CEPRID

Desafiando la Ley César de EEUU, China admite a Siria en BRI

Lunes 24 de enero de 2022 por CEPRID

Giorgio Cafiero

The Cradle

Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por María Valdés

El 12 de enero, Siria se unió a la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI), la ambiciosa estrategia de desarrollo de infraestructura de China que se extiende desde el este de Asia hasta Europa, lo que supuso un gran impulso para las relaciones chino-sirias.

Para los analistas con un ojo puesto en Siria, el desarrollo era esperado. En noviembre de 2021, el presidente Bashar al-Assad discutió la incorporación de su país al BRI con su homólogo en Beijing, Xi Jinping, luego de reuniones de alto nivel entre funcionarios de ambos estados en meses anteriores.

La medida probablemente ayudará a Siria a profundizar sus lazos cooperativos y económicos con otros países en la BRI, y le permitirá eludir los efectos de las duras sanciones de Estados Unidos sobre el país.

China claramente busca reforzar el gobierno de Damasco. Durante la última década Siria, asolada por el conflicto, ha sido un país de creciente interés para Beijing.

Economía y el juego largo

La agenda BRI de China ha sido un punto principal de interés mutuo: como lo ve Beijing, Siria representa un corredor hacia el Mar Mediterráneo que pasa por alto el Canal de Suez y revive antiguas rutas comerciales que conectan a China con los continentes africano y europeo.

La incorporación de la costa de Tartus y la ciudad capital de Damasco al BRI podría impulsar la posición económica de Beijing en el Levante y el Mediterráneo.

Aunque casi 11 años de guerra en Siria han impedido que los chinos aprovechen la ubicación geoestratégica del estado árabe para avanzar en la BRI de Beijing, el liderazgo de China se ha centrado cuidadosamente en jugar a largo plazo.

Ahora, en la era posterior al conflicto, con Siria necesitada de proyectos masivos de reconstrucción e infraestructura, se ha puesto en juego el BRI de China.

Vínculos antiguos y oportunidades modernas

Como miembro de la BRI, Siria buscará integrarse económicamente en el oeste de Asia. Con una necesidad desesperada de inversión extranjera para el proceso de redesarrollo, los líderes sirios ven a China como un inversionista y socio clave para reconstruir la nación devastada por la guerra.

Es importante destacar que, durante este período, la buena voluntad de China ha crecido entre los sirios, en gran parte debido a las audaces iniciativas de Beijing para frustrar la intervención militar occidental directa en el Consejo de Seguridad de la ONU y otras instituciones.

Es seguro asumir que China, al menos eventualmente, podrá aprovechar su popularidad entre los sirios para aprovechar las nuevas oportunidades económicas en el futuro posterior al conflicto del país.

En la ceremonia de admisión de Siria en la BRI, celebrada en enero en Damasco, Fadi Khalil, que encabeza la Comisión de Planificación y Cooperación Internacional de Siria, elogió la iniciativa. Invocó los papeles históricos de Alepo y Palmira en la antigua Ruta de la Seda y habló sobre el potencial de las futuras relaciones entre China y Siria en el marco de una mayor cooperación bilateral y multilateral.

Khalil y Feng Biao, embajador de Pekín en Siria, firmaron un Memorando de Entendimiento sobre la admisión de Siria en esta iniciativa china, a la que se han sumado previamente otros países de Oriente Medio, incluidos Irán, Arabia Saudí y Turquía, con diferentes niveles de compromiso.

Otros acontecimientos recientes subrayan hasta qué punto Siria y China están profundizando sus lazos. A principios de este año, Beijing ayudó a Siria enviando más de un millón de dosis de vacunas contra el COVID-19, según los medios estatales sirios.

A pesar de las muchas formas en que Siria se ve beneficiada por ser miembro de la Franja y la Ruta, el marco de Asia occidental para este proyecto no será un lecho de rosas.

Una llave geográfica en proceso

Para Beijing, es importante que Irak establezca un corredor BRI a largo plazo hacia Siria y Jordania. Si bien la ruta BRI entre Irán y Siria, que atraviesa Irak, aún no se ha acordado con Bagdad, los chinos deben tener muchas preocupaciones válidas sobre los riesgos de seguridad de hacer negocios en Siria e Irak.

China reconoce que “Irak sigue encabezando la lista de destinos de inversión de alto riesgo” en este grandioso proyecto. Obviamente, lo mismo puede decirse de Siria, donde el ISIS y otros militantes extremistas continúan cometiendo actos de terrorismo, especialmente en las fronteras del país con Irak y Turquía.

Con serios problemas derivados del terrorismo, el malestar social, los problemas económicos y la inestabilidad política violenta, Irak y Siria son dos países plagados de innumerables incertidumbres de seguridad.

Aunque las empresas chinas tienden a aceptar niveles más altos de riesgos de seguridad que las empresas occidentales, asegurar la BRI en el volátil vecindario de Siria no será una tarea fácil para Beijing y sus socios comerciales de Asia occidental.

Un corredor económico BRI mucho más estable y seguro hacia Europa sería a través del norte de Irán, una ruta ya asegurada, que luego se extendería directamente desde Irán hasta Turquía. Sin embargo, el estado helado de las relaciones Ankara-Damasco, la visión de China de Turquía como un socio inquieto de la BRI y las presiones de la OTAN sobre Ankara para evitar a Beijing y Teherán contribuyen a desafíos prácticos que no serán fáciles de superar para los financieros de la BRI.

Pero el acuerdo chino-sirio muestra que China está avanzando con su marco de Asia occidental, a pesar de estos obstáculos. Uno se pregunta si Beijing tiene razones para creer que la aquiescencia de Irak al BRI ya está en la bolsa. No tiene mucho sentido desarrollar la parte siria del proyecto, sin el puente iraquí necesario para asegurar la conectividad de Irán con Siria.

El obstáculo de la reconstrucción de Washington: la Ley César

El 17 de julio de 2020, EEUU comenzó a implementar las sanciones más amplias que Washington haya impuesto jamás a Siria.

Conocida formalmente como la Ley César Siria de Protección Civil de 2019 (o Ley César), la administración de Biden continúa apuntando a Siria con sanciones de la era Trump que persiguen a entidades o individuos en todo el mundo, incluidos terceros, que realizan negocios con organismos de gobierno dominados por el gobierno, la economía siria, como el gas, el petróleo, la construcción, la ingeniería y la banca.

Cuando el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, visitó Damasco en julio de 2021, se reunió con Assad y otras figuras de alto rango del gobierno sirio.

Esa visita del principal diplomático de Beijing fue una indicación temprana de la seriedad de China sobre el fortalecimiento de los lazos con Siria, a pesar de la continua imposición de sanciones de gran alcance por parte de Washington al estado.

Durante su visita a Siria, Wang enfatizó la firme oposición de su gobierno a la agenda de "cambio de régimen" respaldada por extranjeros que apunta al gobierno de Assad. Beijing enmarca su postura pro-Assad dentro del contexto de apoyo a la soberanía de Siria como un estado-nación independiente.

A lo largo de los últimos 11 años de guerra en Siria, China ha mantenido cuatro creencias fundamentales sobre el conflicto: primero, que el pueblo sirio necesita llegar a una solución política; segundo, que es necesaria una transición política en Siria; tercero, que las principales prioridades incluyan la reconciliación y la unidad a nivel nacional; y cuarto, que la comunidad internacional tiene la obligación de ayudar a Siria.

La BRI, aunque iniciadoay fuertemente financiada por los chinos, es en última instancia un proyecto multinacional que involucra a docenas de países, muchos de ellos aliados de EEUU e interconectados con Siria a través de la historia, la religión, la cultura y la economía, pasadas y presentes.

Es poco probable que un proyecto tan global se detenga por completo debido a una decisión del gobierno estadounidense sobre el comercio formulada a miles de kilómetros de distancia de la actividad.

Lucha contra el terrorismo en Siria y China

Otro tema que ha impulsado la agenda conjunta Beijing-Damasco en los últimos años es la ’ ampaña de titulización’ o ’impulso de pacificación’ de China en Xinjiang.

El gobierno de Assad ha condenado públicamente los esfuerzos occidentales por utilizar la difícil situación de los uigures con el fin de crear una brecha entre China y los países de mayoría musulmana.

Siria, como la mayoría de los países árabe-islámicos, ha defendido a Pekín frente a Estados Unidos y otros gobiernos occidentales que alegan que las autoridades chinas son culpables de llevar a cabo un ’genocidio’ en Xinjiang, donde residen unos 12 millones de uigures, en su mayoría musulmanes.

Conscientes del hecho de que los yihadistas uigures vinieron de Xinjiang a Siria para luchar contra el gobierno sirio en las filas del Estado Islámico y otros grupos extremistas violentos, Damasco y Beijing se ven como una causa común en la lucha contra el terrorismo y el extremismo.

En 2017, el embajador de Siria en Beijing dijo que aproximadamente 5.000 terroristas de Xinjiang fueron transportados, en su mayoría a través de Turquía, a Siria durante el conflicto. Las autoridades chinas han expresado serias preocupaciones sobre los extremistas ahora endurecidos por la batalla y adoctrinados que posiblemente regresen a China para llevar a cabo actos de terrorismo.

Asimismo, Beijing rechaza la opinión de los gobiernos occidentales de que Assad es culpable de delitos graves. El liderazgo de China cree que el gobierno sirio merece elogios por su lucha contra las fuerzas que intentaron derrocar a Assad y su gobierno.

Cuando Wang estuvo en Siria el verano pasado, dijo que “debe respetarse el papel de liderazgo del gobierno sirio en la lucha contra el terrorismo en su suelo, oponerse a los esquemas de provocar divisiones étnicas con el pretexto de contrarrestar el terrorismo, y el sacrificio y la contribución de Siria a la lucha contra el terrorismo debe ser reconocida”.

El futuro de la relación chino-siria

Actualmente, en los EEUU, existe un fuerte apoyo de demócratas y republicanos para las estrictas sanciones estadounidenses de la era Trump hacia Siria. De hecho, este año, la administración de Biden ha estado bajo presión bipartidista para intensificar la aplicación de la Ley César.

Dada la polarización y la hostilidad existentes en la geopolítica de Asia occidental, es difícil imaginar que Washington levante la Ley César en un futuro previsible. En última instancia, esto significa que EEUU probablemente seguirá apuntando a la economía de Siria con sanciones paralizantes.

Dentro de este contexto, Damasco tiene toda la razón del mundo para seguir estrategias que puedan ayudarla a minimizar el daño causado por la guerra financiera de Washington.

“China puede desempeñar un papel importante para debilitar el impacto de las sanciones de César”, según Joshua Landis, jefe del departamento de Medio Oriente de la Universidad de Oklahoma. “En Irán, China ha hecho esto”, explica. “Las exportaciones al petróleo de Irán, que fueron devastadas por las sanciones, han comenzado a crecer nuevamente, en gran parte porque China está comprando petróleo iraní. China es el taller del mundo, por lo que puede suministrar la mayoría de los bienes que necesita Siria. China también es lo suficientemente fuerte como para burlarse de las sanciones de Estados Unidos. A medida que EEUU prohíbe cada vez más a las empresas estadounidenses tratar con empresas chinas, China tiene un mayor incentivo para castigar a EEUU rompiendo las sanciones a países como Irán y Siria”.

Ahora que Siria se ha unido al BRI, es seguro concluir que los chinos desempeñarán un papel cada vez más importante en términos de las estrategias de Siria para resistir las sanciones impuestas por los EEUU. Las probabilidades son buenas porque, a medida que pasa el tiempo, el valor geopolítico y geoeconómico de China y Siria entre sí solo se expandirá.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 3439515

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Oriente Medio   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License