Portada del sitio > Vida silvestre > Comunicados > Jornada reivindicativa de la Asociación Garrapinos en defensa del río (...)

11 diciembre, sábado, 10h

Jornada reivindicativa de la Asociación Garrapinos en defensa del río Eresma y sus riberas este sábado 11 de diciembre

Con el apoyo de Ecologistas en Acción Valladolid y otras organizaciones, se quiere denunciar las agresiones que viene sufriendo este cauce de gran valor ecológico por el gran número de extracciones de áridos, la intensificación de usos agrícolas, una reciente tala de arbolado y el proyecto de construir una macrogranja porcina

Viernes 10 de diciembre de 2021 - 49 lecturas


Comunicado, 10-12-2021

La Asociación Garrapinos, secundada por organizaciones sociales como Ecologistas en Acción Valladolid y otras, organiza una jornada reivindicativa en defensa del río Eresma y sus riberas este sábado 11 de diciembre de 2021. La actividad consistirá en una jornada de rastreo de fauna con el guía Juan José Cebrián, especialista en mamíferos de la Asociación Garrapinos, y se iniciará a las 10 de la mañana en el puente sobre el río Eresma en la Ctra VA-404 (km 21,2), leyéndose en su curso un manifiesto en las inmediaciones de la desembocadura en el río Adaja.

La jornada tiene como objetivo denunciar las agresiones que viene sufriendo este cauce por el “gran número de extracciones de áridos, la intensificación de usos agrícolas en detrimento de los recursos naturales o como la difícilmente justificable tala de árboles que se ha producido recientemente, así como el proyecto de construir una macrogranja de cerdas madres en estos parajes”.

Este proyecto de granja porcina se encuentra dentro de un espacio de la Red Natura 2000, en el acuífero de Los Arenales que se encuentra en situación de sobreexplotación y en el término municipal de Matapozuelos, que se encuentra en Zona Vulnerable por exceder sus acuíferos los 50 mg/l de Nitratos. “Además constatamos que el Estudio de Impacto Ambiental de dicho proyecto está lleno de irregularidades, como omitir su cercanía al río Eresma, encontrarse en zona Red Natura o la de estar en Zona Vulnerable”, señalan las organizaciones convocantes.

En el acto exigirán a las diferentes Administraciones, en un contexto de Emergencia Climática, que tengan en cuenta otras medidas alternativas de desarrollo rural en la zona que no estén basadas en la sobreexplotación de los recursos hídricos y su contaminación que deterioran gravemente los espacios naturales, daños que soporta la sociedad actual en su conjunto y que comprometen los recursos de las generaciones futuras.

El cauce río Eresma es un espacio a proteger por ser “un hábitat de gran valor ecológico y en algunos de sus tramos con un estado excepcional de conservación, con un ecosistema de gran diversidad y riqueza, donde habitan diversos mamíferos desde la nutria a distintos tipos de murciélagos así como gran variedad de anfibios y reptiles, además de existir en varios de los tramos fluviales de buenas poblaciones de distintas especies de peces continentales”. De igual importancia “es el bosque de galería, como son sauces, fresnos, olmos, álamos y otro gran número de especies que dan cobijo a una gran variedad de aves, las cuales, nos proporcionan una sinfonía de trinos, cantos, gorjeos, etc., que nos acerca a una plenitud de goce con el medio natural”. Es un espacio de la Red Natura 2000, en concreto Zona LIC (Lugares de Importancia Comunitaria), LIC ES4180081 Riberas del Río Adaja y sus Afluentes.

A los valores ambientales a preservar se suman los culturales: durante siglos, las márgenes del río Eresma han alojado a distintas civilizaciones, ha sido lugar de encrucijadas, que ha dado lugar, desde calzadas romanas a sitio de peregrinación a la ermita de Sieteiglesias, hasta hoy día camino de Santiago.

Las organizaciones convocantes recuerdan que el pasado 2 de diciembre la Comisión Europea decidió llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por la deficiente aplicación de la Directiva sobre nitratos. El Pacto Verde Europeo establece como ambición una UE con contaminación cero, lo que beneficia a la salud pública, el medio ambiente y la neutralidad climática. En virtud de la Directiva sobre nitratos (Directiva 91/676/CEE del Consejo), los Estados miembros deben vigilar sus aguas e identificar las afectadas o susceptibles de serlo por la contaminación causada por los nitratos de origen agrícola. También se les exige que designen las áreas de tierra que drenan en estas aguas como Zonas Vulnerables a los Nitratos y que establezcan programas de acción adecuados para prevenir y reducir la contaminación por nitratos. Además, en el caso de Castilla y León, debe revisarse y seguir designando zonas vulnerables a los nitratos, incluir todos los elementos obligatorios necesarios en los programas de acción y adoptar medidas adicionales en las que las medidas establecidas han resultado insuficientes para alcanzar los objetivos de la Directiva sobre nitratos.


Ver en línea : Asociación Garrapinos (Facebook)