Portada del sitio > Urbanismo > Comunicados > Alegación al documento Evaluación Ambiental Estratégica Simplificada de la (...)

Urbanismo / Comunicados / APE 33 Camino Viejo de Simancas

Alegación al documento Evaluación Ambiental Estratégica Simplificada de la Modificación Puntual del PGOU en el APE 33 Camino Viejo de Simancas de Valladolid

Registrada el 27 de enero de 2020

Lunes 27 de enero de 2020 - 193 lecturas


Comunicado, 27-01-2020

Ecologistas en Acción Valladolid registró el pasado 27 de enero un escrito de alegaciones dirigido a la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en relación con la «Evaluación Ambiental Estratégica Simplificada de la Modificación Puntual del PGOU en el APE 33 Camino Viejo de Simancas de Valladolid», solicitando:

  • Que, para esta Modificación del Planeamiento, se realice una Evaluación Ambiental Ordinaria en lugar de la Simplificada.

Esta petición la fundamenta Ecologistas en Acción Valladolid en base a las siguientes consideraciones:

1. Que la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental (Viceconsejería de Infraestructuras y Emergencias) de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León ha trasladado a Ecologistas en Acción de Valladolid el documento de “Evaluación Ambiental Estratégica Simplificada de la Modificación Puntual del PGOU en el APE 33 “Camino Viejo de Simancas de Valladolid”.

2. Que, del análisis de dicha documentación se desprende:

2.1. Que la Modificación propuesta supone un cambio sustancial con respecto al Plan General de Valladolid vigente. En concreto supone un cambio de usos muy importante (de industrial a residencial) y un incremento desmesurado de la edificabilidad en todo el ámbito de actuación. La ventaja que se señala en la Memoria de cubrir con suelo residencial “espacios intersticiales existentes” se compensa, en sentido negativo, con la pérdida de diversidad de usos (concretamente los industriales) que es deseable en todas las zonas de la ciudad siempre que sean industrias compatibles con las áreas residenciales.

2.2. Que, tal y como se señala en la Memoria presentada, existe una Resolución de 14 de febrero de 2019 de la Comisión Territorial de Valoración de Valladolid, que afecta a una parcela afectada por este trámite urbanístico, donde se dicta el acuerdo de “Declarar el expediente de justiprecio de la finca …”. La alternativa urbanística propuesta pretende desvirtuar dicho acuerdo “con el desarrollo de los sectores que permitan su obtención utilizando los sistemas fijados por el RUCyL …” y se señala como causa de la Modificación que “Hay que tener en cuenta que se está en un contexto desfavorable para la financiación pública, debido a los procesos de estabilización presupuestaria y de recorte del endeudamiento público a los que están sometidos las corporaciones locales”. No parece razonable que se inicie un proceso urbanístico de tal calibre con el fin de desvirtuar un acuerdo de la Comisión Territorial de Valoración de Valladolid.

2.3. El desarrollo de la Propuesta dice ceñirse a lo previsto en la Modificación, en trámite, del Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid. El trámite lleva ya un buen número de años y todavía estamos a la espera de una “nueva Aprobación Provisional”, a pesar de que, en la primera realizada, se concedió únicamente el plazo de un mes (que coincidía con las Navidades) para la realización de alegaciones a todas las personas y entidades interesadas.

2.4. La complejidad de esta operación urbanística lleva a una división del “ámbito APE33 en diez áreas uniformes”.

2.5. En el trámite ambiental se señala que el ámbito objeto de la modificación “está afectado por la zona de policía (100 metros) tal como se puede comprobar en los planos (…) y en la zona afectada por la avenida: periodo de retorno de 500 años”. Pues bien, el Reglamento del Dominio Público Hidráulico señala en su artículo 14.bis las “limitaciones a los usos del suelo en la zona inundable”, y, en concreto, establece para los nuevos usos residenciales que “dispondrán de una cota tal que no se vean afectados por la avenida con periodo de retorno de 500 años, debiendo diseñarse teniendo en cuenta el riesgo y el tipo de inundación existente…”. No parece razonable, en ese contexto, que la evaluación ambiental de esta modificación se remita a la genérica del nuevo Plan General que todavía no está aprobado. Tampoco están los tiempos (cambio climático) como para correr riesgos en nuevas zonas residenciales.

2.6. Todo el nuevo suelo residencial supondrá un incremento importante de los desplazamientos en una zona que ya tiene cierta congestión en su vía principal, el camino viejo de Simancas. Apenas se estudian estas implicaciones en la Memoria y se remiten a una posible mayor utilización de una línea de autobús que es “interurbana”. La experiencia de otros planes parciales de la zona (Santa Ana) muestra un incremento significativo de los desplazamientos en vehículo privado.