Portada del sitio > Movilidad > Comunicados > Reducir el tráfico en Valladolid debe ser una prioridad

Movilidad / Comunicados / Zona de Bajas Emisiones

Reducir el tráfico en Valladolid debe ser una prioridad

Colectivos ecologistas, sociales, vecinales y sindicales reclaman la puesta en marcha de una zona de bajas emisiones eficaz, ambiciosa y urgente

Martes 22 de febrero de 2022 - 106 lecturas


Comunicado 22-02-2022:

Valladolid, como todas las ciudades españolas mayores de 50.000 habitantes, está obligada a poner en marcha su zona de bajas emisiones antes de 2023. La ZBE no es solo un requerimiento legal, es un compromiso de las ciudades para reducir de forma efectiva las emisiones de gases de efecto invernadero, y así luchar contra el cambio climático, a la vez que un instrumento para reducir la contaminación y mejorar la calidad del aire.
En nuestra ciudad, se estima que más de 200 personas mueren al año por enfermedades directamente asociadas a la contaminación atmosférica. Miles sufren asma, alergias, enfermedades cardiovasculares y cáncer. Los grupos más sensibles a la contaminación son las niñas y niños, la población anciana, las personas con enfermedades respiratorias y cardiovasculares crónicas y las mujeres embarazadas.

El Ayuntamiento presentó el pasado viernes la propuesta de Zona de Bajas Emisiones. Los colectivos ecologistas, sociales, sindicales y vecinales firmantes de esta nota, integrantes de la Asamblea Ciudadana Valladolid por el Clima, valoran positivamente que se hayan tenido en cuenta algunas de sus alegaciones, sobre todo en cuanto a la necesidad de ampliar la zona inicialmente considerada. La ZBE no puede ser solo el centro histórico, ya prácticamente peatonalizado. La ampliación de la ZBE hasta la vía, por el este, y hasta el río, por el oeste, va a permitir un avance en la consecución de los objetivos, es decir, la mejora de la calidad de vida de la población.

El rediseño de la ciudad, para reducir emisiones y combatir el cambio climático, ha de ir acompañado de un refuerzo en el transporte público, asequible, rápido, confiable y eficaz. El cambio modal ha de ser real, no solo un cambio de parque automovilísitco, al que solo puedan acceder las rentas más altas.

Sin embargo, la propuesta presentada se queda corta en otras cuestiones. El calendario de aplicación es demasiado largo. La legislación obliga a las ciudades a poner en marcha su ZBE antes de 2023. Hacer la ZBE efectiva en la segunda mitad del 2023 es un incumplimiento claro de la ley de cambio climático. Pero más allá de lo que indica la ley, la emergencia climática y la salud de las personas que viven en la ciudad exigen acciones políticas urgentes y ambiciosas. En este contexto, resulta también muy largo el calendario para restringir el acceso a la ZBE de coches con etiqueta B, hasta 2025, y de coches con etiqueta C hasta 2030. Además, la excepción de acceso para usuarios de los aparcamientos subterráneos va a suponer un continuo trasiego de vehículos por el centro de la ciudad, impidiendo de esta forma el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones.

Valladolid es una ciudad compacta, en la que la mayoría de los desplazamientos se realizan caminando. Buena parte de los viajes en coche son trayectos cortos, de menos de 2 km, que fácilmente podrían realizarse de forma activa, a pie o en bicicleta. Los carriles bus exclusivos puestos en marcha hace algo más de un año han incrementado de forma notable la velocidad del autobús, favoreciendo así la movilidad en transporte público, muy utilizado por la ciudadanía, especialmente por las mujeres.

La Asamblea Ciudadana Valladolid por el Clima considera también que deben ponerse en marcha con urgencia, en los próximos meses, medidas para reducir la circulación y aparcamiento de coches en los alrededores de los centros escolares, para proteger la salud de las niñas y niños, y favorecer que puedan acceder de forma segura al colegio. Algunas encuestas realizadas recientemente muestran que solo el 6% de los niños y niñas acuden en coche al centro escolar, mientras que el 94% lo hace caminando, en bici, patinete o en transporte público.

Los colectivos pertenecientes a la Asamblea Ciudadana Valladolid por el Clima son: Anticapitalistas, ASCIVA (Asamblea Ciclista Valladolid), CCOO, Ecologistas en Acción, Entrepueblos, Federación AAVV Antonio Machado, GreenPeace, ISF (Ingeniería Sin Fronteras), La Curva y STECYL.


Imagen: Fuente: Ayuntamiento de Valladolid