CEPRID

El impacto de la batalla del Diluvio de Al-Aqsa en las relaciones entre Israel y África

Lunes 22 de enero de 2024 por CEPRID

Thabet Al-Amour

Al Mayadeen

Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por C.P.

Las repercusiones de la batalla del Diluvio de Al-Aqsa, que comenzó el 7 de octubre, se extendieron más allá de los escenarios cercanos y de la geografía tradicional, y alcanzaron el continente africano que Tel Aviv ha buscado durante los últimos años movilizar a su favor. Cuando el primer ministro de la entidad ocupante, Benjamín Netanyahu, visitó África en 2016, dijo la famosa frase: “Israel regresa a África, y África regresa a Israel".

Dos meses antes de la batalla del Diluvio de Al-Aqsa, el exministro de Asuntos Exteriores israelí, Eli Cohen, mantenía contactos intensivos para completar los procesos de normalización y ampliar la actividad diplomática, económica y cultural con el continente africano mediante contactos bilaterales directos, en un intento por explotar a la Unión Africana en una mediación dirigida a países africanos islámicos como Mauritania, Malí y Níger.

Se nota que tan pronto como tuvo lugar la batalla del Diluvio de Al-Aqsa y comenzó la guerra en la Franja de Gaza, el supuesto regreso israelí al continente africano se evaporó y se produjeron airadas manifestaciones denunciando las prácticas israelíes en la Franja de Gaza.

La guerra israelí en la Franja de Gaza ha vuelto a plantear la cuestión de las relaciones entre "Israel" y África, especialmente tras las posiciones adoptadas por los países africanos con respecto a la guerra, que expresan el curso y el futuro de las mismas, y la postura sobre la cuestión palestina como una de los determinantes más destacados de esos nexos.

También se nota que la posición colectiva de los países africanos tiende a apoyar la causa palestina, y la razón de esto es la similitud de experiencia y memoria entre los países africanos y la causa palestina con respecto a vivir bajo la ocupación, el colonialismo y el racismo.

La inclinación africana hacia la causa palestina se manifestó en las reacciones populares a la batalla del Diluvio de Al-Aqsa, que fueron muy generalizadas y resultaron en un gran apoyo popular africano a la resistencia. Hubo muchas manifestaciones de expresión popular desde manifestaciones masivas en las calles como en Sudáfrica, Nigeria y Senegal, hasta discursos en mezquitas y universidades, y artículos periodísticos y debates en todo el continente.

Por otro lado, no se puede negar la incursión israelí en la zona en los últimos años, pero "Israel" no logró ganarse el amor de los países africanos como quería, ya que seguía existiendo un bloque sólido opuesto a la expansión israelí en el continente africano y sus instituciones inclusivas, y esto quedó claramente evidente cuando Israel perdió la batalla por obtener el estatus de miembro observador en la Unión Africana, debido a la negativa de la mayoría de las naciones conceder a Israel el estatus de miembro observador en la cumbre de 2022.

La batalla del Diluvio de Al-Aqsa tuvo una serie de repercusiones y consecuencias a nivel de las relaciones entre Israel y África, las cuales se pueden resumir en los siguientes indicadores:

 La masacre del Hospital Bautista, perpetrada por la Fuerza Aérea israelí en la ciudad de Gaza el 17 de octubre de 2023, representó un punto de inflexión en las posiciones africanas sobre la guerra en la Franja de Gaza, en términos de mayor apoyo a la causa palestina y de rechazo, denuncia y condena de los crímenes israelíes.

 La reacción africana ante los crímenes israelíes no se limitó al nivel oficial, sino que trascendió hasta llegar al nivel popular. Varios países africanos presenciaron manifestaciones denunciando la guerra en la Franja de Gaza, y la protesta popular incluyó incluso naciones que apoyan a Israel. Se produjeron marchas contra las posiciones de los gobiernos que apoyan a Israel y contra la guerra en Gaza y los ataques a los civiles.

 Uno de los objetivos más destacados del establecimiento de relaciones políticas israelíes con el continente africano es garantizar que el bloque africano vote a favor de Israel en las instituciones internacionales. A pesar de que el Consejo de Seguridad no logró detener la guerra en la Franja de Gaza, 36 países africanos apoyaron y votaron el proyecto de resolución presentado por Jordania en las Naciones Unidas para una tregua humanitaria inmediata y permanente en la Franja de Gaza. A pesar de la oposición israelí y estadounidense, no hubo ningún país africano contra la resolución, incluidos aquellos que tienen relaciones con Tel Aviv.

 Las declaraciones y tendencias políticas africanas tras la batalla del Diluvio de Al-Aqsa muestran un rechazo popular a la incursión israelí en el continente africano, y la pérdida de cualquier posible apoyo, especialmente teniendo en cuenta el tamaño de las manifestaciones de rechazo que tuvieron lugar en las capitales africanas en oposición a los caminos y crímenes israelíes en la Franja de Gaza, especialmente porque los pueblos africanos han sufrido durante mucho tiempo la ocupación, el racismo y la violación de los derechos humanos, lo que constituye una amenaza real a la presencia israelí en el continente africano.

 La posición de la Unión Africana sobre la guerra israelí en la Franja de Gaza parecía avanzada y expresaba un rechazo colectivo a los crímenes israelíes. La Unión Africana emitió una declaración en la que destacó la necesidad de volver a la mesa de negociaciones para poner fin al conflicto entre "Israel" y el movimiento Hamás, y pidió al jefe de la Comisión, Moussa Al-Faki, regresar a la mesa de conversaciones sin condiciones previas para llegar a una solución final estableciendo dos Estados que vivan uno al lado del otro.

Durante la cumbre de paz celebrada en El Cairo el 21 de octubre de 2023, Al-Faki llamó a la formación de un "frente global abierto" para detener la violencia que tiene lugar en la Franja de Gaza y en todo el mundo.

Lo importante aquí es el retorno de la coordinación entre la Unión Africana y la Liga de los Estados Árabes. Las dos organizaciones emitieron una declaración conjunta el 15 de octubre en la que advirtieron sobre un genocidio sin precedentes contra los residentes de la Franja de Gaza y exigieron el cese inmediato de las acciones militares. Esto fortalecería nuevamente la acción árabe-africana, especialmente en el contexto de obtener más apoyo africano para la causa palestina, que es a lo que Israel ha tratado de impedir desde que estableció sus relaciones con los países del continente.

Las repercusiones de la batalla del Diluvio de Al-Aqsa y sus efectos en las relaciones entre Israel y África fueron evidentes en el caso del supuesto plan para desplazar a los residentes de la Franja de Gaza a países africanos. El 5 de enero de este año, los periódicos hebreos informaron que el Mossad y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel estaban trabajando en secreto para persuadir a los gobiernos de Chad y Ruanda para recibir personas desplazadas de la Franja de Gaza. Israel ha ofrecido ayuda económica y militar a los dos estados a cambio de recibir a decenas de miles de palestinos desplazados.

Al día siguiente, el 6 de enero, tres países africanos, a saber, la República Democrática del Congo, Ruanda y Chad, negaron las acusaciones publicadas por los medios israelíes sobre la celebración de debates sobre su aceptación de refugiados palestinos de Gaza como parte de un plan de los países de ocupación sionista por el desplazamiento "voluntario" de la población de la Franja de Gaza.

Los crímenes cometidos por Israel en la Franja de Gaza durante más de 100 días no serán olvidados en la memoria colectiva de los pueblos del mundo en general, y de los del continente africano en particular. Estos crímenes obstaculizarán todos los intentos de incursión y penetración israelí en África, e Israel no podrá continuar engañando al pueblo africano diciéndole que es un "estado" que puede ser aceptado y con el que se puede coexistir, mientras derriba mezquitas e iglesias, mata niños y mujeres y quema piedras y árboles.

La intención de Israel de penetrar en África proporcionando ayuda financiera y económica ha flaqueado en gran medida como resultado de los enormes costos y pérdidas sufridas por la entidad ocupante en la Franja de Gaza desde el comienzo de la batalla del Diluvio de Al-Aqsa, y empujó a los países africanos a buscar otros socios como China, Rusia e Irán, lo que amenaza y agota la presencia israelí y los escenarios de normalización en esta zona.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 4190418

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Territorios  Seguir la vida del sitio África   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License