CEPRID

EN PLENA PANDEMIA, EL IMPERIO Y SUS ALIADOS SE LANZAN CONTRA CHINA

Martes 9 de junio de 2020 por CEPRID

TRIBUNAL DIGNIDAD, SOBERANÍA, PAZ CONTRA LA GUERRA

CEPRID

El presidente de Estados Unidos Donald Trump, "el peor gobernante que ha tenido el imperio" pone en peligro la paz mundial y a la humanidad. Fue el primero en acusar a China por la pandemia que ha convertido a Estados Unidos en el epicentro del coronavirus. Luego siguieron otros presidentes aliados y sumisos a denostar contra China porque el Covid-19 se había originado en Wuhan. Ahora, abogados republicanos, de los más conservadores de las derechas radicales, han demandado a China ante un tribunal federal de justicia, como si China o cualquier otro país soberano debieran someterse a un órgano de justicia de Estados Unidos. Puede considerarse el amo del mundo, pero no tiene el poder para violar toda norma del derecho internacional y peor para entablar juicos en cortes y tribunales en contra de países soberanos.

En las demandas auspiciadas por Trump, algunos abogados y fiscales piden que China indemnice con unos 20 billones de dólares por lo menos a varios Estados de Estados Unidos. Missouri se convirtió en el primer Estado de Estados Unidos en demandar al gobierno chino por su manejo del coronavirus. Consideran que la respuesta de China al brote que se originó en la ciudad de Wuhan, trajo pérdidas económicas devastadoras para el Estado.

En Beijing, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China desestimó la acusación porque es "totalmente absurdo" y carece de fundamento fáctico o legal.

Tanto Trump como Mike Pompeo sostienen que China no informó toda la verdad sobre la actual pandemia que se originó en Wuhan. Las acusaciones suben de tono en contra de China. Los demandantes alegan negligencia, entre otros reclamos. Con descaro dicen que "el gobierno chino mintió al mundo sobre el peligro y la naturaleza contagiosa de COVID-19, silenció a los denunciantes e hizo poco para detener la propagación de la enfermedad", sostenía Schmitt, un republicano, en un comunicado. Afirman que el gobierno chino "debe hacerse responsables de sus acciones" ya que inclusive "atesoró" máscaras y otros equipos de protección personal (PPE).

Se debe recordar que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, también republicano, inicialmente elogió a China y su homólogo Xi Jinping por la respuesta oficial al brote, que desde entonces se ha extendido por todo el mundo para infectar a más de 2.5 millones de personas.

"Una doctrina legal llamada inmunidad soberana ofrece a los gobiernos extranjeros una amplia protección contra los tribunales estadounidenses, dijo Tom Ginsburg, profesor de derecho internacional en la Universidad de Chicago. Dijo que pensaba que la reciente ola de demandas contra China sirve a un fin político para los líderes republicanos que enfrentan elecciones en noviembre.

"Estamos viendo a mucha gente en el enfoque político correcto en el tema de China para encubrir los propios errores del gobierno de Estados Unidos", dijo Ginsburg. Trump inicialmente restó importancia a la gravedad del virus, que mató a más de 50,000 personas en los Estados Unidos, y más de un millón de infectados, según Reuters.

"Si Estados Unidos quiere presentar demandas contra China, tendrá que hacerlo en un foro internacional", dijo Chimène Keitner, profesora de derecho internacional en la Universidad de California, Hastings College of the Law en San Francisco. Enfatizó que "no hay jurisdicción civil sobre tales reclamos en los tribunales de los Estados Unidos".

En Beijing, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, también dijo que la respuesta de China no estaba bajo la jurisdicción de los tribunales estadounidenses, y agregó que había proporcionado actualizaciones sobre el brote en los Estados Unidos desde el 3 de enero. "Tal abuso de litigio no es propicio para la respuesta epidémica en los Estados Unidos y también va en contra de la cooperación internacional", dijo Geng en una sesión informativa.

En un texto remitido desde Chile por Aurora Tumanischwili expresaba: "Lo que Estados Unidos debería hacer es refutar y rechazar tal abuso de litigio". Agrega en Ojo para la Paz que China ha visto por fin la luz, tras los últimos acontecimientos. Esperemos que esta información se lleve a efecto, que el merecido bloqueo a ese matón de barrio que es EE.UU. sea real, que el petroyuan comience a imponerse en las transacciones internacionales y que China deje de comprar deuda pública de EE.UU. El mundo será más feliz, sin duda alguna.

Telesur informaba que China, luego del cierre de la Bolsa de Shanghai, con el lanzamiento triunfal de los contratos a futuro de petróleo en petroyuanes, en respuesta contundente a las sanciones arancelarias de Donald Trump a sus exportaciones, en cadena nacional y con proyección global, la portavoz de la Cancillería de la República Popular China, Hua Chun Ying declaró lo siguiente:

«Altos cargos de Estados Unidos afirman que ’la era de la rendición comercial de su país ha llegado a su fin, pero es su intimidación económica global y su hegemonía es lo que ha terminado. Estados Unidos debe volver a respetar las leyes internacionales, dejar de abrogarse derechos ni mandatos extraterritoriales, debe aprender a respetar a sus similares, para así salvaguardar unos intercambios diplomáticos y comerciales transparentes y no discriminatorios.

China y Estados Unidos han negociado en el pasado otras fricciones con buenos resultados, así que las puertas al diálogo están abiertas, siempre que sea sobre la base del respeto y el beneficio mutuo. Pero mientras persistan estas nuevas fricciones comerciales planteadas, China informa al gobierno de los Estados Unidos de América y al mundo entero que procede de inmediato a imponer aranceles a 128 productos originarios de los Estados Unidos, a su vez comienza a considerar la idea de cesar en la compra de deuda pública estadounidense. Es todo, muy buenas noches".

No esperaron los chinos ni 24 horas después del lanzamiento de Yuan Oro, para formular estas amenazas. Nunca antes un funcionario chino había amenazado con reducir o dejar de comprar Bonos Soberanos Estadounidense, ni en los tiempos más candentes de la guerra fría. Se la reacción de Trump y de los empresarios norteamericanos a quienes estas medidas afectarán enormemente.

Pero Trump con su acostumbrada prepotencia megalómana se lanzó también contra la Organización Mundial de la Salud y canceló los aportes estadounidenses al acusar a la OMS de haber ayudado políticamente a China. La OMS -Organización Mundial de la Salud- desmintió haber recibido y desatendido una alerta precoz de Taiwán sobre una transmisión entre humanos del nuevo coronavirus tras la aparición de la epidemia en China en diciembre, tal como acusa Estados Unidos. Washington reprocha a la OMS de favoritismo hacia China, y de haber ayudado a este país a ’disimular’ la gravedad de la epidemia. Trump decía: "Estamos profundamente desconcertados por el hecho de que las informaciones de Taiwán no hayan sido compartidas con la comunidad sanitaria mundial, como refleja la declaración de la OMS del 14 de enero de 2020, según la cual, no hay pruebas de una transmisión entre humanos", indicó la diplomacia de Estados Unidos. La OMS refuta estas acusaciones. La OMS afirmó haber recibido el 31 de diciembre de 2019 de las autoridades taiwanesas un correo electrónico en el que se habla de "informaciones de prensa sobre casos de neumonía atípica en Wuhan", y del hecho de "que las autoridades de Wuhan pensaban que no se trataba del SRAS", el Síndrome Respiratorio Agudo Severo que causó 774 muertos, esencialmente en Asia, en 2002-03.

"De ninguna manera se menciona en ese correo una transmisión de humano a humano", según la OMS.

China continental y Taiwán son dirigidos por regímenes rivales desde la guerra civil china de 1949. La isla vive de forma autónoma, pero Pekín la considera como parte del territorio chino.

Según una publicación de Sputnik, China calificó de inmorales las acusaciones de desinformación sobre COVID-19 en su contra. Sostenía que "las declaraciones de varios políticos estadounidenses que acusan a Pekín de haber intentado ocultar la escala real de la propagación del coronavirus son mentirosas y amorales, declaró la portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Hua Chunying.

El pasado 20 de marzo el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, acusó a China de poner en riesgo miles de vidas al ocultar información sobre la enfermedad, también el asesor de Seguridad de la Casa Blanca, Robert C. O’Brien, indicó que Washington no puede confirmar si los datos chinos sobre la propagación del virus son correctos.

"Estos comentarios de los políticos estadounidenses son descarados e inmorales, esta difamación, los insultos y la denigración de otros no ayudarán a recuperar el tiempo perdido, sino que causarán pérdidas aún mayores de tiempo y vidas humanas", dijo Hua Chunying en una rueda de prensa. En este contexto la portavoz de la Cancillería llamó a los políticos estadounidenses a "dejar de politizar los problemas sanitarios".

OTRAS CONSIDERACIONES

"Como resultado de la pandemia, el futuro se ha hecho particularmente incierto. La crisis sanitaria está lejos de ser conjurada y nadie sabe cuántos horrores tenemos todavía por delante. Entre las pocas certezas se cuenta la grave recesión que experimentará el mundo, solo comparable, según el propio FMI, a la Gran Depresión de 1929.

Lo que sí es seguro es que todo estará en cuestión: la gobernanza del mundo, las libertades individuales, las formas de la democracia, las políticas económicas, la protección social, los sistemas de salud... El debate sobre las lecciones a extraer de esta crisis será largo y muy intenso. Son demasiadas las cosas y los intereses en juego. Es una completa ingenuidad pensar que de la noche a la mañana se impondrán la solidaridad y la cooperación como principios rectores de una nueva sociedad.

Son valores imprescindibles, pero su vigencia no dependerá simplemente de su superioridad moral. Desgraciadamente, así no funciona el mundo. Las fuerzas que pugnarán para que una vez superada la crisis las aguas vuelvan a sus antiguos cauces son poderosas y librarán dura batalla para restaurar el viejo sistema.

El nuevo orden solo podrá emerger como producto de amplias movilizaciones sociales que logren constituir nuevas instituciones acordes con las exigencias de los nuevos tiempos. Tiene razón Bloomberg cuando advierte que la "pandemia conducirá a grandes revoluciones sociales". Habrá que encontrar la mejor forma de canalizarlas.

Carlos Ominamiun, senador chileno que es ingeniero comercial y economista. Fue ministro y senador e integra el progresista Grupo de Puebla.

LO QUE CARTER LE DIJO A TRUMP

El expresidente de Estados Unidos, Jimmy Carter le dijo a Donald Trump durante su reciente entrevista sobre China lo que pensaba sobre las tensiones entre ambos países.

Su mensaje para el actual presidente norteamericano es, particularmente, interesante, según una publicación de Digital@juventudrebelde.cu

La nota sostenía: "La prensa estadounidense acaba de contar lo que el expresidente Jimmy Carter le dijo a Donald Trump durante su reciente entrevista sobre China. Esto es particularmente interesante:

«Temes que China se nos adelante, y estoy de acuerdo contigo. ¿Pero sabes por qué la China se nos adelanta? Yo normalicé las relaciones diplomáticas con Beijing en 1979. Desde esa fecha, ¿sabes cuántas veces China ha entrado en guerra con alguien? Ni una sola vez, mientras que nosotros estamos constantemente en guerra. Estados Unidos es la nación más guerrera en la historia del mundo porque quiere imponer Estados que responden a nuestro gobierno y los valores estadounidenses en todo occidente, controlar las empresas que disponen de recursos energéticos en otros países.

China, por su parte, está invirtiendo sus recursos en proyectos como ferrocarriles, infraestructura, trenes bala intercontinentales y transoceánicos, tecnología 6G, inteligencia robótica, universidades, hospitales, puertos, edificios y trenes de alta velocidad en lugar de utilizarlos en gastos militares.

«¿Cuántos kilómetros de trenes de alta velocidad tenemos en este país?

«Hemos desperdiciado $ 300 billones en gastos militares para someter a países que buscaban salirse de nuestra hegemonía. China no ha malgastado ni un centavo por la guerra, y es por eso que nos supera en casi todas las áreas. Y si hubiéramos tomado $ 300 billones para instalar infraestructuras, robots, salud pública en los Estados Unidos tendríamos trenes bala transoceánicos de alta velocidad. Tendríamos puentes que no colapsen, sistema de salud gratis para los estadounidenses, no se infectarían miles de estadounidenses más que cualquier país del mundo por el COVID-19. Tendríamos caminos que se mantengan adecuadamente. Nuestro sistema educativo sería tan bueno como el de Corea del Sur o Shanghái».

Jimmy Carter.

EMBAJADOR CHINO RESPONDE ATAQUES

Huang Yazhong, Embajador de China en Bolivia expresaba: "Arrogancia y prejuicio perjudican la lucha internacional contra el COVID-19". En carta dirigida a la periodista Patricia Janiot manifestaba: "Me encuentro profundamente conmocionado por las afirmaciones de la periodista colombiana estadounidense Sra. Patricia Janiot reproducidas en la editorial del periódico Bolivia de fecha 29 de marzo, en cuyos comentarios, se arguye que «el Gobierno chino tiene deudas pendientes con el mundo».

Lo primero que me sorprende es que en un artículo tan breve existan tantas informaciones falsas. Es entendible que esta famosa periodista no pueda descifrar los nombres del presidente y el primer ministro chinos, lo indudable es que ninguno de los dos líderes ha dicho lo que la periodista citó. El primer caso de este nuevo tipo de coronavirus fue confirmado el 27 de diciembre de 2019; tres días después, China notificó a la OMS y el mundo entero lo supo. En ese sentido son cuestionables las afirmaciones de la Sra. Patrica Janiot respecto a que China "había ocultado" la epidemia por dos meses. De igual forma, la exreportera de CNN no podía esperar para describir los llamados problemas de calidad de los kits de diagnóstico chinos en España, sin mencionar al lector que la situación ya fue revertida. No solo China aclaró que los kits no fueron proporcionados por su gobierno, sino también el propio fabricante aclaró que no era un problema de calidad, esto se debió al uso incorrecto de los mismos. Es evidente que esta popular periodista no tiene conocimiento ni de China ni de lo que está acusando, al basar sus palabras en noticias falsas que no muestran credibilidad.

Más temible que la ignorancia es el prejuicio. China es el primer país del mundo en enfrentar el nuevo coronavirus y lograr controlarlo con éxito. Desde el principio, China ha tomado medidas decisivas de bloqueo y control, movilizando con urgencia a 42 mil médicos con 170 mil respiradores a la ciudad de Wuhan, ofreciendo ayudas médicas; de igual forma, rápidamente construyó hospitales de emergencia que pueden acomodar decenas de miles de camas. Hasta este momento, China ha llevado una semana continua casi sin transmisión interna. De los 82.421 pacientes confirmados, 75.612 se han recuperado. Desde un bebé recién nacido con 17 días, hasta un anciano de más de cien años, nadie fue abandonado. Por eso, hasta el día de hoy, las personas que todavía están culpando al Gobierno chino por su «pobre reacción a la epidemia» tienen gran coraje, o mejor dicho, gran prejuicio porque ningún país se atreve a decir que lo hará mejor que China y como el proverbio en español, DEL DICHO AL HECHO, HAY MUCHO TRECHO.

La epidemia ha sido una gran prueba de gobernanza y moral para los gobiernos del mundo. China contuvo exitosamente la epidemia cuando el virus infectó a menos del 0,006% de su población. El éxito de China no es solo técnico, sino también moral porque nuestra prioridad es salvar vidas, no costos económicos. Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud, siendo la autoridad de mayor prestigio de este campo en el mundo, por medio de su director general, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, elogió la lucha de China contra la epidemia COVID-19 como un modelo global que ayudó a ganar más de dos meses de tiempo precioso para todo el mundo.

Es una pena que no todos los países hayan aprovechado el valioso tiempo que China ha ganado con tanto esfuerzo y costo. Tengo que señalar que algunos medios de comunicación occidentales, los cuales se llenan de prejudicios, como los que expresa la Sra. Patricia Janiot, han generado grandes y engañosos malentendidos. Los rumores de que "los chinos comen murciélagos" o que «al Gobierno chino le falta capacidad para luchar contra la epidemia» han llevado a muchos países a pensar que una epidemia de ese tipo no tendría nada que ver con ellos mismos o que podían vencerla fácilmente. Sin embargo, los hechos resultan dolorosos, puesto que la gente común tiene una mejor perspectiva, ya que cada día más personas están instando a sus gobiernos a aprender de la exitosa experiencia de China contra la epidemia, cada vez más países han tomado las medidas efectivas como el confinamiento de las ciudades y la construcción de hospitales móviles, mismas que en su momento fueron declaradas como «una violación a los derechos humanos» y «el establecimiento de campos de concentración» por estos medios occidentales. Por eso no sé qué opinión tendría la Sra. Patrica Janiot sobre el colapso de esta "doble moral".

La "doble moral" también se aplica en la supuesta "teoría de la responsabilidad". A medida que se estudia este nuevo virus, muchos expertos ponen en duda de que el mismo se haya originado en China. Esto se trata de una cuestión científica que debe dejarse a los científicos para que la respondan a través de investigaciones sólidas. Es muy irracional y especulativo que se esté politizando este tema. Las enfermedades infecciosas a gran escala son uno de los principales desafíos que enfrenta la humanidad en la era de la globalización. Nuestro enemigo es el virus, no algún país en específico.

En tal sentido, según la lógica de esta periodista, ¿quién sería entonces responsable de la gripe H1N1? ¿Quién sería responsable del SIDA, del ébola, de la gripe aviar, o del dengue? Incluyendo la Gripe Española que mencionó ella, en realidad se originó en Kansas, Estados Unidos, y no en España. ¿Y cómo se compensan las pérdidas de los desastres humanos que igualmente azotaron todo el mundo, como la crisis de las hipotecas subprime y la de la deuda europea?

China es un gran país con responsabilidad y naturalmente desempeñará su debido rol en la lucha mundial contra la pandemia. De hecho, China ha realizado más contribuciones que cualquier otro país en el mundo. China ha sido el primero en identificar este nuevo virus, el primero en realizar la secuenciación de genes y publicarlo para todo el mundo.

Sin esta divulgación desinteresada y transparente de estos importantes datos, ¿Cómo podrían otros países realizar investigaciones y desarrollo de kits de diagnóstico y vacunas? En realidad, China ya ha comenzado la prueba de vacunas en humanos, siendo la investigadora Dra. Chen Wei, la primera persona en inyectarse en sí misma para hacer el experimento. ¡Esta es la responsabilidad de los chinos! No sé si China se convertirá en el primer país en producir vacunas en masa, pero estoy seguro de que mientras China exista, algunas grandes empresas occidentales no podrán monopolizar la producción de esta vacuna y venderla a un alto precio. Me atrevo a asegurar que si China realmente anunció que las vacunas se proporcionarían de forma gratuita a todo el mundo, como instó la Sra. Patricia Janiot, todas las compañías biofarmacéuticas occidentales privadas que desarrollan vacunas día y noche no dudarán en detener este importante trabajo desesperado sin una remuneración.

Con la mejora de la situación interna de la epidemia, China ha comenzado a apoyar activamente a todo el mundo. China ha realizado donaciones a 89 países y está trabajando horas extras para producir suministros médicos de urgencia para todo el mundo. La Fábrica Mundial está convirtiéndose en una Farmacia Mundial. Si a la gente como la Sra. Patricia Janiot no le gustan los kits y respiradores de China, no los usa, pero no debe quitar la esperanza de sobrevivir de los demás.

Como he mencionado antes en una entrevista con los medios de comunicación bolivianos, la lucha contra la nueva epidemia del coronavirus es un serio desafío para el mundo, el ejemplo exitoso de China ha traído esperanza al mundo y demuestra que dicha epidemia puede ser vencible. Sin embargo, las palabras equivocadas de la gente, como la Sra. Patricia Janiot, no solo estigmatizan a China, sino que también están sofocando esta esperanza. En un momento crítico como este, cuando el mundo necesita trabajar en estrecha colaboración para superar la epidemia, tal arrogancia y prejuicio solo causa resultados venenosos y engañosos, a lo que debo señalar exactamente y públicamente, merece la atención y vigilancia de todos los lectores."

Huang Yazhong, Embajador de China en Bolivia

LA MEJOR DESCRIPCIÓN DE TRUMP QUE HE LEÍDO

MICHAEL STEVENSON

Alguien en Quora preguntó "¿Por qué a algunos británicos no les gusta Donald Trump?"

Nate White, un escritor inglés elocuente e ingenioso, escribió la siguiente respuesta:

Me vienen a la mente algunas cosas. Trump carece de ciertas cualidades que los británicos tradicionalmente estiman. Por ejemplo, no tiene clase, ni encanto, ni frialdad, ni credibilidad, ni compasión, ni ingenio, ni calidez, ni sabiduría, ni sutileza, ni sensibilidad, ni autoconciencia, ni humildad, ni honor ni gracia - todas las cualidades, curiosamente, con lo cual su predecesor, el Sr. Obama, fue generosamente bendecido.

Así que, para nosotros, el marcado contraste más bien arroja las limitaciones de Trump en un alivio vergonzosamente agudo.

Además, nos gusta reír. Y aunque Trump puede ser risible, nunca ha dicho nada irónico, ingenioso o incluso ligeramente divertido - ni una vez, nunca.

No lo digo retóricamente, lo digo literalmente: ni una vez, nunca.

Y ese hecho es particularmente perturbador para la sensibilidad británica - para nosotros, carecer de humor es casi inhumano.

Pero con Trump, es un hecho. Ni siquiera parece entender lo que es una broma - su idea de una broma es un comentario grosero, un insulto analfabeto, un acto casual de crueldad.

Trump es un troll. Y como todos los trolls, nunca es divertido y nunca se ríe; sólo canta o se burla. Y con miedo, no sólo habla con groseros insultos sin sentido - realmente piensa en ellos.

Su mente es un simple bot- como algoritmo de los prejuicios mezquinos y la maldad instintiva. Nunca hay ninguna capa debajo de la ironía, complejidad, matiz o profundidad. Es todo superficial.

Algunos estadounidenses podrían ver esto como refrescante por adelantado. Bueno, nosotros no. Lo vemos como que no tiene un mundo interior, ni alma.

Y en Gran Bretaña tradicionalmente estamos del lado de David, no de Goliat. Todos nuestros héroes son valientes perdedores: Robin Hood, Dick Whittington, Oliver Twist.

Trump no es ni valiente, ni un desvalido. Él es exactamente lo contrario de eso. Ni siquiera es un niño rico malcriado, o un gato gordo codicioso. Él es más un baboso blanco gordo. Un Jabba el Hutt de privilegio.

Y lo que es peor, es la más imperdonable de todas las cosas para los británicos: un matón. Es decir, excepto cuando está entre matones; entonces de repente se transforma en un compinche llorón en su lugar.

Hay reglas tácitas para esto - las reglas de Queensberry, de la decencia básica - y él las rompe todas. Él golpea abajo - algo que un caballero no debe, nunca podría hacer - y cada golpe que apunta está por debajo del cinturón. Le gusta particularmente patear a los vulnerables o sin voz - y los patea cuando están abajo.

Así que el hecho de que una minoría significativa - quizás un tercio - de estadounidenses miren lo que hace, escuchen lo que dice, y luego piensen Sí, parece que es mi tipo de hombre, es una cuestión de confusión y no poca angustia para los británicos, dado que:

• Se supone que los estadounidenses son más agradables que nosotros, y la mayoría lo que son.

• No necesitas un ojo particularmente agudo para los detalles para detectar algunos defectos en el hombre.

Este último punto es lo que confunde y consterna especialmente a los británicos, y a muchas otras personas también; sus defectos parecen bastante difíciles de pasar por alto.

Después de todo, es imposible leer un solo tweet, o escucharlo decir una frase o dos, sin mirar profundamente en el abismo.

Se convierte en una forma de arte; es un Picasso de mezquindades; un Shakespeare de mierda. Sus defectos son fractales: incluso sus defectos tienen defectos, y así sucesivamente ad infinitum.

Dios sabe que siempre ha habido gente estúpida en el mundo, y mucha gente desagradable también. Pero raramente la estupidez ha sido tan desagradable, o la maldad tan estúpida.

Él hace que Richard Nixon parezca digno de confianza y George W Bush, parezca inteligente.

De hecho, si Frankenstein decidía hacer un monstruo montado enteramente de defectos humanos - él haría un Trump.

Y un Doctor Frankenstein arrepentido, se agarraría los mechones de pelo y gritaría angustiado:

¡Mi Dios!!! ¿qué he creado?

Si ser un idiota fuera un programa de televisión, Trump sería una serie.

Fuente: Jobsanger: British Writer Pens

Correo electrónico: tribunalpazecuador@yahho.com


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 3185586

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Especiales  Seguir la vida del sitio Coronavirus COVID-19   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License