CEPRID
Contra Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador

CACAREOS DE TRASNOCHADO MACCARTHISMO EN EL PERÚ

Miércoles 11 de junio de 2008 por CEPRID

“Patria es humanidad….” “Desde el sur del Rìo Bravo hasta la Patagonia…” José Martí

“El socialismo, en América, no debe ser calco ni copia, sino creación heroica” José Carlos Mariátegui

WINSTON ORRILLO CEPRID

En los días que corren se ha desatado, con el pretexto de la legítima acción del gobierno de la república bolivariana de Venezuela, al recuperar, para su pueblo, la señal que durante más de medio siglo detentó un canal golpista y de albañal, RCTV, numerosos trenos maccarthistas que huelen a naftalina, aunque esto no debía extrañarnos pues provienen de un diario como el más que centenario “El Comercio”, de Lima, y el día de hoy, de una entrevista que “concede”, en el diario La República (cuyo propietario es del equipo de la SIP) el valetudinario director-propietario (¿qué casualidad, no?) del hebdomadario “Caretas”, también de la capital de nuestro doloroso país (Martí dixit).

Ambos coinciden –no es fortuito- en la insolente posición de querer dictar la agenda política del Gobierno que, a pesar de sus evidentes desaguisados, por lo menos no ha tenido la mala idea de, como el tristemente célebre de los “socialistas” chilenos, censurar la soberana decisión de un gobierno democrático, el del querido comandante Hugo Chávez (democracia que, les duele, cuando no es la de opereta que ellos, siempre, auspiciaron).

Pero el diario de marras, inclusive, en acto de vil soplonaje que corona un currículum que todos los que conocen la historia del periodismo en el Perú, dominan; pretende “denunciar” como centros de agitación subversiva a los institutos de amistad que, para difundir las ideas y logros de los procesos hermanos de Venezuela y Cuba, especialmente, como es natural, se han fundado en el Perú.

Por qué no se denuncia, verbi gratia (no lo proponemos, es obvio pero lo sacamos como simple ejemplo) la cantidad de institutos culturales peruano-norteamericanos, alianzas francesas o institutos brítánicos o goethes, que difunden la cultura de las patrias de Poe, Baudelaire, Shakespeare o Thomas Mann?

¿Por qué esa diferencia de rasero?

¿O es que los pueblos hermanos de América no tienen derecho a vincularse con sus aliados naturales?

Obvio, para los que piensan como cipayos, esto es intolerable; y, mas aun, para los que ven amenazados sus espurios intereses seculares, es inadmisible que lo bueno que haya en una patria hermana (lo han dicho Bolívar, Martí, Mariátegui, entre muchos otros) pueda ser difundido en otra. Es imperdonable que un médico cubano o un maestro venezolano, cure o enseñe a un desvalido de Bolivia o a un analfabeto del Perú.

A los que ven la vida a través de los “principios” y “valores” del quevedesco Poderoso Caballero Don Dinero, transformado en la sociedad neoliberal o trasnacional y demás engañifas para ocultar las arterías del rapaz capitalismo; para ellos esto suena a subversión.

Es que ellos, con toda razón -¡el Cielo los asista!- temen que se subviertan los diferentes y ominosos órdenes de cosas en los que ellos siguen siendo los mandones, y nosotros sus siervos de la gleba.

Zileri, el director de “Caretas”, verbi gratia, invoca a la OEA y a la SIP, dos celestinas suficientemente desprestigiadas, por su salaz concubinato con todas las dictaduras que en el mundo han sido; pero claro, en algunos casos con ropajes de esa democracia prostibularia y genocida que ellos han amamantado per saecula saeculorum.

¿Qué hizo la OEA con la dictadura del fugitivo japonés, sino yacer en maridaje con sus estropicios? ¿No han sido miembros de la OEA los gobiernos de todos los sátrapas que USA bendijo (con el beneplácito y el usufructo de los que ahora rebuznan por la “libertad de prensa”) durante tantos quinquenios de sangre y lágrimas para nuestros pueblos sacificados?

¿Y la SIP, perdonen, acabo de comer un bocadillo y me produce arcadas el solo pronunciar su nombre?

Claro que todos los que detentan las propiedades de los latifundios mediáticos que hoy atacan a Cuba, Venezuela y Bolivia, mientras ya amenazan al hasta ahora diáfano Rafael Correa; claro que ellas –la SIP y la OEA- son las gonfaloneras de esta campaña trasnacional que se estrella contra la voluntad irreversible de los pueblos que, como en la impertérrita 2ª Declaración de la Habana, han dicho ¡basta! Y su marcha de gigante no se detendrá sino hasta lograr su Segunda y Definitiva Independencia.

Mientras tanto, como escribió otro de nuestros padres comunes, Rubén Darío (saludos a la Patria de Sandino y que se porten bien para que los ataquen estos esperpentos); como dijo el autor de Cantos de vida y esperanza: ¡Bufen los eunucos!


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 3103484

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Latinoamérica   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License