CEPRID

Turquía: El doble juego de Recep Tayyip Erdogan

Martes 13 de diciembre de 2011 por CEPRID

Ahmed Bensaada

CEPRID

Traducido por Julio Fucik

El apartamento que alquilamos para mi estancia en Estambul estaba en el cuarto piso de un antiguo aunque noble edificio construido en la cima de la colina de Gálata. La ubicación era estratégica: a pocos minutos de la célebre plaza Taksim y de la burbujeante e insomne avenida Istiklal. Pero el espectáculo más impresionante se ofrecía en cuanto se abría la ventana de alguna habitación. Con una mirada era posible abarcar todas las joyas arquitectónicas del barrio Sultan Ahmet y seguir al curva del famoso Cuerno de Oro. Al caer la tarde una luz particular transformaba el paisaje en una obra maestra, adornada de innumerables minaretes puntiagudos lanzados contra el cielo. Es cierto que Estambul, pulmón económico del país, respira prosperidad y éxito. A caballo entre Asia y Europa, está ciudad es el escaparate del cada vez mayor crecimiento turco.

1. Sin embargo, mi auténtico hechizo por esta ciudad y este país dio paso rápidamente a un escepticismo motivado por dos hechos reveladores. El primero tuvo lugar durante una primera navegación por internet. Recibí un correo invitándome a ver un vídeo en Youtube y cuál no fue mi sorpresa al constatar que el acceso a esta página estaba prohibido por orden judicial judicial desde 2007. La razón aducida era: “difusión de vídeos irreverentes para con el fundador de la República turca, Mustafa Kemal Ataturk” [1]. Es cierto que esta prohibición fue levantada en octubre de 2010 [2] pero en marzo de 2011 la plataforma “Blogger” también fue prohibida en la red [3].

El segundo acontecimiento que presencié tuvo lugar en la avenida Istiklal una noche del fin de semana. Cuando la arteria vital bullía de gente un hombre un poco borracho se acercó a dos chicas jóvenes con insistencia, pero sin tocarlas. La escena no pasó desapercibida a dos hombres vestidos de civil (probablemente policías) que deambulaban entre los paseantes. Interpelado, el pobre hombre trató de defenderse bien que mal. Unas decenas de segundos después llegó una furgoneta de la policía y el individuo fue golpeado en público y arrojado como un fardo al interior del vehículo. Tras un momento de curiosidad, los transeúntes siguieron con su paseo en medio de la algarabía ambiente, como si la escena a la que acababan de asistir fuera común.

¿Es posible que este innegable éxito económico no haya ido acompañado de progresos en las esferas de la libertad de expresión y de los derechos humanos? ¿Es concebible que la llegada al poder de los islamistas del AKP (Partido de la Justicia y del Desarrollo) pueda dar un impulso formidable a la economía (11% de crecimiento en el primer trimestre de 2011 [4]) y suponer un retraso para las libertades fundamentales de los ciudadanos?

Erdogan, el Padishah

Recep Tayyip Erdogan, el actual primer ministro de Turquía y presidente del AKP, fue alcalde de Estambul entre 1994 y 1998. En este puesto se ganó el respeto de los habitantes de Estambul mejorando de forma espectacular los servicios (distribución de agua y de electricidad) y luchando contra la corrupción, de manera que se le apodó el “Padishah” (sultán) de la ciudad [5,6]. “Por su buena gobernanza, sobre todo por los trabajos de renovación urbana que emprendió durante su mandato de alcalde de Estambul” recibió un premio del Programa de las Naciones Unidas poara los Asentamientos Humanos [7].

Durante un mitin en 1998 Erdogan recitó un poema considerado subversivo y contrario al espíritu laico del kemalismo, la ideología fundadora de la Turquía moderna de Mustafá Kemal Ataturk. He aquí un extracto: “Los minaretes son nuestras bayonetas, las cúpulas nuestros cascos, las mezquitas nuestros cuarteles y los creyentes nuestros soldados”. Esto le costó ser destituido de su función de alcalde y condenado a diez meses de prisión (aunque sólo cumplió cuatro) [8]. Hay que decir que en su jventud Erdogan había sido jefe de las juventudes del Milli Gorus, un movimiento islamista turco antioccidental, nacionalista y teóricamente jihadista [6].

Erdogan funda el AKP en 2001, partido que gana las elecciones legislativas de 2002, en las que no puede participar por estar inhabilitado. Sin embargo, al cambiar la ley logra ser elegido en unas elecciones complementarias en 2003. En cuanto llega al Parlamento es nombrado primer ministro y lo seguirá siendo por tres mandatos sucesivos.

A la cabeza del AKP y del gobierno turco, el “Padishah” es autor de muchas e importantes reformas, entre otras, la autorización de la lengua kurda en los medios de comunicación, la disminución de la edad de para ser elegido (de 30 a 25 años), la abolición de la pena de muerte, etc. [5].

Sin embargo, desde hace un tiempo se hacen oír voces discordantes respecto a Erdogan y su estilo de gobierno. Sin duda alguna, en primer lugar se cita su autoritarismo, sus ataques a los periodistas [9] y la “putinización” del régimen [6]. De hecho, lo que es notable en este jefe carismático es su excelente dominio del doble juego: el arte de predicar, según las circunstancias, una cosa y la contraria.

Erdogan y las libertades fundamentales

Lo menos que se puede decir es que, al erigirse públicamente en el panegirista del laicismo, de la democracia y de las libertades en Turquía, el balance de Erdogan es bastante desconcertante.

Dos artículos publicados hace menos de un mes marcan la pauta: “La democracia turca en peligro” [10] y “Draconiana inflexión de Turquía” [11]. Por ellos nos enteramos que muchos periodistas y profesores universitarios han sido perseguidos y encarcelados por haber dado conferencias sobre temas controvertidos de la historia o de la política turca: “El ensañamiento del poder con los medios de comunicación independientes que osan abordar la situación kurda o el dominio del AKP se ha vuelto grave, como ha puesto de relieve Reporteros sin fronteras en un comunicado del 26 de octubre”. Y también: “Desde 2009 casi 8.000 personas han sido detenidas por ejercer la libertad de expresión. La Turquía de Erdogan revela con ello su verdadero rostro, el de un poder que cada vez tiene menos que envidiar al de los generales de la década de 1980. En cualquier caso, nada que ver con la tan elogiada democracia turca en las últimas semanas”.

La apertura de un proceso el 22 de noviembre de 2011 contra los periodistas Nedim Sener (premiado en 2010 por el Instituto Internacional de Prensa) y Ahmet Sik provocó la movilización de unos 200 periodistas y defensores de los derechos humanos que reclamaban su liberación. Ambos están acusados de haber actuado en la rama medios de la red “Ergenekon”, organización sospechosa de preparar un golpe militar contra el gobierno de Erdogan. Cabe señalar que N. Sener publicó un libro sobre el asesinato de un periodista en el que criticaba la investigación policial. Ahmet Sik, por su parte, vio como sus borradores eran secuestrados por orden judicial: estaba trabajando en un ensayo sobre la infiltración islamista en la policía. Alain Franchon, periodista y director editorial de Le Monde, comenta así el caso: “Junto con otros periodistas, Sik y Sener llevaron a cabo investigaciones que molestan al gobierno: corrupción, negocios, penetración de la policía por militantes islamistas. Como decenas de otros periodistas también encarcelados, lo son en un momento en que el poder lleva a cabo una campaña de intimidación contra quienes se atreven a criticarlo” [12].

En relación a esto, Johann Bihr de RSF declaró que “unos 70 periodistas están actualmente encarcelados en Turquía, al menos 15 ó 20 de ellos por su actividad periodística” [13].

Además, la clasificación mundial de RSF 2010 sitúa a Turquía en una posición poco envidiable en materia de libertad de expresión: el 138 de 178. Se sitúa muy por detrás de países que no conocen el boom económico turco, como Tanzania (41), Burkina Faso (49) o Senegal (93). Considerado un “país bajo vigilancia” en la categoría “Enemigos de internet”, RSF explica la mala clasificación de Turquía “por la multiplicación frenética de diligencias judiciales, encarcelaciones y condenas a periodistas. Entre ellos, muchos medios y profesionales que o bien son kurdos o abordan la cuestión kurda” [14].

Finalmente, la consulta de los informes anuales de Human Rights Association indica que la cantidad de casos de tortura y de malos tratos en Turquía aumentó de 876 en 2002 (fecha de la llegada al poder del AKP) a 1.835 en 2009 (más del doble) [15].

Erdogan e Israel

Cuando en 2009 Erdogan abandonó encolerizado un debate público con el presidente israelí en Davos se convirtió instantáneamente en el héroe de los árabes y musulmanes. Yo mismo le dediqué un artículo elogioso elogiando su temeridad y valentía en favor del pueblo palestino que acababa de vivir la masacre de Gaza por el ejército israelí [16]. Posteriormente, el episodio del Flotilla de la Libertad que costó la vida a nueve ciudadanos turcos en mayo de 2010 enconó las relaciones entre los dos países y actualmente la situación es de casi ruptura de relaciones. Pero, ¿qué ocurre realmente con las relaciones entre Erdogan y el Estado sionista? De hecho, la postura de Erdogan en relación a Israel estaba clara desde su llegada al poder. Contrariamente a su predecesor islamista Erbakan, no discutía la alianza de su país con Israel [17]. Hay que recordar que en 1996 Erbakan se había negado a ratificar un acuerdo de cooperación con Jerusalén y trató de suspender unas maniobras navales turco-israelíes en contra de la opinión de sus militares.

El reconocimiento de Israel por parte de Turquía no empezó ayer. Es incluso el primer país musulmán que lo hizo, ya en 1949, lo que lleva a Noémie Grynberg a decir: “ …desde hace casi 60 años ambos países mantienen unas relaciones diplomáticas y cooperan en muchos dominios. Israel y Turquía comparten muchos intereses comunes: económicos, energéticos, estratégicos, militares, políticos” [18]. Erdogan favoreció y dinamizó mucho las relaciones entre ambos países. Entre 2002 y 2009 la mayoría de los grupos israelíes refuerzan su presencia en Turquía y los contratos bilaterales llegan a los 2.500 millones de dólares. Paralelamente, el ejército israelí contribuyó activamente a la modernización de las fuerzas armadas turcas, en particular de la aviación [19].

Hay otras “inconveniencias” en la política turca en relación a Israel. La primera, mediatizada, concierne a la aceptación en octubre de 2011 de la ayuda israelí durante el seísmo que afectó a la región turca de Van. La segunda, que pasó desapercibida, tiene relación con el incendio del monte Carmelo en Israel. Turquía envió dos aviones para luchar contra el incendio en diciembre de 2010 cuando las relaciones estaban en su punto más bajo [20].

Pero el gesto que probablemente agradó más a Israel es la aceptación por parte de Turquía de acoger la instalación antimisiles estadounidenses que va a desplegar la OTAN en territorio turco para contrarrestar cualquier ataque iraní [12]. Además, según el diario turco Hurriyet, los datos recogidos por los radares se retransmitirán directamente a Israel, decisión que ha encantado a Ehoud Barak, ministro israelí de Defensa: “Turquía no se está convirtiendo en un enemigo de Israel”, dijo. Sobre este mismo tema, un alto responsable estadounidense reconoció que “el despliegue del escudo antimisiles es la mayor cooperación entre Turquía y Estados Unidos en los últimos veinte años” [21]. El reciente despliegue de aviones no tripulados estadounidenses Predator en Turquía y la venta inminente de helicópteros de ataque para luchar contra los separatistas kurdos del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) [22] sin duda es una forma de agradecimiento por la colaboración turca en el caso del escudo antimisiles.

Esta decisión ha sobresaltado tanto a Irán como a Rusia. El primero advirtió que atacaría las instalaciones turcas en caso de amenaza [23]. El segundo declaró que planeaba desplegar sus misiles hacia el emplazamiento antimisiles turco [24]. La política turca de “cero problemas con nuestros vecinos” acaba de recibir un buen golpe. Y no es el único.

Erdogan y el neo-otomanismo

Al crear la Turquía moderna Mustafa Kemal Ataturk no sólo enterró el imperio Otomano sino que también volvió la espalda a Oriente Próximo. “¡Señores y ciudadanos!... Sabed bien que Turquía no puede ser el país de los jeques, los derviches, los discípulos, los adeptos. El camino más recto es el de la civilización”, dijo. Esta situación se mantuvo con todos sus sucesores y prosiguió hasta la toma del poder por parte del AKP, que va a optar por un reposicionamiento estratégico, aunque sin renunciar nunca al sueño de ver un día a Turquía formar parte de la Unión Europea. La escena de Davos es, sin duda, un acto muy simbólico, pero también un gesto mediático populista. Este viraje turco hacia los países del antiguo imperio Otomano se explica por medio del fiasco del panarabismo, “la debilidad del bloque árabe que disputa el liderazgo (Egipto, Arabia Saudí y Siria), el fracaso del proyecto estadounidense del gran Oriente Próximo remodelado, la casi inexistencia de Europa en la región y las dificultades actuales del régimen iraní” [25]. El cambio de rumbo de la política exterior de Turquía fue iniciado por Erdogan, pero se aceleró con la llegada de Ahmet Davutoglu, un profesor universitario muy respetado nombrado ministro de Asuntos Exteriores en mayo de 2009. Apodado “ Señor Cero Problemas” por la prensa anglófona, en referencia a la relación son sus vecinos, inició una política de apertura hacia el mundo árabe-musulmán denominada “neo-otomanismo” marcando un cambio considerable en relación a la ideología kemalista.

La reciente participación de Turquía en un foro árabe-turco organizado en Marruecos, al margen de una reunión de la Liga Árabe dedicada a Siria, es un ejemplo de ello.

Sin embargo, además de tener unas relaciones privilegiadas con Estados Unidos, Turquía es miembro de la OTAN, del Consejo de Europa y sigue llamando a la puerta de la Unión Europea. Además, ¿no citó a Ataturk, en 2002, la misma noche de la victoria del AKP [17]?

Erdogan y la “primavera árabe”

Probablemente lo que motivó la relativa indiferencia de Erdogan al comienzo de las revueltas de la calle árabe es una aplicación experta de la política “cero problemas” con los vecinos. De hecho, sólo el 1 de febrero de 2011, entre la salida de Ben Ali y la de Mubarak, dio su apoyo a las manifestaciones árabes. Unos días después atenuó esta tímida declaración afirmando que “tampoco tenía intención de interferir en las cuestiones internas de los países árabes” [26].

Incluso su implicación en la guerra civil libia fue precedida de una larga indecisión, pero acabó por “seguir” a Francia y Gran Bretaña [12].

Esta vacilación es comprensible ya que el comercio con este país era tan importantes que 26.000 turcos estaban presentes en él. Pero se puede avanzar otra razón, más “emocional”: el 1 de diciembre de 2010 había recibido en Trípoli el Premio Gadafi de los Derechos Humanos concedido por el coronel Gadafi, es decir, apenas unos meses antes del compromiso de Turquía en favor de los rebeldes del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio que acabó por asesinar brutalmente al “guía” libio [27]. Este fue el discurso de Erdogan: Puede estar seguro de que este premio alentará nuestra lucha por los derechos humanos en sentido regional y mundial. Lo único que queremos en nuestra región y el mundo es la paz y la justicia. Si la región es próspera, todos los estados se beneficiarán, también se beneficiará la paz, la armonía y la estabilidad de todo el mundo; debe estar seguro de una cosa:.. lo que queremos para nosotros mismos, también queremos que los demás". El 3 de julio de 2011 el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Ahmet Davutoglu reconocía al CNT y le ofreció un préstamo de 100 millones de dólares, además de tomar el control del banco turco-libio A&T Bank del que Libyan Foreign Bank posee aproximadamente dos terceras partes. El “Señor Cero Problemas” acababa de enterrar por segunda vez su política de “buena vecindad”.

Pragmático y cuidadoso de mantener una tasa de crecimiento de dos dígitos Erdogan efectuó entre el 12 y el 16 de septiembre un viaje a los países de la “primavera árabe”: Egipto, Túnez y Libia. Estuvo acompañado de una imponente delegación compuesta por 280 empresarios, siete ministros y varios consejeros. Sin dudarlo, el neo-otomanismo pasa necesariamente por el “negocio” [28]. La implicación de Turquía en los acontecimientos sirios es mucho más espinosa puesto que en este caso se trata de un “vecino” auténtico con el que comparte una frontera, una historia y una disputa territorial.

El acercamiento entre Siria y Turquía se materializó en 2004 durante una visita oficial de Bachar El-Assad al que Erdogan consideraba, hasta hace poco, un amigo personal. Esta visita fue seguida por la firma en septiembre de 2009 de un acuerdo de cooperación bilateral y la institución de un Consejo de Cooperación Estratégica [25]. La disputa territorial sobre la provincia de Hatay, ahora bajo dominio turco, pero reivindicada por Siria, constituyó la manzana de la discordia entre ambos países. Irónicamente, en esta misma provincia están confinados actualmente varios miles de refugiados sirios bajo protección turca.

Al igual que en el caso de Libia, la decisión de romper el diálogo y apoyar a los insurgentes contra el régimen en el poder no vino de forma natural. Se tomó el 21 de septiembre de 2011, en Estados Unidos, tras una entrevista con el presidente Obama y en “coordinación” con el gobierno de EEUU.

Menos de un mes después Davutoglu se reunió oficialmente en Estambul con el Consejo Nacional Sirio (CNS), organismo representante de las diferentes sensibilidades de la oposición siria que cuenta entre sus filas a kurdos sirios [29]. ¡Extraña partitura la que interpreta el “Señor Cero Problemas” al albergar a unos kurdos sirios “indignados” contra el gobierno sirio y bombardear, durante buena parte del pasado verano, a los kurdos del PKK “indignados” contra el gobierno turco! El papel activo de Turquía en la desestabilización del régimen sirio y en su ayuda incondicional a los disidentes sirios es una realidad cada día. Como no es factible una intervención de la OTAN bajo la égida de la ONU a causa de los vetos de Rusia y China, se está preparando otra solución. En efecto, oficiales franceses de la DGSE (Dirección General de la Seguridad Externa) y británicos del MI6 (Servicio de Inteligencia Externa) están en Turquía, en la región fronteriza con Siria, para formar los primeros contingentes del ejército sirio libre en la guerrilla urbana. Por otro lado, franceses y turcos toleran, incluso favorecen, el tráfico de armas en las fronteras de Siria [30].

Está claro que Erdogan ha llevado a su país por la vía de la prosperidad económica y le ha dado una indiscutible importancia geoestratégica. Sin embargo, hay que admitir que esto sólo se ha podido hacer practicando una política de “doble juego”. Predicar la libertad de expresión y perseguir a los periodistas; lanzar diatribas a Israel y seguir comerciando a hurtadillas con este país; predicar una política de “buena vecindad” y actuar para desestabilizar a los vecinos; proclamarse neo-otomano y seguir siendo kemalista; volverse a Oriente al tiempo que conserva unas relaciones privilegiadas con Occidente (en particular Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña); considerar amigos a los autócratas árabes y aceptar sus premios al tiempo que no se duda en abandonarlos cuando llega el momento de elegir de qué lado se está.

¿Es esto clarividencia, realismo político u oportunismo? Os dejo que saquéis vuestras propias conclusiones.

Por cierto, me olvidé decir que mi viaje por las orillas de Bósforo transcurrió muy bien. Turquía es un país realmente hermoso y en ese momento ni siquiera las bolas de cristal más omniscientes podían predecir esta famosa “primavera árabe”.

Notas:

1. Tom Zeller Jr, « YouTube Banned in Turkey After Insults to Ataturk », The New York Times, 7 mars 2007, http://thelede.blogs.nytimes.com/2007/03/07/youtube-banned-in-turkey-after-insults-to-ataturk/

2. AFP, « YouTube bientôt accessible en Turquie », Le Figaro.fr, 30 octobre 2010, http://www.lefigaro.fr/flash-actu/2010/10/30/97001-20101030FILWWW00435-youtube-bientot-accessible-en-turquie.php

3. Le Monde.fr, « La plate-forme Blogger bloquée en Turquie », 4 mars 2011, http://www.lemonde.fr/technologies/article/2011/03/04/la-plate-forme-blogger-bloquee-en-turquie_1488224_651865.html

4. AFP, «Turquie : croissance de 11% au T1 », Le Figaro.fr, 30 juin 2011, http://www.lefigaro.fr/flash-eco/2011/06/30/97002-20110630FILWWW00407-turquie-croissance-de-11-au-t1.php

5. Élections en Europe, «Recep Tayyip Erdogan - Biographie », 29 mai 2011, http://www.electionseneurope.net/2011/05/recep-tayyip-erdogan-biographie.html

6. Sophie Shihab, «Erdogan, l’homme du nouvel ordre turc », Le Monde.fr, 11 novembre 2011, http://www.lemonde.fr/idees/article/2011/11/11/erdogan-l-homme-du-nouvel-ordre-turc_1599162_3232.html

7. ONU-Habitat, Conseil d’administration du Programme des Nations Unies pour les établissements humain, Rapport du Directeur exécutif, « Activités du Programme des Nations Unies pour les établissements humains », 21 janvier 2011, http://www.unhabitat.org/downloads/docs/9483_4_593374.pdf

8. Etienne Copeaux, « Erdogan destitué et incarcéré », Esquisses sur la Turquie des années 90, 10 octobre 2011, http://www.susam-sokak.fr/article-esquisse-n-19-erdogan-destitue-et-incarcere-1998-1999-86268686.html

9. Le Monde.fr, « Forces et faiblesses de l’AKP de Recep Tayyip Erdogan », 12 juin 2011, http://www.lemonde.fr/international/article/2011/06/12/forces-et-faiblesses-de-l-akp-de-recep-tayyip-erdogan_1534702_3210.html

10. Ali Bayramoglu, « La démocratie turque en danger », Le Monde.fr, 11 novembre 2011, http://www.lemonde.fr/idees/article/2011/11/11/la-democratie-turque-en-danger-par-ali-bayramoglu_1602314_3232.html

11. Hamit Bozarslan, Vincent Duclert et Ferhat Taylan, « Le tournant liberticide turc », Le Monde.fr, 11 novembre 2011, http://www.lemonde.fr/idees/article/2011/11/11/le-tournant-liberticide-turc_1602422_3232.html

12. Alain Franchon, «Les tribulations d’un Turc dans le monde arabe », Le Monde.fr, 23 septembre 2011, http://acturca.wordpress.com/2011/09/23/les-tribulations-dun-turc-dans-le-monde-arabe/

13. AFP, « Turquie: début du procès de deux journalistes jugés pour complot », L’Express.fr, 22 novembre 2011, http://www.lexpress.fr/actualites/1/economie/turquie-debut-du-proces-de-deux-journalistes-juges-pour-complot_1053864.html?actu=1,%201

14. Reporters sans frontières, « Classement mondial 2010 », http://fr.rsf.org/press-freedom-index-2010,1034.html

15. Human Rights Association, « 1999-2009 comparative summary table », Human Right Violation in Turkey, http://www.ihd.org.tr/images/pdf/1999_2009_COMPARATIVE_SUMMARY_TABLE.pdf

16. Ahmed Bensaada, « La valse à quatre temps de Amr Moussa ou l’évanescence de l’arabité politique », Le Quotidien d’Oran, 12 février 2009, http://www.ahmedbensaada.com/index.php?option=com_content&view=article&id=53:la-valse-a-quatre-temps-de-amr-moussa-ou-levanescence-de-larabite-politique-&catid=37:societe&Itemid=75

17. L’Express.fr, «L’étrange M. Erdogan », 7 novembre 2002, http://www.lexpress.fr/actualite/monde/europe/l-etrange-m-erdogan_497634.html

18. Noémie Grynberg, «Tayyip Erdogan : la Turquie laïque deviendrait-elle islamiste?», Noémie Grynberg.com, http://www.noemiegrynberg.com/pages/politique/tayyip-erdogan-la-turquie-laique-deviendrait-elle-islamiste.html

19. Michel Gurfinkiel, « Turquie-Israël/ De l’alliance à la confrontation », Michel Gurfinkiel.com, 6 juin 2010, http://michelgurfinkiel.com/articles/298-Turquie-Isral-De-lalliance-a-la-confrontation.html

20. Gérard Fredj, «Turquie - Israël : l’aide humanitaire aux cotés de ses ennemis », Israël Infos, 27 octobre 2011, http://www.israel-infos.net/Turquie—Israel—l-aide-humanitaire-aux-cotes-de-ses-ennemis-7145.html

21. Infos d’Almanar, «Presse turque : la data du bouclier anti-missile sera transmise à…Israël », 8 octobre 2011, http://www.almanar.com.lb/french/adetails.php?eid=33626&frid=18&seccatid=35&cid=18&fromval=1

22. Institut Kurde de Paris, « Des drones américains basés en Irak repositionnés en Turquie », 14 novembre 2011, http://www.institutkurde.org/info/depeches/des-drones-americains-bases-en-irak-repositionnes-en-turquie- 3475.html?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

23. AFP, «L’Iran, si menacé, prendra pour cible la Turquie », Lalibre.be, 26 novembre 2011, http://www.lalibre.be/actu/international/article/702770/l-iran-si-menace-prendra-pour-cible-la-turquie.html

24. Le Nouvel Observateur, «Medvedev: la Russie pourrait déployer ses missiles en réaction à la stratégie américaine en Europe », 23 novembre 2011, http://tempsreel.nouvelobs.com/monde/20111123.FAP8262/medvedev-la-russie-pourrait-deployer-ses-missiles-en-reaction-a-la-strategie-americaine-en-europe.html

25. Jean-Baptiste Beauchard, « La Turquie ou le retour de l’Empire ottoman au Proche-Orient », Alliance Géostratégique, 15 mars 2010, http://alliancegeostrategique.org/2010/03/15/la-turquie-ou-le-retour-de-lempire-ottoman-au-proche-orient/

26. Jean Marcoux, « L’expérience turque de transition politique, un modèle pour l’Égypte post-Moubarak ? », LeJMed.fr, 12 février 2011, http://www.lejmed.fr/spip.php?page=imprimir_articulo&id_article=895

27. Daniel Pipes, « Erdogan accepte "le prix international Al-Kadhafi pour les droits de l’homme" », Daniel Pipes.com, 28 février 2011, http://fr.danielpipes.org/blog/2011 /02/erdogan-prix-kadhafi

28. Joséphine Dedet, « Printemps arabe : Erdogan superstar », Jeune Afrique, 21 septembre 2011, http://www.jeuneafrique.com/Article/ARTJAJA2645p010-011.xml0/

29. AFP, «La Turquie a rencontré officiellement le Conseil national syrien », L’Express.fr, 18 octobre 2011, http://www.lexpress.fr/actualites/1/monde/la-turquie-a-rencontre-officiellement-le-conseil-national-syrien_1041732.html

30. Claude Angeli, « Une intervention limitée préparée par l’OTAN en Syrie », Le Canard Enchainé, 23 novembre 2011.

Ahmed Bensaada vive en Montréal (Canada)

http://www.ahmedbensaada.com/


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2157861

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Oriente Medio   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License