamente como un partido político o institución. Este no es un fenómeno pasajero, sino un nuevo espíritu que esta pasando a través de un cuerpo bajo constantes ataques que vienen de todas direcciones. El Movimiento Islámico es el acontecimiento más importante que les ha ocurrido a los árabes de Israel desde el Naqba , pues a tenido éxito a la hora de encontrar normas y valores que hoy conforman una parte importante de la identidad nacional-colectiva.

Varios grupos islámicos han intentado definir el movimiento. Mohammad Qutab puso la cuestión de la identidad en el centro, definiéndolo como un movimiento que da a los musulmanes una identidad que estaban perdiendo. Dr. Abu al Yazid al-Ajami enfatizo la predisposición de los creyentes a sacrificarse en nombre de sus valores. Tawfiq Hatib( de Egipto) lo entiende como un grupo social con gran disposición a promover el Dawah( la predicación del Islam). Uno de los mas preeminentes pensadores chiítas de nuestra generación, Hassan Shirazi, calificó al movimiento como” la fuente de rehabilitación Islámica”. Mahdi Ataar señalo que el Movimiento Islámico es un movimiento social en expansión y que su principal objetivo es devolver la conciencia islámica a los musulmanes, los cuales pueden estar orgullosos del Islam como religión y cultura. El Dr. Rashad Alhanushi, líder del Movimiento Islámico en Túnez, define el Movimiento Islámico como un todo fruto de los esfuerzos colectivos e individuales hechos por las masas de musulmanes en todo el mundo, los cuales creen en el Islam como religión y como estado.

Desarrollo del Movimiento Islámico en Israel

El Movimiento Islámico no se desarrollo de golpe, sino que se fue desarrollando en varias fases como hemos visto anteriormente. Ahora veremos con mas detenimiento los estadios y fases de este desarrollo en las pasadas dos décadas. La tendencia a retomar el Islam entre los árabes en Israel empezó con el encuentro de los árabes en Israel con la vida islámica en Cisjordania después de la guerra de 1967. Durante este periodo hombres religiosos y profesores de Cisjordania salieron a la Línea Verde para ofrecer clases de religión en mezquitas y casas. Aquellos que rezaban empezaron a comprar libros de religión en los puestos de los viernes a las puertas de las mezquitas y fue así como los libros religiosos volvieron a los salones de las casas árabes.

Los musulmanes de Israel también fueron a estudiar a Cisjordania durante este periodo. Uno de ellos Sheikh Abdallah Nimer Darwish, estudió la Sharia en el Instituto Islámico de Nablus a principio de los años 70. Unos años mas tarde Sheikh Raed Salah estudió en el Colegio Islámico de Hebron. Ellos volvieron con el ideal de difundir el Dawah entre los musulmanes en Israel y acercarles a Allah Sheikh Abdallah Nimer Darwish creo Usrat al-Jihad, un grupo profundamente influenciado por la filosofía militante de otros pensadores musulmanes en el mundo. Sin embargo, el primer periodo en la historia del Movimiento Islámico estuvo marcado por la detención de la mayoría de los miembros del grupo en 1981(siendo acusados de almacenar armas y de prender fuego a los campos). El segundo periodo fue la etapa de los “jóvenes musulmanes”, la cual no duró mucho, de 1981 a 1988-1989. Durante este periodo el movimiento estableció instituciones y modificó sus modos de operación. El cambio mas relevante durante este periodo fue la participación en las elecciones locales, cuando el movimiento islámico se transformó en un importante rival político del partido Hadash. El movimiento pasó a ser parte del Alto Comité Árabe de Seguimiento y durante la primera Intifada procuró una ayuda directa en los territorios ocupados.

La firma de los acuerdos de Oslo dejo claro que en el liderazgo del movimiento existían profundas divisiones en lo relativo a los acuerdos de paz y el futuro de la cuestión palestina. La brecha en el movimiento se vio mas claro que nunca en 1996, cuando Sheikh Abdallah Nimer Darwish y algunos de el consejo de Ashura apoyo la idea de presentase al Knesset( *parlamento Israelí) junto con una lista política adicional. Para lograr una mayoría para su posición, utilizaron las artimañas imaginables. Este fue un punto de inflexión en lo que respecta al comportamiento interno del movimiento y dejo ver algunos de las debilidades en algunos ámbitos. La ruptura era una simple cuestión de tiempo. Sheikh Raed Salah y con el Sheikh Kamal Hatib anunciaron que continuarían el camino del Movimiento Islámico. El portavoz del movimiento en aquel momento era Sheikh Hashem Abed al-Rahman. El grupo de Darwish tomo el nombre de Majles Ashura y siguió promulgando lo que había afirmado hasta el momento.

La oposición al Movimiento Islámico (la facción del norte) por parte de las Autoridades Israelíes vino de la mano de incitaciones e intentos de declarar el movimiento ilegal. Los medios de comunicación también se embarcaron en esta batalla. Muchos líderes del movimiento fueron llamados a declarar, muchas de las instituciones del movimiento se cerraron y miembros de gran peso fueron detenidos. La comisión Orr también hizo alusión a Sheikh Raed Salah y los suyos como una amenaza para la seguridad. El punto álgido de esta campaña fueron las detenciones de miembros clave del movimiento en mayo del 2003. Sin embargo debido a la opinión publica en Israel los miembros no se sorprendieron por esta ola de arrestos y el movimiento en si no se debilito por ello. Por el contrario: las detenciones probaron que el Movimiento Islámico no depende de una persona específica, sino que se sustenta en su propio derecho.

Es posible resumir y afirmar que el movimiento Islámico en Israel es un cuerpo institucional y funcional que trabaja de una manera organizada. A pesar de la influencia de la globalización y de las numerosas cadenas de televisión, el movimiento liderado por Sheikh Raed Salah ha conseguido poner su sello en la sociedad árabe-musulmana y ha pasado a ser un actor central que no puede ser ignorado. Su éxito en parte viene dado por su combinación de religión, política, economía y sociedad, unido a una renovación de la identidad religiosa entre los jóvenes, hombres y mujeres, musulmanes.

Salah Aghbariya es investigador en el Centro de Estudios Contemporáneos en Um al Fahem


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 3313887

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Oriente Medio   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License