CEPRID

Crítica a la nueva política económica (NEP) de Chávez, la alianza estratégica con el empresariado o la construcción del socialismo como proceso lento y gradual (Parte I)

Miércoles 30 de julio de 2008 por CEPRID

Manuel Sutherland CEPRID

El pasado 11 de junio el presidente Chávez anunció una serie de medidas que denominó: “El reimpulso productivo”i en las que se observa un cambio significativo en la ruta hacia el socialismo bolivariano que plantea el presidente y que se diseña de cierta forma espontánea con el “inventar haciendo” y bajo premisas abstractas de igualdad, solidaridad, cooperación con claros tintes cristianos.

Quienes apoyamos con alegría los principales éxitos y luchas revolucionarias de este proceso bolivariano de liberación nacional y hemos tenido la oportunidad de recibir ayuda en la labor de trabajar por el socialismo científico de parte del gobierno bolivariano vemos con honda preocupación el intento de los factores menos progresistas de la alta dirigencia del proceso de ahogar en la institucionalidad capitalista las más veraces críticas, sentimientos y luchas revolucionarios de la clase trabajadora y el pueblo oprimido.

En el marco de este peculiar transitar al socialismo bolivariano (lo que intentan presentar como hecho absolutamente inédito en la historia) Chávez ha planteado una estrecha alianza estratégica con la burguesía “nacional” para construir entrambos nuestro modelo socialista. Es menester hacer una breve revisión de las medidas y comentar detalles de las características básicas de los “camaradas” empresarios criollos.

Camino de llegada al anuncio de las medidas para que nuestra burguesía, colabore con el transitar de la nación al socialismo.

Luego de la dolorosa primera derrota electoral del chavismo el 2 de diciembre de 2007 la derecha del chavismo y la derecha tradicional han emprendido una feroz cruzada contra cualquier efluvio socialista. Estos sectores achacaron la culpa de la pérdida a: La bajísima conciencia de clase de los obreros y pueblo en generalii (a pesar de que el pueblo ha rescatado varias veces al proceso bolivariano del abismo, mientras la burocracia se escondía), la molicie del pueblo que prefirió irse a la playa (más claro, por vagabundos) antes de ir a votar o la excusa más importante de la burguesía roja: “el pueblo venezolano es demasiado imbécil para el socialismo, no hay condiciones de ningún tipo, debemos desarrollar las fuerzas productivas con los sectores de nuestra burguesía para lentamente llegar al socialismo”

De las excusas anteriores resalta la agresión al pueblo que hasta hace poco la misma burocracia no paraba de adular y explicar que su sabiduría es infinita y no necesita teorías eurocéntricas como el comunismo que los podía enredar en densos laberintos filosóficos, sin embargo la teoría que ha ganado más fuerza es que el pueblo dijo NO al socialismo, que debemos ralentizar el proceso e ir a la unidad con toda la Venezuela “patriótica” (menos los sectarios izquierdistas que quieren socialismo ipso facto) estableciendo una alianza estratégica con los sectores que sabotearon el referendo creando escasez de alimentos artificial, acaparando y empleando técnicas de presión económica para plantear sus políticas derechistas, para que en las próximas elecciones de alcaldes y gobernadores del 23 de noviembre no fracasar estrepitosamente.

Problemas de la actualidad a los que el viraje de políticas económicas pretende enfrentar

La compañera Rosa Luxemburgo en su ensayo Que es la Economíaiii explica como los economistas burgueses (o burócratas que utilizan sus mismas herramientas de análisis) no tienen idea del significado de la palabra economía: “la mayoría de los profesores de economía tienen una idea muy nebulosa del contenido real de su erudición”. En efecto, el crecimiento más bajo (4,8 puntos) en los últimos 19 trimestres con el incremento de la importación y la baja en la producción de muchos rubros y la inflación que hasta junio ha alcanzado un 12,5% incluido un aumento anualizado del 47% en los precios de los alimentos han generado en el ambiente una percepción de crisis ha pesar de que el precio del petróleo roza los 100$. La inflación con la destrucción continua del poder adquisitivo (mucho menos fuerte que hace 10 años) empieza a hacer mella en la popularidad del proceso bolivariano.

Ahora bien, los economistas burgueses y la boliburguesía se muestran absolutamente incapaces de entender lo que sucede, como decía Rosa: “Nadie desea la crisis; sin embargo ésta se produce. El hombre la crea con sus propias manos, aunque no la quiere por nada del mundo… es un hecho de la vida económica que ninguno de sus protagonistas puede explicar”iv. Pretenden analizar la economía nacional absorta del contexto mundial siendo ellos antiguos defensores de la globalización y la suprema interdependencia. Así mismo vuelven con las recetas fracasadas que una y otra vez experimentan los gobiernos burgueses para paliar las crisis cíclicas del capital.

Apuntes del Contexto Mundial, crisis en EEUU y escasez de alimentos.

Luego de una compleja infiltración del PCUS y un trabajo de destrucción progresiva a largo plazo, el derrocamiento del los regímenes en transición al socialismo de la URSS y de la Europa de este fueron arrasados por lo más recalcitrante de la derecha mundial. Luego del amargo sentir del ahogo de un sueño de emancipación y el retorno a la barbarie capitalista los grandes ideólogos de la burguesía comenzaron a hablar de los “dividendos de la paz” que traería consigo el adiós de la guerra fría y el advenimiento de las aperturas comerciales y los nuevos mercados que se abrirían al comercio “abierto” y generador de progreso.

El advenimiento de las teorías neo-liberales (las más agresivas contra la clase trabajadora) lograron gradualmente desmontar derechos laborales, libertades y reducir salarios de manera drástica, haciendo del planteo neoliberal una de las políticas más exitosas en la historia en su misión de recuperar la tasa de ganancia y realizar procesos de concentración y centralización de capital de forma extendida. Una medalla de oro olímpica para la burguesía en el logro de sus intereses de clase.

Pero este paraíso comenzaría a declinar, la voracidad con que los capitales expropiaron a millones de personas se revertiría en una serie de huelgas generales, revueltas e insurrecciones que se casarían con la agudización de la crisis que el capital en la actualidad demuestra y bien relata Alan Woods con: “la senilidad y pestilencia que caracteriza al capital y la enorme inestabilidad financiera, económica, social y política es incontestable”v. Incluso Alan comenta como en países de aparente “estabilidad” como Dinamarca o Costa Rica se han realizado inmensas marchas de hasta 200 mil personas en contra de la destrucción de la protección legal al trabajo.

La crisis alimentaria que se entienden como la subida vertiginosa del precio de los alimentos (en los últimos meses el precio internacional del arroz ha subido 147%) y su escasez, es una demostración fehaciente del espíritu especulativo del capital y su incapacidad para satisfacer las necesidades de una población que trabaja más y en peores condiciones que poco a poco se asemejan a los talleres del siglo XIX donde la explotación revestía visos salvajes (maquilas, talleres del sudor, trabajo infantil etc.) El problema es que la crisis alimentaria es analizada con el lente burgués y sus soluciones no permiten entender que hay una inmensa capacidad de producir mucho más de lo que se consume, que hay millones de hectáreas acaparadas, que las grandes transnacionales de alimentos subproducen para mantener los precios altos, que los mercados financieros han afincado la especulación con los alimentos con bonos a futuro de alimentos que revenden una y mil veces y que la única vía de solucionarla la crisis es con la destrucción del sistema que la lleva intrínseca: el capitalismo.

Las excusas para la NEP criolla

Si no se sabe el porque, no se el como y mucho menos el ¿qué hacer? Como aquel famoso libro Lenin de 1902. Del análisis de la crisis internacional mezclada con las dificultades internas que radican intentar una transformación social profunda mientras las estructuras económicas están en manos de una clase enemiga a toda transformación que conlleve a la mejora de la clase obrera, se presenta la situación en la que el gobierno al ver disminuir su avasallante popularidad decide profundizar las políticas económicas de gobiernos de centro izquierda, desarrollistas y partidarios de las tesis del alemán L. Brentano secuaz del socialismo de estado en el que se propone realizar la igualdad social por medio de reformas al capitalismo. El brentanismovi es el padre de Heinz Dietrich y su cadena de discípulos.

Quienes justifican cualquier medida de corte abiertamente socialdemócrata con una hueca fraseología de izquierda tratan de rememorar la NEP soviética de 1921. La NEP representó un conjunto de medidas que los bolcheviques se vieron obligados a realizar luego de las duras medidas del comunismo de guerra que se aplicaron entre 1918-1921 y del dramático descenso de la producción en 1920 que apenas representó una séptima parte de la 1916.vii Según Ted Grant la NEP: “permitió a los campesinos disponer libremente de su propio excedente, favoreció a los elementos agrarios más ricos y permitió la compraventa y cierta acumulación de capital. Se restauró el mercado para animar un cierto comercio privado y promover la producción”viii La NEP fue una medida extrema relacionada con el atraso de Rusia, la salvaje guerra civil, la invasión de más de 14 países imperialistas y la necesidad de cómo dijo Lenin: “dar un respiro para continuar con la ampliación de la esfera socialista en la economía”.

¿Es el momento para hacer una NEP? ¿Es necesario dar más aperturas y ventajas al capital para ahondar la explotación de la clase trabajadora? No. De ninguna manera hay una situación que conlleve a una NEP, ni amerite una alianza con los enemigos de la clase obrera (18 trimestres consecutivos de crecimiento de la producción lo afirman). De hecho contradiciendo a aquellos pájaros ignotos que creen que la NEP fue eterna (o idioteces como: Si Lenin hubiera estado vivo hubiera impedido al eternización de la NEP) y el inicio del declive soviético es de hacer notar que apenas en el año de 1927 cuando la producción llegó a niveles ligeramente superiores a 1917 el abandono de la NEP se hizo oficial y se dio marcha al primer plan quinquenal (1928-1932) de alta planificación centralizada luego de profundizar el proceso de expropiación de los medios de producción a la burguesía.

Manuel Sutherland es coordinador de Formación e Ideología de la Asociación Latinoamericana de Economía Marxista (ALEM) msutherland12@gmail.com (Ccs. 25/06/2008)


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 3102404

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Latinoamérica   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License