Portada del sitio > Urbanismo > Comunicados > Ecologistas en Acción alega a la segunda revisión del Plan de Ordenación (...)

Nota de prensa 12-VII-2007

Ecologistas en Acción alega a la segunda revisión del Plan de Ordenación Urbana de Tudela de Duero.

El nuevo PGOU plantea la construcción de 11.257 nuevas viviendas hasta llegar a los 42.007 habitantes en el año 2014 y sigue sin preservar de la urbanización las zonas inundables e incluyen en algunos documentos dos sectores no aprobados por el Pleno municipal

Viernes 13 de julio de 2007 - 469 lecturas


El PGOU de Tudela de Duero fue aprobado inicialmente por el pleno de 7 de abril de 2006, abriéndose un período de información pública, al cual hicimos alegaciones, alguna de ellas basadas en la no aplicación de las normativas en vigor (documentación obligatoria, zonas inundables) y otras de mejora medioambientales o de accesibilidad.

Dichas alegaciones no han sido tenidas en cuenta, incluso las que se estiman en parte, en el documento aprobado provisionalmente por parte del pleno del ayuntamiento. Además, en dicho pleno se presentaron dos Convenios urbanísticos que no fueron aprobados por la mayoría necesaria, es decir, que no se incluyeron en la aprobación provisional, pero que sí aparecen en ciertos documentos (Memoria de Ordenación e Informe Ambiental) y no en las Fichas de Ordenación o los planos, produciendo una situación de perplejidad al leer los documentos y, por supuesto, una situación de irregularidad documental. Además, dichos Convenios son susceptibles de incorporarse en el período de información pública, sin haber sido evaluados convenientemente, con la consiguiente modificación de las condiciones de valoración, al ser dos Áreas de Urbanización Autónoma de concretamente 1.444 viviendas.

Volvemos a incidir en las alegaciones que no han sido tenidas en cuenta, completándolas con los informes de los organismos oficiales recibidos en el ayuntamiento que, según el Reglamento de Urbanismo de Castilla y León (RUCyL), “deben entenderse vinculantes en las materias y con el alcance regulados en la normativa correspondiente”. (Artículo 153.1.a))

No estamos de acuerdo con las urbanizaciones de baja densidad que propone esta revisión del Plan General, creadas en ciertas zonas y para ciertas rentas, porque estamos hablando de vivienda, un bien básico de primera necesidad, según dice la Constitución Española.

La construcción produce un impacto importante sobre la ordenación del territorio y el medio ambiente, con lo cual debe realizarse solamente para cubrir las necesidades básicas, construyendo lo necesario para cubrir la demanda existente en el municipio, y no para cubrir los caprichos de ciertas clases sociales.

No se califican como rústico con protección natural las zonas inundables, ni se preservan de su urbanización.

Se sigue sin elaborar un Plan de movilidad para este crecimiento, basado en el vehículo privado como transporte principal, sin hacerse referencia al aprovechamiento de la línea férrea de Ariza como alternativa sostenible. Planteamos un viario alternativo del nuevo puente, que produce menor impacto ambiental.

Se siguen dejando suelos rústicos sin protección, susceptibles de ser aprovechados por la actividad extractiva de áridos.

El núcleo de Herrera de Duero sigue sin tener algún sector industrial, definido por este Plan General como “núcleo netamente residencial en baja densidad” que “así se intenta seguir potenciando”.