CEPRID

Cómo África está facilitando el mundo multipolar

Lunes 3 de abril de 2023 por CEPRID

Salman Rafi Sheikh

New Eastern Outlook

Traducido para el CEPRID (www.nodo50,org/ceprid) por María Valdés

El conflicto militar entre Rusia y Ucrania (como también los aliados de Ucrania en la OTAN) ha traído algunos cambios muy interesantes a la economía política internacional. Si bien este conflicto ha llevado a Europa, que trabaja bajo la inmensa presión de los EEUU, a detener su compra de petróleo y gas a Rusia, también ha permitido que Rusia desvíe sus recursos, tanto materiales como de otro tipo, a regiones que antes estaban al margen de su lista de prioridades. En otras palabras, mientras que Occidente pensó que sería capaz de "aislar" a Rusia empujándola fuera de Europa, este "retroceso" ha llevado a la "gran entrada" de Rusia en otros lugares. Esto es más evidente en África, donde Moscú se ha convertido claramente en un gran jugador. Durante la cumbre Rusia-África celebrada recientemente en Moscú, Vladimir Putin seguramente reajustó las prioridades de Moscú con respecto a África.

Este fue un evento muy exitoso, ya que la próxima cumbre se llevará a cabo del 26 al 29 de julio en San Petersburgo, lo que indica el ritmo actual de la integración Rusia-África. Occidente, por supuesto, está paranoico al respecto, ya que ve la expansión rusa en el continente africano a expensas de su propia influencia.

Pero lo que es aún más preocupante para Occidente no es solo la creciente huella de Moscú en África. En realidad, es la geopolítica detrás de este compromiso lo que preocupa a Occidente. Para Rusia (como también para sus aliados, incluida China), África podría ser uno de los líderes globales en el mundo multipolar que tanto Rusia como China intentan construir para deshacerse de la hegemonía unilateral estadounidense. De hecho, Putin transmitió este mensaje a sus invitados de África muy claramente cuando dijo que “estamos listos para dar forma conjunta a la agenda global, trabajar juntos para fortalecer las relaciones interestatales justas y equitativas y mejorar los mecanismos para una cooperación económica mutuamente beneficiosa”.

El mensaje de Putin es un claro contraste con la forma en que Occidente, especialmente las antiguas potencias coloniales, se ven hoy en África. Hay un descontento generalizado. Como señaló un informe de 2022 en el New York Times , “En los últimos años ha habido un fuerte aumento de las críticas a Francia en sus antiguas colonias en África, arraigado en la sensación de que las prácticas colonialistas y las actitudes paternalistas nunca terminaron realmente”.

Rusia, por el contrario, está ofreciendo comercio en lugar de dominación colonial en un período por lo demás “post” colonial. Además de ser el mayor exportador de armas al continente durante muchos años, Moscú también ha incrementado sus exportaciones de petróleo a África, especialmente desde el inicio de su operación militar en Ucrania. Rusia envió 214.000 barriles por día de productos de petróleo refinado a África en diciembre de 2022, aproximadamente tres veces más que en diciembre de 2021.

Una gran cantidad de petróleo ruso va a países de África occidental, como Ghana, por primera vez desde 2018. Los países del norte de África, como Marruecos, han aumentado sus compras de petróleo ruso. Las importaciones marroquíes de diésel ruso, que se situaron en torno a los 600.000 barriles para todo 2021, aumentaron hasta los 2 millones de barriles en enero. Túnez, que tampoco importó casi ningún producto petrolero ruso en 2021, tomó 2,8 millones de barriles de productos petroleros rusos en enero y, según se informa, importó otros 3,1 millones de barriles el mes siguiente.

Lo que realmente destaca es el hecho de que muchos estados africanos se están rebelando contra la influencia de sus antiguos amos coloniales y, en cambio, se están vinculando con Rusia, dice mucho sobre el estado actual de la política internacional. África, tal como está, está lejos de seguir a Estados Unidos en su intento de crear una coalición mundial contra Rusia. África, por el contrario, está siguiendo la política que mejor sirve a sus intereses, ya que continúa comprando petróleo ruso a pesar de la amenaza de sanciones estadounidenses. Este es claramente un vistazo rápido a cómo sería la política internacional en un entorno multipolar.

Por lo tanto, el papel de África en la creación de un mundo multipolar no es insignificante. Está jugando un papel igualmente importante a través de sus profundos lazos con China. Por un lado, dado que la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés) de China es un movimiento contra la geopolítica estadounidense de la contención de China, no se puede negar que la participación activa de África en la BRI de China está derrotando esta misma política de contención y facilitando el ascenso de China como potencia mundial.

Hoy en día, China es el mayor inversor extranjero en África, con un comercio bilateral que alcanzó los 254.000 millones de dólares estadounidenses en 2021 y los 282.000 millones de dólares estadounidenses en 2022. De esto, las exportaciones chinas a África fueron de 165.000 millones de dólares estadounidenses, mientras que importó bienes de África por valor de 117.000 millones de dólares estadounidenses. Aunque la balanza comercial está a favor de China, China ya ha permitido que decenas de naciones africanas comiencen a exportar algunos bienes libres de impuestos. La nueva política incluye más de 8.800 productos básicos, y China tiene como objetivo aumentar las importaciones africanas a 300.000 millones de dólares para 2025. África, por lo tanto, se beneficia de sus lazos comerciales con China.

Dado que Rusia es el mayor proveedor de armas para África y China es el mayor inversionista, está claro que África está bastante bien vinculada con lo que EEUU llama "poderes revisionistas" empeñados en deshacer el sistema global unilateral dominado por EEUU. África es un continente clave donde este desmantelamiento del orden del viejo mundo está ocurriendo activamente a través de una coalición entre las fuerzas africanas locales y las potencias externas. Para las muchas naciones africanas que destrozan las banderas de sus antiguos amos coloniales, los lazos con China y Rusia son un mecanismo crucial que podría ayudarlos a evitar las capas de neocolonialismo de manera mucho más efectiva que hasta ahora. Para Rusia y China, cuanto más se opongan estos estados africanos a sus antiguos amos coloniales, mejor para el mundo multipolar que están tratando de construir.

Salman Rafi Sheikh, investigador-analista de Relaciones Internacionales y asuntos internos y externos de Pakistán.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 4178831

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio África   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License