VENEZUELA. El planificado secuestro del oro venezolano

Miércoles 15 de julio de 2020 por Círculo La Puebla

Fuente: Misión Verdad

La semana pasada la justicia británica confirmó la negativa a que Venezuela pudiera tener acceso a sus reservas de oro en el Banco de Inglaterra. Todo apunta a que la decisión de retener las 31 toneladas de oro (valorados en mil millones de dólares, que se pretendían utilizar para reforzar la lucha contra la pandemia de Covid-19) del estado venezolano se venía fraguando desde hace tiempo.

El fallo contrario a los intereses de Venezuela, se basó en que el diputado Juan Guaidó es el “auténtico presidente de Venezuela”. El Banco Central de Venezuela había llevado el caso a los tribunales británicos ante la negativa del Banco de Inglaterra de liberar el oro, tras agotar un conjunto de gestiones que venían realizándose desde 2018 para poder hacer uso de sus recursos, confirmando la adhesión del gobierno de Reino Unido a la campaña internacional de acoso y derribo de las instituciones venezolanas.

Pero por varias razones, el fallo del Tribunal Superior británico no corresponde a criterios legales. Incluso puede decirse que la decisión de secuestrar ilegalmente el oro venezolano ya estaba tomada desde hace años.

Esto queda demostrado desde 2018, cuando el actual primer ministro, Boris Johnson, que siendo Ministro de Asuntos Exteriores afirmó en el marco de las gestiones del Banco Central de Venezuela para acceder al oro: “Quizás tengamos que apretar el tornillo económico sobre Venezuela”.

Posteriormente el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo y el entonces asesor de Seguridad Nacional John Bolton presionaron al gobierno de Reino Unido para cortar el acceso de Maduro al oro depositado en el Banco de Inglaterra. Estas presiones han sido confirmadas en el libro recientemente publicado por John Bolton, donde desvela que el Ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido (en su momento era Jeremy Hunt) ofreció su cooperación en la campaña de contra el gobierno de Maduro congelando el oro venezolano poco después de la autoproclamación de Guaidó.

Días después, Hunt pidió públicamente al Banco de Inglaterra que impidiera el acceso a los fondos por parte de las autoridades venezolanas. Esta exigencia pública se debe a que el banco británico es una institución autónoma y el ejecutivo no puede interferir directamente en sus decisiones. Pero las presiones del gobierno cumplieron su papel y el Banco de Inglaterra retuvo el oro.

A lo largo de 2019, el Banco de Inglaterra justificó su negativa de liberar los fondos debido a las sanciones estadounidenses contra el Banco Central de Venezuela. Con este argumento, el Reino Unido admitió que un país extranjero, en este caso EEUU, ejerce su jurisdicción en territorio británico por encima de sus propias leyes nacionales. Otra declaración de intenciones.

Este recorrido de declaraciones, presiones subterráneas y acuerdos políticos con la Administración Trump dejan ver que la decisión de la justicia británica no corresponde a ningún criterio legal. Ya la decisión estaba tomada.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Visitantes : 3 / 11002

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio El Imperio contraataca   ?

Sitio desarrollado con SPIP 3.0.15 + AHUNTSIC

Creative Commons License