CEPRID

Occidente está paranoico con la cumbre BRICS

Jueves 10 de agosto de 2023 por CEPRID

MK BHADRAKUMAR

Indian Punchline

Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por C.P.

Reuters publicó un informe especulativo la primera semana de agosto diciendo que el primer ministro indio, Narendra Modi, podría no asistir en persona a la cumbre BRICS en Johannesburgo y, además, que India no estaba a favor de una expansión de la agrupación. A pesar de la larga historia de artimañas de la Guerra Fría de Reuters, los crédulos medios de comunicación indios cayeron en los rumores.

Y creó cierta confusión, pero solo momentáneamente. Sudáfrica es consciente de que con el estado actual de sus relaciones bilaterales con EEUU, las excelentes relaciones personales del presidente Cyril Rampaphosa con el presidente ruso Vladimir Putin, la permanencia de los BRICS en el camino de la "desdolarización" y su expansión, hay grandes expectativas en el papel constructivo de Modi para hacer del próximo evento en Johannesburgo un hito histórico en la política mundial del siglo XXI.

El discurso claro de la ministra de Relaciones Exteriores de Sudáfrica, Naledi Pandor, sobre el informe de Reuters es acertado. Pandor dijo: “Hablé con varios colegas en el gobierno y fuera, y todos quedaron asombrados por este rumor. Creo que alguien que está tratando de estropear nuestra cumbre está creando todo tipo de historias que sugieren que no tendrá éxito.

“El primer ministro de la India nunca ha dicho que no asistirá a la cumbre. Estoy en contacto constante con el ministro de Relaciones Exteriores Jaishankar. Él nunca ha dicho eso. Nuestros sherpas están en contacto y nunca lo han dicho. Entonces, todos hemos estado tratando de buscar esta aguja en un pajar que comenzó este rumor”.

Hubo un tiempo, no hace mucho, en que Occidente ridiculizaba a los BRICS como una mariposa ineficaz que batía sus alas en el vacío en un orden mundial dominado por el G7. Pero el ’’efecto mariposa’’ se siente hoy en la reconstrucción del orden mundial.

En pocas palabras, el flujo torrencial de eventos en el último año en la situación en torno a Ucrania sacó a la superficie la lucha existencial de Rusia frente a los EEUU, que a su vez desencadenó un cambio tectónico en el panorama internacional, siendo un aspecto transformador el aumento del Sur Global y su papel cada vez más importante en la política internacional.

La administración Biden no hubiera esperado que una polarización para aislar a Rusia y China terminaría así. Paradójicamente, la "doble contención" de Rusia y China por parte de Washington, tal como se consagró en la Estrategia de Seguridad Nacional de la Administración Biden, marcó el comienzo de la ruptura del Sur Global con el control de las grandes potencias, reposicionando su estatus y papel internacional, autoconfianza y autonomía y buscando soluciones estratégicas.

Arabia Saudita es un ejemplo estelar: asume una trayectoria independiente en puntos críticos regionales como Sudán o Siria, calibra el mercado petrolero mundial a través del formato OPEP Plus en lugar de obedecer los dictados de Washington y busca la membresía BRICS.

Los países en desarrollo están ganando espacio para maniobrar en el juego de las grandes potencias y su influencia política ha aumentado rápidamente. Su independencia diplomática y autonomía estratégica en el contexto de la crisis de Ucrania ha acelerado su ascenso como una fuerza emergente en la política global en un período de tiempo notablemente corto.

Lo que lleva a los 23 países no occidentales a buscar formalmente la membresía BRICS, aunque la agrupación ni siquiera tiene una secretaría, es que la agrupación se percibe hoy como la plataforma principal del Sur Global que defiende un orden mundial equitativo y, por lo tanto, tiene una cita con el destino de la humanidad.

Desde sus inicios, BRICS ha sido lo suficientemente inteligente como para no inyectar ningún "anti-occidentalismo" en su agenda; de hecho, ninguno de sus miembros fundadores tiene una "mentalidad de bloque". Pero eso no ha impedido que Occidente se sienta amenazado. En realidad, esta percepción de amenaza emana de un miedo morboso a la extinción que el dominio occidental del orden político y económico y el sistema internacional de 4 siglos de antigüedad está llegando a su fin.

El neomercantilismo, que es crucial para detener el declive de las economías occidentales, está siendo desafiado frontalmente, como lo estamos presenciando en tiempo real en Níger. Sin la transferencia masiva de recursos de África, Occidente se enfrenta a un futuro sombrío. El jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, espetó en un momento de debilidad que Occidente, un jardín bien cuidado, está amenazado por la selva. Los miedos e instintos atávicos implícitos en la metáfora de Borrell son sencillamente impresionantes.

De ahí ese frenesí por acabar con los BRICS, por debilitar su determinación, por empañar su imagen y su posición, y por impedir que cobre impulso. Por desgracia, la misma vieja mentalidad colonial de "divide y vencerás" está trabajando para amplificar las diferencias y desacuerdos entre los estados miembros de BRICS.

La controversia sobre la postura india sobre la expansión de los BRICS solo puede verse de esa manera. La semana pasada, tras los rumores difundidos por Reuters, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la India se sintió obligado a aclarar todo de nuevo: “Permítanme repetirlo de nuevo. Hemos aclarado nuestra posición en el pasado. Según lo ordenado por los líderes el año pasado, los miembros de BRICS están discutiendo internamente los principios rectores, los estándares, los criterios y los procedimientos para el proceso de expansión de BRICS sobre la base de consultas y consensos completos. Como mencionó nuestro Ministro de Relaciones Exteriores, estamos abordando esto con una mente abierta y una perspectiva positiva. Hemos visto algunas especulaciones sin fundamento... que India tiene reservas contra la expansión. Esto simplemente no es cierto. Así que permítanme dejarlo muy claro a partir de eso”.

Con respecto a la patraña de que Modi planeaba saltarse el viaje a Johannesburgo, el portavoz indio reaccionó: “Le insto a que no se guíe por los informes especulativos de los medios. Cuando estemos en condiciones de hablar, de anunciar visitas de tan alto nivel, sin duda lo haremos, y sabrán que esa ha sido nuestra práctica. Por el momento, les insto a todos a ser pacientes y dejar que lo anunciemos en el momento adecuado”.

Igualmente, la conspiración angloamericana detrás de la orden de arresto de la CPI contra Putin es evidente. Rusia había sido pionera en BRIC y la primera cumbre de la agrupación tuvo lugar en Ekaterimburgo en 2008 [que, por cierto, emitió una declaración conjunta advirtiendo contra el dominio global del dólar estadounidense como moneda de reserva estándar del mundo].

Putin ha estado haciendo campaña incansablemente por la "desdolarización" y es la voz más resonante hoy en día sobre ese tema en el escenario internacional. El pronóstico de Putin ha ganado una amplia aceptación en el Sur Global, como lo demuestra el éxodo de países que optan por monedas nacionales para liquidar sus pagos mutuos. A Washington le preocupa cada vez más que un proceso de ’desdolarización’ esté cobrando fuerza en el sistema financiero internacional tras su uso excesivo de sanciones como arma y la incautación arbitraria de las reservas de dólares de países con los que no se lleva bien.

Curiosamente, Bloomberg presentó un artículo sobre la cumbre BRICS titulado "Este club no es lo suficientemente grande tanto para China como para India". Su tesis es que "las tensiones entre los rivales asiáticos probablemente impedirán que el bloque BRICS plantee alguna vez una desafío a Occidente’’. Es un intento trillado de insistir en las contradicciones que existen entre China e India para abrir una brecha y socavar la unidad de los BRICS.

Es cierto que India puede tener preocupaciones acerca de que China domine el grupo BRICS. Pero entonces, China también es un fuerte exponente de la expansión BRICS y una mayor representación de los países en desarrollo. ¿No muestra eso una convergencia estratégica?

Fundamentalmente, a pesar de su disputa fronteriza no resuelta, India y China tienen una visión común de que los BRICS juegan un papel esencial en el escenario multilateral global. Ambos países también ven a los BRICS como una plataforma para mejorar su estatus e influencia internacional. Esta comunidad de intereses es lo que preocupa a Occidente.

Para India, BRICS es una plataforma instrumental favorable para realizar su aspiración de lograr una mayor representación en el escenario internacional. Por lo tanto, el éxito de los BRICS solo puede fortalecer la política exterior de la India y, concebiblemente, puede incluso crear una energía y un ambiente positivos en sus relaciones con China.

MK BHADRAKUMAR es un ex embajador indio en varios países, de la ex URSS así como en Pakistán, Irán y Afganistán.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 4219686

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Nuevos organismos internacionales: BRICS, OCS, (...)   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License