CEPRID

PERÚ:DE SENDERO A MOVADEF

Lunes 13 de febrero de 2012 por CEPRID

Guillermo Bermejo Rojas

Kaosenlared

Abimael Guzmán delató todas las posiciones de Sendero, desde el Plano Militar y Político, hasta las cadenas de comunicación para las cuales se utilizaba a los familiares de los presos políticos.

Tras la captura de Abimael Guzmán en septiembre del 1992 por la dictadura de Fujimori y Montesinos, se generaron los primeros fraccionamientos en Sendero Luminoso (SL), luego de 12 años de la llamada Guerra Popular que inició el Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso, sería bueno conocer algunos antecedentes.

Sendero proviene del histórico Partido Comunista Peruano que comienza a escindirse a inicios de los 60’. Una facción se denomina Pro Soviética y la otra Pro China. La facción pro soviética queda con el nombre de PCP-Unidad y la facción china se denomina Bandera Roja. De esta segunda facción, luego de mutuas excomuniones, se desprenden dos nuevas organizaciones: PC del Perú Patria Roja y el PC del Perú Sendero Luminoso. Hay que señalar que lo del mote de Sendero Luminoso era porque en los volantes de aquellas épocas firmaban "por el sendero luminoso de José Carlos Mariátegui".

Es importante entender cómo fueron desarrollando su carácter ideológico para entender sus acciones. Sendero abrazo el marxismo- leninismo y el Pensamiento del Presidente Mao, como ellos mismos señalan desde su aparición como partido. Así caminan hasta Inicio de la Lucha Armada (ILA, según las siglas senderistas). Antes de comenzar la Guerra, deciden no participar de las elecciones a la Asamblea Constituyente y más bien boicotearlas, porque según decían nada bueno traería a la población. Uno puede ir viendo que desde antes de la Guerra un principio de Sendero era "a más reacción más revolución". Cualquier situación que no fuera el encadenamiento a la solución violenta para destrozar el viejo Estado era tomado por Sendero como revisionismo y la participación en elecciones como cretinismo parlamentario. Ya para Guzmán y sus huestes, en aquellos años cuando la población derrotaba a la tiranía militar en las calles, sólo la guerra y ningún otro método, ni tampoco la conjugación de los métodos lograrían la liberación, el socialismo y el comunismo. Y por cierto, Sendero tampoco participó del Paro Nacional de 1977 que llevó de las narices al gobierno militar al llamado a la Asamblea Constituyente.

Cuando se precipitan las acciones armadas y el Perú pasa de una dictadura militar a una democracia burguesa el año 80, bajo el pretexto de luchar contra el revisionismo, Sendero no tarda en atacar tanto al Estado burgués y con similar agresividad -verbal al inicio, físico después- al resto de la izquierda. Lo que fueron insultos a la izquierda como "cuida escaños", con los años se convirtieron en asesinatos de cualquier militante o autoridad de las distintas fuerzas de izquierda. Podía ser contra militantes del PUM (Partido Unificado Mariateguista) entregados a la causa de introducirse al Estado para combatirlo desde ahí y tomar gobierno y después poder, como militantes de Pukallacta (Patria Roja en Quechua y maoístas también) que además saludaban las acciones senderistas por ser los únicos que hacían la Guerra Popular como Mao proponía.

También contra los militantes del Movimiento Revolucionarios Túpac Amaru (MRTA) que estaban en lucha armada y a los que sindicaban como "reaccionarios" y "cabezas negras" en alusión a los paramilitares que se tapaban la cabeza con pasamontañas. O podían ser las comunidades (como en Luccanamarca donde "escarmentaron a las mesnadas" en palabras de Guzmán, es decir asesinaron con machetes, piedras y cuchillos a casi 70 campesinos, muchos de ellos niños) que no aceptaban las imposiciones de Sendero en las distintas zonas del país. Por igual sindicalistas y gremios hostiles a la práctica de las huestes de Guzmán. Sobre los gremios y sindicatos que Sendero no podía encabezar, las cosas se resolvían con los "organismos generados del Partido", es decir pequeños grupos dentro de estas organizaciones populares que pretendían suplantar a la gran masa.

Tal vez esta frase dicha por Guzmán pinta de cuerpo entero la psicología del senderismo: "no somos vanguardia, pero lo seremos, y si la realidad nos indica lo contrario, la realidad está equivocada".

Para Guzmán había que entregar la "cuota y pasar ríos de sangre". Los militantes tenían que entender esto para las acciones que se cometerían: asesinatos de civiles que no tenían parte en la guerra, coches bombas para destruir colegios, bombas en puertas de las casas de "enemigos" designados por su dirección partidaria, genocidios contra comunidades esquivas a sus planteamientos, hasta la inmolación de los presos en los penales, a los que el credo senderista, con una ignorancia militar y fanatismo llamaba "luminosas trincheras de combates".

Abimael Guzmán calculaba que la revolución peruana costaría un millón de muertos, y dentro de estos muertos estarían todos los revisionistas de ser posible. "Barrer con la basura" en prédica senderista, con una revolución cultural que ya realizaban en las tierras liberadas que tenían y que les costó al final, su expulsión de varias zonas y la delación de la población contra ellos. Pasaban (por una mezcla de ignorancia y prepotencia) por encima de las costumbres comunitarias y por fuerza del fusil tomaban el mando de algunas poblaciones que no estaban de acuerdo con ellos con los resultados descritos.

Sólo un dato más. Sendero comenzó ideológicamente señalando que ellos eran "marxistas-leninistas, pensamiento del Presidente Mao". Así fue desde su inicio hasta los dos primeros años del inicio de la Guerra Popular. Pongamos atención que hasta aquí no usan la denominación Maoísta. Luego, en medio de la guerra, sancionan que la ideología del Partido ahora era: Marxismo-Leninismo-Maoísmo, Pensamiento del Presidente Gonzalo.

El cambio surgió porque, según la explicación senderista, la obra de Mao había señalado la tercera etapa del marxismo y por lo tanto estaba a la altura de Marx y Lenin, y que como las revoluciones siempre habían dado una dirección, esta reposaba en Guzmán ("Camarada Gonzalo" para el Partido).

Además, Guzmán es consagrado Presidente de la República Popular de Nueva Democracia, como se le denominaba a las zonas bajo poder de Sendero. Guzmán presidía, asimismo, un Comité Permanente compuesto por tres personas, acompañado por Augusta la Torre, esposa de Guzmán y Elena Iparraguirre, futura esposa de Guzmán a la muerte de Augusta. Si al lector aún le quedan dudas del mesianismo de Guzmán sólo habría que añadir que es necesario ver las pinturas de SL de aquella época. Al lado de un Guzmán que lo ve todo desde el cielo y entre nubes, se ubican frases como "aprender del Presidente Gonzalo", "ser a su imagen y semejanza" y "Pensamiento Gonzalo es garantía de victoria". El mismo Guzmán que jamás piso un campo de batalla. El rompimiento de Sendero Luminoso se inicia con la captura de Abimael Guzmán, "el más grande marxista vivo en la tierra", "el hijo mas preclaro de la clase" y "cuarta espada del Marxismo" para la propaganda senderista. Cuando ya capturado Guzmán, no dio "la cuota" tampoco "pasó el baño de sangre" ni hizo de su detención en una bonita casa burguesa "una luminosa trinchera de combate", sino más bien se escondió detrás de su esposa Elena Iparraguirre (Augusta la Torre habría muerto en circunstancias que sendero no ha aclarado).

Inicialmente y desde la jaula en la que Montesinos y Fujimori lo pusieron para ridiculizar al "Presidente Gonzalo" llamó a la continuación de los planes ya previstos por la dirección del partido, es decir continuar la guerra. Hay que tener en cuenta que hacia 1992 cuando Guzmán fue arrestado, ya Sendero estaba muy debilitado en provincias y el llamado a acentuar la guerra en Lima le generó numerosas detenciones que eran inocultables para sus acciones. Y sin embrago, meses antes de su detención, Guzmán y Sendero insistían en que la guerra se encontraba en "equilibrio estratégico". Esto es, que se había pasado de la defensiva estratégica y que una vez quebrado este equilibrio se pasaría a la ofensiva estratégica, situación que demostraba más bien que, o era una propaganda exagerada para que la militancia que la pasaba muy mal en los frentes de guerra no perdieran la fe o que el fanatismo era cómplice de la ignorancia en el campo militar.

Luego de muchas conversaciones que Guzmán entabló con Montesinos (que se encuentran registradas en el libro llamado "Sin Sendero"), este se reunió con la dirección de SL en los distintos penales y llamaron a un Acuerdo de Paz para finalizar la guerra. Y aunque hubo resistencias iniciales, la sujeción a Guzmán por parte de los dirigentes, quienes lo idolatraban, todos aceptaron salir por la televisión dando el nuevo anuncio.

En los frentes de guerra esta noticia no cayó muy bien. Si bien los presos se sujetaron más rápido a esta nueva situación, en los frentes de guerra era mucho más difícil de digerir. Entregarse en un penal no tenía mayor relevancia, pero en los lugares de guerra podían ser desaparecidos físicamente por unas FFAA torturadoras, criminales, fascistas y genocidas, como era cotidiano en las serranías y la selva sobre todo. Pero además, ¿cómo entender que luego de haberlos llamado a la conquista del comunismo en el Perú y en el mundo, de plantear que no importaban cuántos cayeran en la dirección si era por acicatear la revolución; luego de decir que "la sangre no ahoga sino riega la revolución", ahora por la captura del jefe había que entregarse?

Estas dudas Guzmán las resolvió de manera más efectiva. Según el texto mencionado de Montesinos, Abimael Guzmán delató todas las posiciones de Sendero, desde el Plano Militar y Político, hasta las cadenas de comunicación para las cuales se utilizaba a los familiares de los presos políticos.

Ya por esas fechas se podía ver cómo se entregaban las armas a cambio de ser parte de la ley de arrepentimiento. Y esta ley tenía como condición delatar a más gente, y entre esta gente estaban, aparte de miembros de Sendero, viejos enemigos revisionistas. Aprovecharon las ansias de la dictadura de los 90 para resolver viejas peleas con otros sectores de la izquierda. El Sendero de Guzmán pasó del militarismo a ultranza a la soplonería sucia.

Pues bien, hoy podemos entender que existen 4 sectores de lo que fue Sendero Luminoso:

1) Los llamados Acuerdistas, que aceptaron la Paz de Guzmán y luchan ahora por la amnistía general de todos los actores de la guerra (policías, militares, políticos y ellos) y la solución política a los sucesos derivados de la guerra. Son miembros fundadores la mayoría de los ex presos senderistas, los que ya cumplieron las condenas y están libres organizados en el MOVADEF (Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales) y familiares de los aún presos. Y desde luego, simpatizantes de la experiencia senderista.

2) Los que siguen fieles a los postulados de Guzmán arriba descritos, pero que se mantienen en armas. Esta es la facción dirigida por Artemio en el Huallaga. Ese grupo todavía mantiene las viejas prácticas de Guzmán en el campo: imposición del poder del partido sobre lo que piense y quiera el campesinado y asesinato de dirigentes que se oponen a sus designios. Totalmente debilitado, ve caer, un día sí y otro también, a sus mandos políticos y militares en la zona. Cada inicio de nuevo gobierno promete entregar las armas a cambio de un diálogo para señalar lo que Guzmán y el Movadef platea sin armas. Estas dos facciones olvidan que no tienen peso político real en el viejo Estado al que quisieron destruir a dinamitazo limpio y con el que ahora, derrotados militarmente, quieren conversar. Las horas de Artemio por mantener la lógica abusiva contra la población en el Huallaga están contadas y ya estaría arrestado si no fuera porque a la policía no le interesa atraparlo. Hay mucho dinero que no llegaría para el Frente Antisubversivo del Huallaga y muchos Mandos Militares quedarían sin mucho qué hacer por allá.

3) Los denominados inicialmente Proseguir. Al mando de los Hermanos Quispe Palomino y que se encuentran en lucha en el VRAE, lugar entrampado entre 4 regiones. Este sector ha reconocido que la actuación de Sendero durante el desarrollo de la guerra con el mando de Guzmán fue de carácter genocida. Han realizado una fuerte autocrítica de cara a la población. Han cambiado métodos y ahora su guerra es sólo contra las Fuerzas Armadas y Policiales que entren en su territorio. Sus resultados en esta zona son interesantes de ver. No hay un solo civil víctima de este grupo desde 1999. Los Comités de Autodefensa, quienes los derrotaron y arrinconaron hacia Vizcatán y alrededor, hoy se cruzan con este sector y no se agraden. La razón es muy simple: Autodefensa y Proseguir defienden al campesinado, sobre todo de las acciones del Estado que quiere erradicar la hoja de coca. El Estado al abandonar al campesinado luego del fin de la guerra, olvidó que en estas zonas las autodefensas, como en este sector, son campesinas. Al ser las políticas contrarias al campesinado, este se convirtió en cocalero. Y hoy la defensa de la producción que les dé el pan de cada día, si bien no los une, al menos hace que no sean antagónicos. Otro dato importante sobre esta facción que ahora se denomina "Partido Comunista Marxista Leninista Maoísta Militarizado" (PCMLMM) es que tiene superioridad militar sobre el Estado. Ha derribado al menos 4 helicópteros, ha emboscado decenas de veces a las patrullas militares, tiene minada gran parte de la frontera de los territorios que domina y ha atacado media docena de veces las bases antisubversivas. Los costos para los militares han sido grandes; van rumbo al centenar de muertos en la zona. El error fundamental del Estado es creer que los que dirigen el Alto Huallaga son iguales a los del Vrae. La salida en el Vrae está lejos de ser militar, e insistir en erradicar al campesinado cocalero le dará en la yema del gusto al PCMLMM. Si no se comienza por proponer una política agraria concertada con los pobladores de la zona, el Estado se estrellará una y otra vez contra la fortaleza que tienen los hermanos Quispe en la zona.

4) Este grupo, aunque disperso y delirante, no es minúsculo: los que creen que todo lo actuado por Guzmán desde su detención es una patraña inventada por el Imperialismo, la burguesía y los medios de comunicación. Pululan entre todos los bandos que hacen trabajo público. Inofensivos por locos, pero hay que nombrarlos como prueba de lo que el fanatismo puede hacerle a la cabeza del militante.

Ahora vayamos a definir una posición a cerca del derecho o no a la inscripción del MOVADEF. Yo estoy de acuerdo con quienes dicen que la intención de este grupo de poner el "pensamiento Gonzalo" como guía de su organización es provocativa para ser rechazados y victimizarse. Pero añadiría que sería imposible que no lo pusieran. Guzmán fue y es para un sector de Sendero, irremplazable. El fanatismo de sus militantes, el culto a su personalidad es evidente y no podría ser de otra forma, así que no debe sorprendernos que sigan creyendo y haciendo lo que Guzmán les diga. El pensamiento Gonzalo, como ayer en guerra, es lo que Gonzalo diga hoy.

Lo otro cierto es que desde 1992, Guzmán y su sector vienen utilizando el cese de sus acciones para que los saquen de la cárcel. Sus seguidores, con la soberbia acostumbrada, son capaces de decirle al resto de la izquierda peruana que no habrá revolución hasta que la dirección del partido (léase Guzmán) salga para dirigirla. Por otro lado, están las posiciones de la derecha cavernícola que dicen que "la democracia no puede admitir posiciones, ideologías y partidos que no crean en ella y que la boicotearon". Bajo esa misma regla ni Acción Popular con las masacres de su política de tierra arrasada, donde se mataba a 100 si uno solo era terruco (como decía el General Noel), ni el APRA con sus comandos paramilitares como el Rodrigo Franco y sus asesinatos selectivos de civiles, ni el Fujimorismo con su Golpe de Estado y sus Colinas que mataban por docenas y a los que amnistiaron ilegalmente, deberían estar inscritos en el Jurado Nacional de Elecciones. Y desde luego, las Fuerzas Armadas y Policiales no podrían ser "órganos tutelares de la nación" luego de masacrar poblaciones enteras , violar mujeres, torturar y desaparecer a miles de peruanos y negarse a indicar quiénes cometieron estos horrendos crímenes y los lugares donde los sepultaron.

Si se le permite a quienes desde el Estado cometieron crímenes iguales o más horrendos que los de Sendero, ¿por qué se impide que estos arrepentidos se inscriban? El pensamiento Gonzalo mutó de guerra contra quien se oponga al partido y su dirección a la de hoy, que es tan anti marxista que propugna la conciliación de clases como bandera mayor. Y pide, haciéndole el juego a la derecha más asesina, amnistía general para todos los violadores de derechos humanos. ¡Es lo que la derecha necesita!

A mí me gustaría ver al MOVADEF inscrito (así que para esto hayan mentido y regalado galletas como hacen los partidos oportunistas y de derecha) y ver si con ese pasado llega a saltar la valla electoral. Me gustaría ver si Guzmán le da permiso a otro dirigente para que sea candidato a la Presidencia.

Pero me gustaría más, que todos esos hipócritas que gobernaron y gobiernan, que salen en los medios de comunicación dejen de rasgar vestiduras sobre lo poco que saben las generaciones actuales sobre lo que pasó en los 20 años de guerra interna, cuando ellos se oponen a las recomendaciones de la CVR de que se incluyan sus resúmenes en las escuelas para poder entender el porqué, el desarrollo y las secuelas de lo vivido, o cuando se oponen a la Construcción del Museo de la Memoria. O cuando tratan de maquillar el comprobado terrorismo de Estado.

Y también me gustaría que los medios de comunicación, en vez de evadir su responsabilidad por la falta de memoria por ejemplo, le dediquen a los más de 15 mil desaparecidos en la guerra interna, la mitad de cobertura que le dieron a Ciro Castillo, el desaparecido del Colca. O que reduzcan los minutos que gastan en la basura farandulera y deportiva y se la dediquen a parte de nuestra historia que necesitamos recordar para que las generaciones futuras la tengan clara y sepan que pasó en realidad.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 3231852

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio Latinoamérica   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License