Xarxa Feminista PV
Portada del sitio > ARTÍCULOS, PUBLICACIONES Y ENTREVISTAS > Un año después del asesinato de Daphne Caruana Galizia, ¿dónde está la (...)

Un año después del asesinato de Daphne Caruana Galizia, ¿dónde está la justicia?

Jueves 18 de octubre de 2018

La periodista maltesa investigaba la corrupción de su Gobierno pero ningún político ha sido interrogado tras su muerte

Cuando asesinan a un periodista, es toda la sociedad la que sufre. Perdemos nuestro derecho a saber, a hablar, a aprender

Margaret Atwood 16/10/2018 - eldiario.es / The Guardian

JPEG - 47.8 KB
Vista general del lugar donde falleció la periodista maltesa Daphne Caruana Galizia al explotar su coche en Bidjina (Malta) EFE

Esta semana se cumple un año del brutal asesinato de Daphne Caruana Galizia, la periodista de investigación y activista anticorrupción más importante de Malta. Una bomba colocada en la parte de abajo de su coche explotó a las 15 horas del 16 de octubre de 2017 mientras se alejaba de su hogar. Tenía 53 años. "Hay criminales por todas partes, la situación es desesperada", fueron las últimas palabras que escribió.

Doce meses después, aún no se ha hecho justicia. Con el caso estancado, hay dudas de la independencia, imparcialidad y eficacia de las autoridades maltesas que lo investigan. A pesar de los informes sobre la corrupción en los más altos niveles del Gobierno que publicó Caruana Galizia, ningún político ha sido interrogado aún. Su familia teme que aquellos que planificaron su muerte nunca sean llevados ante la justicia; que salgan impunes del asesinato.

La impunidad en casos de periodistas asesinados conduce a un ciclo de violencia. A lo largo de sus 30 años como periodista, Caruana Galizia se enfrentó a innumerables amenazas. Le acosaban por Internet y en el mundo real. Incendiaron su casa, asesinaron a los perros de la familia y le hicieron enfrentar amenazas legales para que dejara de informar: cuando murió tenía pendientes 43 casos en su contra por difamación. Muchas de las demandas habían sido presentadas por altos cargos de la política maltesa.

Cuando murió no tenía acceso a su cuenta bancaria, congelada tras una demanda del ministro de Economía de Malta. Nunca fueron identificados, y por lo tanto siguen impunes, los responsables del fuego en su casa y de las amenazas de muerte que recibió. Algunas de las demandas en su contra se mantienen hoy contra su esposo y sus hijos ( la del ministro de Economía fue retirada).

En repetidas ocasiones, los empleados del Gobierno han demolido el monumento conmemorativo que se erigió después de su asesinato para protestar por la falta de justicia. Los ataques a su reputación son innumerables: aquellos que la acosaban en vida tratan de borrar su recuerdo ahora que está muerta. La situación es de verdad desesperada en Malta: la libertad de expresión está deteriorándose a toda velocidad.

Cuando asesinan a un periodista, es toda la sociedad la que sufre. Perdemos nuestro derecho a saber, a hablar, a aprender.

Daphne Caruana Galizia tuvo la valentía y la resistencia para escribir a pesar de las amenazas. En el aniversario de su asesinato, los miembros de PEN Internacional vuelven hoy a pedir justicia por su caso. Para que se haga justicia es esencial una investigación pública que determine quién mandó su asesinato y, tan importante como eso, si lo podían haber evitado.

Traducido por Francisco de Zárate

Comentar esta breve

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0