CEPRID

El oeste de África, la nueva aventura del imperialismo de EE.UU. y Europa

Lunes 3 de enero de 2011 por CEPRID

Luis Amaro

CEPRID

Traducido por Julio Fucik

Los Estados Unidos de América son los consumidores más voraces de petróleo en el mundo, consumiendo el 21,7% del total de petróleo extraído aunque concentra sólo el 5% de la población mundial ; sólo el 57% de ese consumo está basado en su propia producción. "Incluso al aumentar su eficiencia energética, los Estados Unidos tendrá que proveerse de nuevos proveedores externos, se espera que para 2020 la demanda será de 22.860 millones de barriles anuales, mientras que la producción nacional sólo llegará a 15.480 millones", afirmó Dick Cheney al presidente Bush en 2001 recomendando "la diversificación y aumento de la subcontratación" y advirtiendo contra el hecho de que "una interrupción significativa del suministro exterior pone en peligro nuestra economía y capacidad de lograr nuestros objetivos y políticas económicas".

En otras palabras, las grandes multinacionales petrolíferas - aquí representadas por Dick Cheney - encuentran más rentable robar el petróleo de los demás y la Casa Blanca defendió esta práctica. De hecho, en base a ello, la administración Bush recortó los fondos para aumentar la producción nacional y la investigación de alternativas nacionales, tratando de fortalecer el discurso que los suministros externos de petróleo debían continuar aumentándose y diversificándose.

Como las reservas existentes, sobre todo en la Península Arábiga, están en declive –y es el caso de Ghawar, en Arabia Saudita, donde para el 2025 sólo se extraerán 12’5 millones de barriles, en lugar de los 22 millones de ahora- había que buscar otros lugares, y el más codiciado es África occidental.

Los países del África Occidental proporcionan actualmente el 18% del petróleo que Estados Unidos importa y esta cifra llegará a 25% en 2015. Esta región, que cuenta con reservas de 40.000 millones de barriles, es de importancia estratégica fundamental para los Estados Unidos y la razónn de por qué los seis países miembros de la CEDEAO (Comunidad Económica de Estados de África - Angola, el Chad, Guinea Ecuatorial, Gabón y Nigeria) han sido cortejados por el gobierno de Bush, que de pronto se enamoró del continente africano. Hay, sin embargo, motivos para este repentino interés. 1) Dado que las estimaciones sobre las cantidades de petróleo existentes son las más importantes que sabemos hasta ahora, "esperamos que el África occidental se convertirá en el principal proveedor del mercado de EE.UU."(1).

2) porque la competencia es baja debido a que China centrará su interés en los países de África oriental

3) debido a que el crudo es de "alta calidad y bajo contenido de azufre, ideal para ser refinado en la costa este" (2), de los Estados Unidos

4) porque las perspectivas son enormes en lo que respecta a Nigeria, Angola, Gabón y el Congo - Brazzaville y las inversiones ya realizadas, por valor de 3.500 millones de dólares en la construcción de un oleoducto entre Chad a Camerún en de la costa oeste de África, no son despreciables.

5) La docilidad de los gobiernos en relación a las multinacionales y el imperialismo, y la corrupción alimentada por las grandes empresas, hacen de la región el suelo ideal para su transformación en un nuevo patio trasero de América. Hay también razones de naturaleza geopolítica que son la base para este cambio radical de la política de los Estados Unidos en África que se trasladó del laissez faire a una pronta y amplia participación política, diplomática y militar y la injerencia en la vida de los estados soberanos. El crecimiento de China, Brasil e India en África - que no son comparables, ni en forma ni en sus objetivos con los del imperialismo de EE.UU. - es la otra razón para este cambio de estrategia de la política exterior de EE.UU. con independencia de que el ocupante de la Casa Blanca sea republicano o demócrata.

Habla en voz baja pero lleva un gran palo en la mano

Esto sintetiza la política exterior del presidente Theodore Roosevelt, que se usa con frecuencia para decir, o países obedecen las imposiciones de los intereses de EE.UU., o hablará la fuerza, es decir, la agresión militar. Más de cien años han pasado, pero sigue siendo el corazón de la política exterior de los Estados Unidos, y lo expresó recientemente el archi-reaccionario periodista Thomas Friedman diciendo: "la mano invisible del mercado no nunca funcionará sin un puño oculto". Para defender los intereses de multinacionales del petróleo en África debe ser incluso un puño fuerte.

"En 2008, Chevron obtuvo un beneficio de cerca de 23.000 millones dólares, la mitad de ellos en África, Exxon-Mobil 45.200 millones dólares, 43% de la misma fuente, al igual que en el caso de un tercio de las importaciones procedentes de la BP (3) por nombrar algunos. Con tan enormes beneficios, no es sorprendente que los grandes monopolios esten interesados en mantener el status quo. El puño del que habla el reaccionario Friedman tiene un nombre : Africom.

El gobierno de George Bush siguió una serie de recomendaciones prácticas del CSIC (Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales) que dijo: "Teniendo en cuenta los intereses crecientes de energía en la región, se recomienda que los Estados Unidos hagan de la seguridad y la gobernanza en el Golfo de Guinea una prioridad de la política exterior de los Estados Unidos en África, junto a la defensa de una política firme para la región", en otras palabras - militarización de las relaciones de los Estados Unidos con África. Así, George Bush, incansable servidor de los intereses de multinacionales del petróleo, recorrió África en febrero de 2008.

Bush puso en marcha una estructura de mando independiente para África - AFRICOM, el puño - dejando la continuación de esta política carismática y franca a Obama que, sin pestañear, pondrá en marcha la agresión, esta vez a escala continental, lo que confirma que las cosas que más cambian más se quedan igual en la política exterior del imperialismo.

De Franciáfrica al imperialismo europeo

Ya en 2005, como preparación para lo que vino después, el Pentágono puso en marcha la iniciativa contra el terrorismo Trans-Sahara (TSCTI) y, anteriormente, tanto de los Estados Unidos como de Francia, sobre todo este último, había una presencia militar.

Francamente, los estadounidenses no son los únicos que juegan malos papeles en el asunto.

Francia, como antigua potencia colonial, continuó hasta hace poco el papel de brazo armado del neo-colonialismo. En Côte d’Ivoire, se encuentran estacionados 3.000 soldados; en la vecina Togo Francia sigue teniendo más hombres y equipos por vía aérea.

Francia, por razones presupuestarias, se vio obligado a comenzar a poner fin a la aventura neo-colonial, reducciendo y cerrando bases entre 1997 y 2002. Sarkozy es el sepulturero - en contra del corazón, de verdad - de África francesa, ahora busca la europeización de la intervención militar, según el general Dominique Trinquand.

Esto nos deja a nosotros, los portugueses, preocupado por lo menos por la subordinación a los intereses imperialistas que expresan muchas veces "nuestros" gobiernos. De todos modos, el hombrecito del Elíseo no soporta la idea de que el Imperio y su dominio no tendrá más remedio que agachar la cabeza.

De hecho, antes de que el imperialismo de EE.UU. hubiese emprendido la militarización de África, los patrocinadores de la política exterior del Tío Sam ya habían examinado las implicaciones / posibles colisiones con la presencia francesa en África y fueron claros: " los franceses reducirán sus fuerzas en África, y la presencia de los Estados Unidos en África será la señal de que la exclusividad de la influencia militar francesa ya no será tal « (4). Sarkozy ha entendido. ¡Adiós a la Francia imperial

Los motivos de la ocupación

Hubo varios intentos para localizar en África la sede del AFRICOM, que se han visto frustrados por la oposición de varios países con la ira popular que puede generar ese tipo de bases, lo que no impidió a las relaciones Públicas del AFRICOM mentir diciendo que "muchos países africanos ya han ofrecido sus servicios para acoger la sede", recordando al mismo tiempo que "cualquiera que sea la futura ubicación de la sede, será necesario contar con bases en el Golfo de Guinea ". Aquí es donde está la gallina de los huevos de oro. La falta de un cuartel general no impide a los militares de EE.UU. y los mercenarios que pagan ejecutar operaciones clandestinas de las bases de los satélites en Kenia y Djibouti.

Sin embargo, el presupuesto de AFRICOM se aumentó de 60 a 310 millones de dólares, se nombró comandante a uno de las cinco afroamericanos con rango de general de cuatro estrellas, se pusieron en marcha maniobras navales de alta escala en el Golfo de Guinea, desarrollando intensas campañas de persuasión, incluyendo el suministro de equipo militar, cursos y viajes de estudio, así como la formación de oficiales superiores designados oficialmente como Militares amigos de África, por lo que hacen la vista gorda ante lo que pasa ; en el frente diplomático el movimiento es intenso, no sólo entre las capitales africanas, sino también entre Europa y Lisboa, en particular. El dinero no falta. Sólo este año se gastarán 6’3 millones de dólares en 431 actividades en 40 países.El Pentágono dice que el AFRICOM combinará las funciones civiles y militares, a fin de promover su imagen como benigna.

La aagresión imperialista ha presentado siempre que su presencia en África ha sido casi altruista, presentada como una acción humanitaria para combatir las enfermedades y el analfabetismo, la vivienda, las becas de estudios y así sucesivamente. El otro argumento es la lucha contra el terrorismo, que sigue siendo bueno incluso para encubrir las acciones terroristas del imperialismo estadounidense. Espero haber dejado claros los objetivos de esta nueva agrasión, aún en sus inicios y por lo que es urgente denunciar ahora.

La fuerza de ocupación y de la OTAN

La OTAN ha dejado de ser una organización « defensiva » en el Atlántico Norte, convirtiéndose en una potencia militar mudial y, por lo tanto, también presente en África, donde, sin embargo, desarrolló una intensa actividad en el Cuerno de África y en Sudán en particular. Los países productores de petróleo en esa zona, Nigeria y Angola, Santo Tomé y Príncipe, están en su mira por las reservas de petróleo y los intereses de las grandes empresas de EEUU de perforar ahí frenéticamente. Hilaru Clinton visitó recientemente Santo Tomé y dijo que ese pequeño país está en las prioridades de América, ofeciendo la construcción de un puerto que, si para el presidente de Santo Tomé era « pequeño » para el comandante estadounidense en Europa sería una base militar naval similar a la de Diego García, en el Océano ïndico.

Notas :

(1) Informe de 2006 de RTC sobre la dependencia energética de los Estados Unidos y su impacto en la seguridad nacional.

(2) Idem

(3) Centro para el Progreso de América, anuario 2010

(4) Andrew Hansen - CFR - 08 de febrero 2008

Luis Amaro es uno de los coordinadores de la campaña portuguesa "¡Sí a la paz! !No a la OTAN! "


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2911034

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio África   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License