Una vida generosa

«Tras las huellas de una vida generosa.Aurelio Fernández Sánchez y los Solidarios», de Manel Aisa Pàmpols (Ed. El Lokal, Barcelona 2017, 312 págs.) €

Aurelio Fernández, nacido en Oviedo en 1897, fue uno de los fundadores del grupo «Los Solidarios» que se formó en Barcelona después de una reunión Domingo Ascaso, Buenaventura Durruti, Francisco Ascaso, Juan García Oliver, Torres Escartín, Suberviola, del Campo, Brau, Jover, Sanz, Aurelio Fernández.

Tendrá que exiliarse Aurelio en París, será la oportunidad que se les presenta a «los Solidarios» de atentar contra Alfonso XIII para acabar con la faena de anarquistas anteriores Jesús Navarro en 1905, Mateo Morral en 1906, Rafael Sancho en 1913, Diego Ruiz en 1923 en Bolonia y ahora en Paris 1926, pero todo se irá al traste por una delación, serán detenidos Ascaso, Jover y Durruti, mientras que García Oliver y Aurelio Fernández escapan.

Aurelio Fernández, participará en las jornadas del 19 y 20 de julio de 1936 en Barcelona; Comité de Milicias Antifascistas asume el cargo de la Seguridad de Barcelona de las patrullas de control de Barcelona, pero también del control de fronteras tanto con Francia como puerto,

Eran tiempo de revolución ilusionantes, donde la tarea de Aurelio no era simple, en un comité de Milicias donde la seguridad se debatía con energía, un intenso debate entre los delegados que cada grupo político aportaba, era pues un pulso diario que mantenía una fuerte tensión, la contrarrevolución estaba en marcha, pero no se acabo de plasmar hasta que los Bolcheviques del PSUC consiguieron que Aurelio dimitiera, para pasar a Sanidad, una vez los contrarrevolucionarios había apartado a Aurelio, tenía ya el campo libre, fue entonces cuando se aceleraron los golpes al anarquismo Puigcerdà, y poco después los hechos de Mayo del 37, al dictado de Artemí Ayguadé y Rodríguez Sala.

Detenido Aurelio a mediados de 1937 fue acusado del caso conocido de los Maristas y del intento de atentado al Presidente del Tribunal Popular Andreu Abelló, al final puesto en libertad pese a la policía SIM a dejarlo en libertad, lo conseguirá a principios de 1938

Ya en el exilio será el primer español al cual el gobierno fascista español reclame su extradición, pasara sesenta y pico de días en la Cárcel de Rennes esperando una resolución del gobierno francés, donde sin duda le espera la muerte.

Manel de Sucre i Cortiella

You May Also Like

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *