Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Propuestas y documentos > Campaña informativa «Respirar en Valladolid es nocivo para la (...)

Contaminación atmosférica

Campaña informativa «Respirar en Valladolid es nocivo para la salud»

Con el lema «Respirar en Valladolid es nocivo para la salud» se han editado tres folletos para sensibilizar y alertar a la ciudadanía acerca de la deficiente calidad del aire de la ciudad

Martes 28 de febrero de 2006 - 9671 lecturas


¿Sabías que?

Los niños, ancianos y personas con enfermedades respiratorias son especialmente vulnerables a los episodios de contaminación atmosférica.

Los ingresos en urgencias por asma bronquial se incrementan en un 10 por ciento en las poblaciones con mayor índice de contaminación.

El ahorro y eficiencia energética en nuestros hábitos cotidianos puede mitigar la degradación de la calidad del aire a escala local y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero a escala global.

La calefacción supone un 46% del consumo energético en los hogares. Una temperatura de 20º es suficiente para mantener el confort de una vivienda. Para ventilar completamente una habitación es suficiente con abrir las ventanas alrededor de 10 minutos: no se necesita más tiempo para renovar el aire.

Con cada kw/h que ahorras dejas de emitir a la atmósfera 500 gramos de CO2 que causa el efecto invernadero y ahorra más de 12 céntimos de euro: un kw/h es la energía que ahorrarías si lavas a 40ºC en lugar de hacerlo a 90º, si decidieras lavar a mano en lugar de usar el lavavajillas o si utilizaras una bombilla de bajo consumo durante una semana.

¿Más información?

Los principales contaminantes que han superado los valores límite en el municipio de Valladolid son las partículas PM10 y el ozono.

La principal causa antropogénica de formación de partículas es la quema de combustibles fósiles, especialmente la quema de gasóleo. Según datos del Instituto para el Ahorro, Eficiencia y Diversidad de la Energía, el uso del vehículo privado es el culpable de entre el 60 y el 80% de estas emisiones.

El Ozono es un contaminante secundario, es decir, se forma como consecuencia de la presencia de otros contaminantes en la atmósfera. Son precursores de su formación los óxidos de nitrógeno, principalmente, y los Compuestos Orgánicos Volátiles. El tráfico rodado es el responsable del 75% de las emisiones.

La alternativa al uso del coche son los desplazamientos a pie y en bicicleta, y el transporte público. Exige un buen servicio, asequible para tod@s, con buenas combinaciones y frecuencia.

Para consejos para andar en bicicleta:
http://www.asambleaciclista.com.

Para ahorro en la conducción de coche compartido:
http://www.idae.es/coches/consejos.asp.

Para compartir coche:
www. compartir. org.

¿Qué puedes hacer tú?

Durante los últimos años se ha superado en varias estaciones de la ciudad los valores límites legales establecidos por la normativa cuyo objetivo es prevenir y reducir los efectos nocivos de los contaminantes atmosféricos sobre la salud de las personas y el medio ambiente.

El Ayuntamiento de Valladolid tiene la obligación de adoptar un plan de actuación para reducir la contaminación atmosférica.

Ecologistas en Acción considera que las medidas presentadas por el Ayuntamiento son insuficientes.

Tú también puedes dirigirte al alcalde y exigir una calidad de aire respetable:

A través del teléfono de atención al ciudadano 010.

Enviando cartas a los periódicos locales:

En las asociación de vecinos de tu barrio.

Acudiendo a Ecologistas en Acción de Valladolid.

La superación de los límites establecidos en el R. D. 1073/2002 puede provocar un aumento de enfermedades del aparato respiratorio. No permita al Ayuntamiento la superación de dichos valores.

Las autoridades sanitarias advierten que una exposición prolongada a la contaminación atmosférica provoca 16.000 muertes prematuras al año en España. Proteja la atmósfera: no le haga respirar el humo de su coche.

Proteja a los niños de la contaminación atmosférica. Los niños de los países del occidente europeo presentan índices de asma diez veces superiores a los de países del este.