Portada del sitio > Urbanismo > Propuestas y documentos > Ecologistas en Accion presenta alegaciones a las normas urbanísticas de (...)

Sardón de Duero

Ecologistas en Accion presenta alegaciones a las normas urbanísticas de Sardón de Duero

Pide transformar el Suelo Rústico Común correspondiente a la Granja Sardón y a los terrenos de la Abadía de Retuerta en Suelo Rústico de Protección Agrícola y eliminar el carácter de urbanizables a los sectores D14 (Los Infantes) y D15 (La Abadía)

Jueves 27 de julio de 2006 - 659 lecturas


El 21 de julio de 2006 Ecologistas en Acción de Valladolid presentó alegaciones a la aprobación incial de las normas urbanísticas de Sardón de Duero solicitando:

1. Transformar el Suelo Rústico Común correspondiente a la Granja Sardón y a los terrenos de la Abadía de Retuerta en Suelo Rústico de Protección Agrícola.

Justificación: La categoría solicitada es acorde con el carácter de dicho suelo y los usos permitidos están mejor definidos y acotados. No parece razonable la explicación ofrecida en la Memoria, donde se recoge la idea de que la clasificación como “Rústico de Protección Agrícola” es mejor que la finalmente recogida pero que la calificación de “Rústico Común” se coloca para “recoger la voluntad política de la corporación”.

2. Eliminar el carácter de urbanizables a los sectores D14 (Los Infantes) y D15 (La Abadía) de 14,5 has y 8,65 has respectivamente y mantener su carácter de suelos rústicos con protección natural para preservar las masas forestales que albergan.

Justificación: El sector 14 incluye en su ámbito el actual cementerio y el Decreto 16/2005, de Policía Mortuoria de Castilla y León exige la delimitación de una franja de 100 metros en torno a los cementerios, a partir de su perímetro exterior. Esta franja afecta a los dos sectores.

La existencia de vías pecuarias afecta también a ambos sectores y la Ley 3/1995 de Vías Pecuarias delimita claramente los usos posibles que no serán, en ningún caso, compatibles con sistemas generales o locales de equipamientos.

En ambos sectores existen zonas de masas arbóreas que deben protegerse de la urbanización, lo que, junto a los elementos anteriores, hacen inviable la transformación en urbanizables de esos suelos.