CEPRID

HOY BOLIVAR SERIA CHAVISTA

Jueves 10 de septiembre de 2009 por CEPRID

René Contreras

CEPRID

Si el Libertador estuviera vivo, frente a la situación de cambio social que se está produciendo en América Latina, no dudo que empuñaría su gloriosa espada, aquella victoriosa en las batallas por la independencia, no dudo que su pluma de estadista, volvería a escribir, reiterando su pensamiento político, que ya nos había advertido acerca del peligro que entrañaba los Estados Unidos para los pueblos latinoamericanos. Ante el proceso revolucionario que desarrolla en su querida patria, el Presidente Hugo Chávez, enfrentado a la derecha criolla, a la conspiración de los nuevos santanderianos, ante los planes de agresión del imperialismo yanqui: No dudo que hoy tomaría partido por su pueblo, por el Presidente Chávez y sería sin lugar a dudas ¡chavista! En la actualidad, qué significa el proceso revolucionario de Venezuela, para el pueblo venezolano, para la América Latina en general.

Representa la esperanza de una nueva sociedad con justicia social, de participación democrática en la toma de decisiones políticas, significa compartir los beneficios del desarrollo económico independiente, basado en la satisfacción de las necesidades sociales, todo esto y muchos aspectos más, a lo que el Partido Socialista de Venezuela ha llamado: El Socialismo del Siglo XXI, para identificarlo con las más nobles aspiraciones y conquistas del socialismo anterior y diferéncialo a su vez, hablando en buena dialéctica, de no volver a cometer los errores del pasado y en base a esa rica experiencia, construir un nuevo socialismo en este Siglo XXI. Parafraseando a José Martí, diría ¡Injértese en nuestras repúblicas el socialismo, pero las raíces han de ser nuestras!

En realidad, estas son las razones que concitan el odio de clase de la burguesía criolla y del imperialismo, la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo son sólo pretextos. La consolidación y profundización del proceso revolucionario venezolano, es una amenaza para los intereses económicos de la burguesía, el ejemplo de Venezuela es un desafío a la hegemonía imperial en América Latina. La reacción interna y externa se une en una estrategia común para derrocar al Presidente Chávez y destruir el proceso revolucionario de Venezuela, por todos los medios y con todos los recursos. La propaganda Göebbeliana, ahora llamada desinformación mediática, es el preámbulo de un nuevo golpe de estado, de guerra civil y si todo falla, no faltará el pretexto, que para estos son maestros los imperialistas, para intervenir directamente en Venezuela, sino qué otro propósito tendría la proliferación de las bases norteamericanas en Colombia y el Caribe.

Esto lo sabe Venezuela y para ello prepara su legítima defensa; lo dice el marxismo: basarse en sus propios esfuerzos y resolver las contradicciones internas para derrotar a la quinta columna y la agresión exterior. Otro de los pilares del socialismo es apoyarse en el internacionalismo proletario y ahora en lo originario indígena. Nuestro deber con la patria del Libertador, con los venezolanos descendientes de aquellos bravos llaneros, que no vacilaron en escalar las cumbres andinas y vencer en los páramos desiertos de Junín y Ayacucho al decadente colonialismo español, para darnos la patria, las primeras leyes e instituciones en nuestra República de Bolívar, nos llama a defender la Revolución Venezolana y al Presidente Chávez, a defender la Revolución Socialista del S XXI y la mejor manera es ganar las elecciones de diciembre en la Bolivia del cambio.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 3188697

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Latinoamérica   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License