CEPRID

EL MUNDO EXIGE LIBERTAD PARA JULIÁN ASSANGE

Viernes 23 de agosto de 2019 por CEPRID

COMITÉ INDEPENDENCIA Y SOBERANÍA PARA AMÉRICA LATINA

CEPRID

El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, decía que Julián Assange era "una piedra en el zapato" ya que fue una de las herencias despreciables dejadas por su antecesor R. Correa, por lo que, desde hace muchos meses atrás, impuso un estricto protocolo que debía cumplir el asilado en la Embajada del Ecuador en Londres. Ese documento permitió un terrible acoso por parte del personal diplomático que Assange soportó con estoicidad. Finalmente, Moreno decidió retirar el asilo diplomático del periodista Julian Assange, fundador de WikiLeaks, hecho que fue comunicado el 11 de abril de este año por el presidente Lenín Moreno. Seguidamente, la Policía de Reino Unido, solicitada y permitida por el embajador Merchán, ingresó a territorio ecuatoriano y arrastró a Julián Assange hasta una cárcel ubicada en las afueras del Londres. Conocido el infame arresto millares de voces se alzaron por todo el mundo, para exigir la libertad del fundador de WikiLeaks.

Se afirma que el Presidente Moreno retiró el asilo, con clara violación de la Constitución del Ecuador, de los derechos fundamentales de la persona y del derecho internacional relativo al asilo diplomático, con argumentos muy simples explicados por el Canciller Valencia ante la Asamblea Nacional.

Pero también se afirma que sólo cumplía órdenes de la Casa Blanca, del Departamento de Estado, de los organismos multilaterales como el FMI-BM-BID que le prestan millones de dólares, y que al día siguiente de retirar el asilo a Assange viajó Estados Unidos para informar y rendir cuentas de que las órdenes relativas a Assange estaban cumplidas.

En todo caso, el Canciller Valencia explicó ante la Asamblea Nacional, "las razones" que tuvo Lenin Moreno para retirar el asilo a Assange, razones que ennegrecerán su paso por la Presidencia del Ecuador. Valencia justificaba el retiro del asilo por:

1- Incurrir en actos de intervención e interferencia en asuntos de otros Estados y en acciones de alteración a la paz pública.

Inculpaciones no probadas, pero que dieron asidero a los argumentos utilizados por el gobierno para retirar el asilo. ¿Acaso los gobiernos implicados, incluido el de Ecuador, tienen derecho a decidir qué son asuntos secretos a los que no tiene acceso el soberano? Los secretos deben ser develados sostiene Assange. Eso se llama periodismo de investigación y los pueblos tienen derecho a la información.

2.- Exhibir un comportamiento censurable en su estadía en la embajada, transgrediendo normas del protocolo especial del 12 de octubre de 2018.

Ese protocolo "especial" impuso fuertes restricciones al asilado. Hubo meses en los que se le negó visitas médicas, visitas de sus abogados, se le quitó el internet, teléfonos y en unos días hasta la alimentación. Con ese protocolo se persiguió a Assange y el acoso era insoportable.

3.- Assange, sus abogados y asociados han amenazado al Estado ecuatoriano y a funcionarios de la embajada de Ecuador en Londres.

¿Acaso por estar asilado, no tiene derechos fundamentales? Assange ejercía el derecho al reclamo, a la protesta, exigía se respeten sus derechos conculcados.

4.- Julian Assange estaba sujeto a permanecer indefinidamente en la sede de la embajada ecuatoriana porque el gobierno de Reino Unido no le concedió salvoconducto. "Lo cual no convenía ni al señor Assange ni al estado ecuatoriano", dijo el canciller Valencia.

Con total inhumanidad, nunca entendieron que una persona sometida a vivir casi siete años en un espacio reducido de la embajada, sin tomar un rayo de sol, sin respirar aire puro, necesita un trato especial que nunca lo tuvo y, en consecuencia, se deterioró su salud y comenzó a tener problemas sicológicos.

5.- La salud de Assange estaba deteriorada. La embajada ecuatoriana no tiene los medios necesarios para atender adecuadamente el estado de salud de Assange.

¿Acaso una cárcel inglesa tiene los medios necesarios para atender la salud del ex asilado? Si es así, se demostraría que los carceleros británicos son más humanos que los diplomáticos carceleros ecuatorianos.

6.- En el proceso de naturalización de Julian Assange se encontraron inconsistencias.

El mismo canciller Valencia entregó extensa documentación a la Asamblea Nacional del Ecuador, sobre el proceso de naturalización de Assange. En esa oportunidad nada habló sobre irregularidades. Exhibió toda la documentación que estaba en regla, pero como Assange no es futbolista de un club popular al que le entregan la nacionalización ecuatoriana con aplausos, ahora si hay que cuestionar la nacionalidad ecuatoriana y retirarla para mayor satisfacción del imperio, sin acatar las disposiciones constitucionales y legales que prohíben la entrega de un ciudadano ecuatoriano a ninguna potencia extranjera.

7.- Ecuador, como Estado que concede asilo diplomático, no tenía la obligación de que "el señor Assange asista a tribunales y responda ante acusaciones en su contra". La real obligación del Ecuador se limitaba, según Valencia, a precautelar sus derechos básicos.

Con qué cinismo Valencia precautela los derechos de Assange al solicitar que fuerzas policiales de una potencia extranjera entren a la embajada que es territorio ecuatoriano, capturen a Assange y lo arrastren hasta un vehículo y lo encierren en una cárcel del Reino Unido. Con el acto de retirarle el asilo se violaron todos los derechos de Assange.

8.- No había una solicitud de extradición en el momento en que terminó su asilo. No es seguro qué podría suceder en el futuro. En todo caso, de presentarse alguna, el sistema judicial inglés ofrece suficientes garantías y protección de los derechos, según Valencia.

Qué raro que el señor Valencia ignore que Reino Unido cumple órdenes de Estados Unidos. ¿En manos de quiénes esta la Cancillería ecuatoriana? De las derechas políticas proyanquis que sirven los intereses geopolíticos del imperio, como buenas "momias cocteleras."

9.- Gran Bretaña dio garantías para que Assange no sea extraditado a un país donde sufra la pena de muerte, torturas o malos tratos.

Con el simple pedido de extradición interpuesto por Estados Unidos, en poco tiempo estará en Estados Unidos, quizá condenado a pena de muerte o cadena perpetua. Sobre la conciencia de todos los que le quitaron el asilo y de los aplaudidores, felicitadores e insultadores que son el resultado de la miseria moral en la que nadan está el futuro de Assange que no les importa. Solo son felices de haber servido, de rodillas, al imperio más corrupto y terrorífico de toda la historia de la humanidad. Así son los políticos ecuatorianos que degradaron desde muchos años la política para postrarse ante el dios de la corrupción, el acomodo y la ignominia.

¿Por qué Moreno quitó el asilo a Assange? Lo culpan por la publicación en redes sociales de fotografías de actos de su familia, y de destapar la corrupción de los llamados INA Papers que involucran en actos de corrupción al Presidente Moreno, su esposa y su familia. Según voceros oficiales, se ha violado la intimidad familiar del Presidente ecuatoriano por parte del fundador de WikiLeaks, Julián Assange, periodista australiano y ecuatoriano por naturalización. ¿Pero de qué manera Assange podría haber difundido esas "infamias", si no tenía acceso a internet, wi fi o alguna otra tecnología debido a las restricciones, acoso y espionaje que soportaba en la embajada?

Ahora, con ese acto, el gobierno del presidente Moreno, desató pasiones agresivas e insultantes entre las derechas proyanquis del Ecuador y el mundo que aplauden y felicitan al gobierno, pero también provocó protestas y rechazos de quienes consideran que se violaron los derechos fundamentales del asilado y del derecho internacional relativo al asilo.

El hecho gubernamental debería ser cuidadosamente tratado a fin de no enturbiar las relaciones con países amigos como Suecia al detener a Ola Bini sin pruebas de ninguna clase o de amenazar con burda prepotencia a "dos hackers rusos", sin pruebas. ¿Acaso la intención de los mentores yanquis que ordenaron, tal vez, retirar el asilo a Assange, consiste también en ordenar al Ecuador que problematice sus relaciones con Rusia que, en estos años pasan por un buen momento, con un auge de exportaciones, que benefician al Ecuador?

LOS "DELITOS DE ASSANGE"

El Fundador de WikiLeaks, Julián Assange, una vez que había expuesto ante el mundo las suciedades más atroces del imperio, se convirtió en enemigo número uno de Estados Unidos y por lo tanto había que perseguirlo, encarcelarlo, extraditarlo, asesinarlo o -a cualquier precio- llevarlo a Estados Unidos para que sea castigado con todo el rigor de las leyes nacionales e internacionales por haberse atrevido a publicar los famosos "secretos de Estados" del impero del terror.

Assange, en medio de su celebridad fue invitado a Suecia para dictar unas conferencias y allí cayó en una simple trampa, hábilmente montada por la CIA. Entre las asistentes a ese acto cultural hubo dos jóvenes mujeres de origen cubano nacionalizadas como suecas. Estas jóvenes invitaron a Julián a Assange a unos tragos y luego a la cama. Tuvieron relaciones sexuales consentidas y pasaron de maravilla. Las dos chicas eran agentes de la CIA contratadas para ese objetivo, porque seguidamente denunciaron a Assange ante la justicia sueca de abuso sexual. Posteriormente las dos jóvenes suecas conversaron de ese encuentro sexual, pero la CIA intervino y actuó la justicia sueca acusando a Assange de haber cometido delitos sexuales. Entonces Assange decidió viajar a Reino Unido. Tanto Suecia como Reino Unido son dos países aliados del poderoso imperio. LIBERTAD PARA JULIAN ASSANGE

Ignacio Ramonet, Catedrático y periodista español residente en Francia, donde dirigió la revista Le Monde Diplomatique, sostiene que a pesar de que los pedidos a favor de su liberación se multiplican, Julian Assange continuaba detenido en Londres por el único crimen de haber creado WikiLeaks y de haber develado secretos incómodos para algunas "democracias ejemplares" que hoy lo persiguen.

Se iban de cumplir 7 años desde que, el 19 de junio de 2012, el ciberactivista australiano Julian Assange, paladín de la lucha por una información libre, se vio obligado a refugiarse en Londres, en las oficinas de la embajada de Ecuador. Este pequeño país latinoamericano tuvo el coraje de brindarle asilo diplomático cuando el fundador de WikiLeaks se hallaba perseguido y acosado por el gobierno de Estados Unidos y varios de sus aliados (el Reino Unido, Suecia). La Justicia sueca exige que Assange acuda a Estocolmo a presentar su testimonio sobre las acusaciones de agresión sexual hechas por dos mujeres a las que él habría mentido sobre el uso de un preservativo.

Julian Assange rechaza estas acusaciones y sostiene que las relaciones con estas dos demandantes fueron consentidas y afirma ser víctima de un complot organizado por Washington. El fundador de WikiLeaks se niega a ir a Suecia, a menos que la Justicia de ese país le garantice que no será extraditado a Estados Unidos, donde podría ser detenido, conducido ante un tribunal y, quizás, según sus abogados, condenado a pena de muerte por "delito de espionaje".

En varias ocasiones, Assange propuso responder por videoconferencia a las preguntas de los encargados suecos de la investigación. Pero éstos han rechazado esa posibilidad, argumentando que él huyó de Suecia aunque sabía que había una investigación abierta contra él. El Tribunal Supremo sueco rechazó de nuevo, el 11 de mayo de 2015, su demanda para anular la orden de detención que pesaba sobre él.

LA FILOSOFÍA DE WIKILEAKS

En realidad, el único crimen de Julian Assange es haber fundado WikiLeaks. En todas partes ha habido acalorados debates acerca de si WikiLeaks hizo prosperar o no la causa de la libertad de prensa, si resulta bueno o malo para la democracia, si se debe o no censurar esta plataforma. Lo que es seguro es que el papel de WikiLeaks en la difusión de medio millón de informes secretos relativos a los abusos cometidos por militares en Afganistán y en Irak y de unos 250.000 comunicados enviados por las embajadas de Estados Unidos al Departamento de Estado constituye "un hito en la historia del periodismo" que ha marcado un antes y un después. WikiLeaks fue creada en 2006 por un grupo de internautas anónimos, con Julian Assange como portavoz, y asumió la misión de recibir y hacer públicas filtraciones de información (leaks) garantizando la protección de las fuentes.

Recordemos las tres razones que, según Julian Assange, motivaron su creación. "La primera, la muerte a escala mundial de la sociedad civil. Rápidos flujos financieros por transferencias electrónicas de fondos que se mueven más rápido que la sanción política o moral, destrozando la sociedad civil a lo ancho del mundo. [...] En este sentido, la sociedad civil está muerta, ya no existe, y hay una amplia clase de gente que lo sabe y está aprovechando que saben que está muerta para acumular riqueza y poder. La segunda es que hay un enorme y creciente Estado de Seguridad oculto que se está extendiendo por el mundo, principalmente basado en Estados Unidos [...]. La tercera es que los medios de comunicación internacionales son un desastre, [...] el entorno de los medios internacionales es tan malo y tan distorsionador que nos iría mejor si no hubiera ningún medio, ninguno".

Assange aporta una visión radicalmente crítica del periodismo. En una entrevista llega incluso a afirmar que "dado el estado de impotencia del periodismo, me parecería ofensivo que me llamaran periodista. [...] El mayor abuso fue la guerra [de Irak y de Afganistán] contada por los periodistas. Periodistas que participan en la creación de guerras a través de su falta de cuestionamiento, su falta de integridad y su cobarde vínculo con las fuentes gubernamentales".

La filosofía de WikiLeaks se basa en un principio fundamental: los secretos existen para ser develados. Toda información oculta nace con vocación de ser revelada y puesta a disposición de los ciudadanos. Las democracias no deben ocultar nada; los dirigentes políticos, tampoco. Si las acciones públicas de estos últimos no son incompatibles con sus actuaciones privadas, las democracias no deberían temer la difusión de "información filtrada". En este caso –y solo en este caso–, ello significaría que son moralmente ejemplares y que el modelo político que encarnan podría extenderse, sin obstáculo ético alguno, al conjunto del planeta.

WikiLeaks ofrece a los internautas la posibilidad de hacer públicos, a través de su plataforma, grabaciones, videos o textos confidenciales, sin indagar en cómo han sido obtenidos, pero cuya autenticidad es verificada. WikiLeaks vive de las donaciones de los internautas y de fundaciones y no acepta ayudas públicas ni publicidad. Un buen número de instancias públicas ha reconocido la utilidad de su trabajo. En 2008 recibió el Index on Censorship Award que otorga el semanario británico The Economist, y en 2009, Amnistía Internacional le concedió el premio al mejor "medio de comunicación nuevo" por haber sacado a la luz, en noviembre de 2008, un documento censurado relativo a un caso de malversación de fondos efectuado por el entorno del antiguo presidente de Kenia, Daniel Arap Moi.

Desde su creación, WikiLeaks ha sido un festín permanente de secretos, una auténtica fábrica de primicias. Ha difundido muchas más revelaciones que muchos prestigiosos medios de comunicación en décadas. Entre los mayores escándalos que sacó a la luz se destacan: los documentos que denunciaban las técnicas utilizadas por el banco privado suizo Julius Baer para facilitar la evasión fiscal; el manual de procedimiento penal del Ejército estadounidense en la base de Guantánamo; la lista de nombres, direcciones, números de teléfono y profesiones de los miembros del Partido Nacional Británico (BNP, de extrema derecha) en la que figuraban policías; la lista de correos electrónicos intercambiados con el exterior por las víctimas de los atentados de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001; los documentos que probaban el carácter fraudulento de la quiebra del banco islandés The New Kaupthing; los protocolos secretos de la Iglesia de la Cienciología, sin olvidar los recientes "Panama Papers", difundidos en abril.

SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

Por todo eso, al igual que Edward Snowden y Chelsea Manning, Julian Assange forma parte de un nuevo grupo de disidentes políticos que luchan por un modo distinto de emancipación y son actualmente perseguidos y hostigados, no por regímenes autoritarios, sino por Estados que pretenden ser "democracias ejemplares".

El pasado mes de febrero, el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que depende del Comité de Derechos Humanos de la ONU, determinó que Julian Assange se encuentra "detenido arbitrariamente" tanto por el Reino Unido como por Suecia. Los expertos independientes internacionales también señalaron que tanto las autoridades suecas como las británicas deberían "poner fin a su detención" y "respetar su derecho a recibir una justa compensación". Según ese jurado internacional, Julian Assange ha sido sometido a diferentes formas de privación de libertad: "detención inicial en la prisión de Wandsworth en Londres" en régimen de aislamiento, "seguida del arresto domiciliario y, después, del confinamiento en la embajada de Ecuador". Aunque el pronunciamiento del grupo de expertos internacionales de la ONU no es vinculante, supone una gran victoria moral en el campo de las relaciones públicas.

Por su parte, Noam Chomsky afirma que Julian Assange enfrentó al poder oculto y explica con claridad y fundamentos por qué la humanidad debe agradecer al esfuerzo de Julian Assange en su lucha por la verdad y la libertad contra la opresión de los poderes que nos tiranizan desde la oscuridad. Gracias, Julian, con la vergüenza de ver que tu sacrificio personal no ha sido entendido por tantos que permanecen en la ignorancia y la complicidad.

ASSANGE Y EL PODER

Galo Gallegos H. preguntaba: ¿Qué tan grave es el delito cometido por el australiano Julian Assange, programador, periodista y activista de Internet, conocido por ser el fundador, editor y portavoz del sitio web WikiLeaks? Hay que descartar totalmente la acusación del supuesto acoso sexual levantada en Suecia que nunca pudo ser verificada y que ya fue cerrada en Estocolmo. La mayor acusación proviene del Departamento de Estado de los EE.UU. por las filtraciones relacionadas con la guerra contra el terrorismo, es decir por haber revelado ante la comunidad mundial los ’trapos sucios’ del poder militar. Se dirá que se trata de información confidencial, es decir espionaje.

Según el diccionario de la Real Academia, en su tercera acepción, se define como espionaje ’la actividad dedicada a obtener información fraudulenta en diversos campos’, entre ellos el científico y el industrial. Nada de lo humano debe ser ajeno al ser social. Con la irrupción del modo de producción industrial, o capitalismo como suele conocerse, el espionaje se desarrolló de manera absoluta, dominando todos los campos de la actividad humana y cobró mayor celeridad con las actuales tecnologías de la información, muy particularmente en el ámbito militar. Si durante la Iª Guerra Mundial, Mata Hari, la bailarina holandesa hubo de recurrir a sus encantos para su labor de espía, ya en la IIª Guerra, Richard Sorge, el famoso espía soviético, pudo desarrollar un complejo código para ser enviado por ondas eléctricas.

El excónsul de la embajada del Ecuador en Londres, Fidel Narváez, sostiene que el Gobierno ecuatoriano, como "pretexto" creíble para acabar con su asilo, estuvo "vendiendo la idea" de que Assange ha ’hackeado’ el teléfono del presidente Moreno, a pesar de no tener evidencia al respecto y el periodista no tiene acceso a Internet u otras comunicaciones.

• Assange llevaba refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres (Reino Unido) desde junio de 2012, cuando Quito le proporcionó asilo político para evitar que fuese extraditado a Suecia.

• El año pasado, el portal reveló acusaciones secretas contra Assange por el Departamento de Justicia estadounidense.

• El mes pasado, Chelsea Manning, la exsoldado y exagente de inteligencia del Ejército de EE.UU. que suministró miles de documentos secretos a WikiLeaks, fue encarcelada por negarse a declarar ante un gran jurado en un caso que, según se cree, se relaciona con Assange.

El excónsul ecuatoriano en el Reino Unido, Fidel Narváez, aseveró que el protocolo que fue establecido por el gobierno de Moreno con el que se imponía severas normas "era una serie de trampas para tener excusas para entregar a Assange a los EE.UU.".

Correa tras el arresto de Assange decía: "Lenín Moreno es el traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana"

Durante su pronunciamiento oficial, Lenín Moreno ha asegurado haber puesto una condición específica para el arresto del fundador de WikiLeaks.

"Solicité a Gran Bretaña la garantía de que el señor Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte", aseveró el mandatario. "El Gobierno británico lo ha confirmado por escrito, en cumplimiento de sus propias normas", añadió. Moreno acusó a Assange de haber violado "demasiadas veces" el acuerdo de convivencia para garantizar su permanencia en dicha legación diplomática"

Para Kintto Lucas, exvicecanciller de Ecuador, la entrega de Julian Assange muestra el "seguidismo" y el "entreguismo" del Gobierno ecuatoriano a EEUU. El escritor y periodista lo calificó como uno de los Gobiernos "más despreciables" de América Latina.

Según comentó Kintto Lucas a Sputnik, la entrega de Julian Assange por parte del Gobierno ecuatoriano a las autoridades del Reino Unido, que posiblemente llevará a que sea extraditado a EEUU, "no solo viola la convención de Ginebra que es muy clara [en cuanto a] que no se puede entregar a alguien que es perseguido político y que además había recibido asilo del Estado ecuatoriano, sino [que] muestra la actuación de un Gobierno que lo que está haciendo es tratar de cumplir todos los pedidos de EEUU".

"No solo hay un seguidismo económico, un seguidismo político en general con el caso de haber apoyado prácticamente la intervención en Venezuela o apoyado la destrucción de Unasur o las acciones políticas que está llevando dentro de fronteras, sino que muestra su accionar de ser tan sumiso a EEUU que entrega a una persona que fue la que denunció las atrocidades de EEUU en Irak".

Peter Nicholls en Reuters decía: "Assange ha sido arrestado para su extradición a EE.UU. por las publicaciones". "Actores poderosos, incluyendo a la CIA, dedican sofisticados esfuerzos para deshumanizar, deslegitimar y apresar [a Assange]", había condenado WikiLeaks luego de que Quito y Londres anunciaran el retiro del asilo y la posterior detención del activista.

Se vienen horas cruciales para Julian Assange.. El presidente Lenin Moreno se encargó del anuncio. Más allá de la justificación basada en supuestos incumplimientos de un protocolo imposible de cumplir (no solo Assange no podía opinar de nada sino que el medio que fundó, WikiLeaks, tampoco podía opinar de nada), fue detenido por razones estrictamente políticas, ya que Moreno quiere acercarse a Estados Unidos y Gran Bretaña y despegarse del legado antiimperialista de su antecesor Rafael Correa.

La detención en Gran Bretaña no debería durar mucho. Está acusado de un delito excarcelable, violar las condiciones de su libertad condicional, basada en una orden de captura del gobierno sueco por una investigación de presuntos delitos sexuales que ya fue archivada y en la cual Assange nunca fue acusado. Si Estados Unidos no hubiera intervenido, el fundador de WikeLeaks hubiera quedador libre tras presentarse ante el juez, declarar y pagar la multa. Pero Estados Unidos pidió la extradición de Assange para enfrentar cargos de traición y espionaje por la megafiltración de cables diplomáticos conocida como Cablegate. Un Gran Jurado convocado en Alexandria, Virginia, acaso el distrito donde conviven más militares, espías y policías por metro cuadrado en todo el país, ha presentado una acusación en contra de Assange por supuesto complot con su fuente, Chelsea Manning, para extraer los cables y darlos a conocer. Manning fue condenada a 35 años por eso y perdonada por Obama después de siete. Gran parte del juicio a Manning giró alrededor del tema de si WikiLeaks había sido un receptor pasivo de los cables o si se había confabulado de alguna manera para obtenerlos.

Si bien es cierto que es muy delgada la línea entre el periodismo de investigación y el terrorismo a través del robo de información secreta, así como es muy delgada la línea entre el espionaje y la diplomacia, sería una hipocresía mantener que los periodistas somos meros receptores pasivos de secretos que nos quieren contar. Explicarle a una fuente cómo hacernos llegar un material de forma segura y anónima no es lo mismo que urdir un plan criminal para hundir a un gobierno. Así, al menos lo entendió el fiscal general de Obama, Eric Holder, y por eso se negó a avanzar con la acusación en contra de Assange. Y le dijo al Washington Post que no podía juzgar a Assange sin entrar en conflicto con la primera enmienda de la Constitución estadounidense que garantiza la libertad de expresión. Con el gobierno de Trump las cosas arrancaron bien porque las publicaciones de WikiLeaks sobre Hillary Clinton le dieron una gran mano para ganar la elección. El hoy presidente llegó a tuitear "Amo a WikiLeaks". Pero las cosas cambiaron rápidamente cuando el sitio de Assange publicó "Vault 7", la mayor filtración de documentos de la CIA en la historia de la agencia. A partir de entonces, el gobierno de Trump definió a WikiLeaks no como un medio de comunicación, sino como un "servicio de inteligencia hostil, no estatal" y la investigación de Alexandria cobró impulso con nuevas medidas y citaciones de testigos, incluyendo a Manning, quien se negó a declarar y por eso volvió a prisión hace un mes.

Trump se animó a pedir la extradición de Assange y a impulsar un juicio histórico y seguido por todo el mundo. Será un capítulo más en la pelea que Trump viene llevando con los medios de su país y las organizaciones de derechos humanos y libertad de expresión. A nadie le escapa que prácticamente todos los medios del mundo publicaron la información por la que Assange ha sido acusado y que varios de esos medios, incluyendo el New York Times, The Guardian El País y Página/12, fueron socios de WikiLeaks en distintos proyectos de publicación.

Más aún dicho juicio servirá para general un gran debate acerca de qué significa ser periodista en la era de internet, redes sociales, concentración mediática y megafiltraciones, cuáles son los límites al derecho a informar en sociedades democráticas, qué significa la noción de privacidad en la era de la hipertransparencia. Todo tiene que ver con el ejercicio del periodismo con transparencia, ética y responsabilidad social, tres principios practicados por Julián Assange.

Correo electrónico: triubunalpazecuador@yahoo.com


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2909038

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Investigación-Debate   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License