Portada del sitio > Movilidad > Comunicados > La contaminación sube en el Día sin Coches

Movildiaad / Comunicados / Semana Europea de la Movilidad

La contaminación sube en el Día sin Coches

Ecologistas en Acción reclama al Ayuntamiento de Valladolid que ponga ya en marcha la Zona de Bajas Emisiones aprobada para el centro de la ciudad, antes de que finalice el año

Viernes 23 de septiembre de 2022 - 36 lecturas


LA CONTAMINACIÓN SUBE EN EL DÍA SIN COCHES

Con los datos de las siete estaciones urbanas de control de la contaminación, Ecologistas en Acción ha podido comprobar que el cierre del centro al tráfico entre las 10 de la mañana y las 10 de la noche realizado durante el Día Europeo sin Coches celebrado ayer jueves no ha reducido la contaminación del aire en el resto de la ciudad de Valladolid para ningún contaminante, aumentando una media del 24 por ciento la registrada durante el día inmediatamente anterior, en el mismo periodo horario y con unas condiciones meteorológicas de temperatura, lluvia y viento similares.

Así, el dióxido de nitrógeno (NO2), contaminante tóxico que cada año ocasiona más de 100 muertes prematuras en Valladolid, y cuyas emisiones al aire proceden en su mayoría del tráfico motorizado, se disparó ayer un 42 por ciento en la ciudad, aumentando un 21 por ciento en la estación Arco de Ladrillo y un 33 por ciento en la estación Puente de Poniente, las más próximas al área restringida, mientras descendía apenas un 4 por ciento en la estación Vega Sicilia, en el Paseo de Zorrilla. Con puntas a primera hora de la mañana (antes del cierre) y al atardecer, correlativas a las del tráfico.

Las partículas inferiores a 10 y a 5 micras (PM10 y PM2,5), que provocan cada año en torno a 150 muertes prematuras en la ciudad, también ascendieron entre el 23 y el 24 por ciento en las cuatro estaciones municipales que las miden. Partículas PM2,5 y NO2 superaron ayer en Valladolid las concentraciones diarias recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en las estaciones Arco de Ladrillo, La Rubia y/o Puente de Poniente, muy influidas por el tráfico urbano.

Respecto al ozono, contaminante formado a partir de las emisiones del tráfico en presencia de luz solar que causa cada año más de 30 muertes prematuras en Valladolid, ayer se observó un ligero aumento de los niveles registrados el miércoles, cuantificable en el 7 por ciento en las cinco estaciones que midieron este contaminante, coincidiendo con el horario de restricción del tráfico. Superando asimismo la recomendación de la OMS en las estaciones Fuente Berrocal y Renault 1.

Los beneficios ambientales y sociales que se pudieron comprobar el Día sin Coches en el centro de Valladolid, aparte de una presumible mejora de la calidad del aire (no hay estaciones de medición en esta zona), fueron la llamativa reducción del ruido, el aumento de la seguridad de los peatones y los ciclistas, el mejor funcionamiento del transporte público (en velocidad y ocupación) o la recuperación de la calle para otras funciones distintas a la movilidad, como el paseo o la relación. Todo ello a pesar de la notoria relajación de los controles en los accesos a la zona restringida.

Para Ecologistas en Acción, el aumento general de los niveles de contaminación del aire durante el Día sin Coches en el exterior del centro urbano, por segundo año consecutivo en sus siete ediciones con corte de tráfico, obligan a pasar de los ensayos y las medidas de concienciación a la limitación permanente del tráfico, primero en el centro urbano y progresivamente en el conjunto de la ciudad.

Por ello, la organización ambiental recuerda que la Ley de Cambio Climático obliga a que el Ayuntamiento de Valladolid ponga en marcha la Zona de Bajas Emisiones aprobada para el centro de Valladolid antes de final de año, permitiendo el acceso a residentes, carga y descarga, urgencias y transporte colectivo, según la ordenanza específica que debería estar tramitando la Corporación.

Precisamente hoy viernes 23 de septiembre a las 17:30 horas tendrá lugar en la Plaza del Moral un debate sobre la Zona de Bajas Emisiones de Valladolid, con la participación de María Sánchez, concejala de medio ambiente, dentro de la jornada “Cambiemos la movilidad, no el clima” que organiza la Asamblea Valladolid por el Clima, de la que forma parte Ecologistas en Acción.