Portada del sitio > Urbanismo > Comunicados > Ecologistas en Acción Valladolid presenta alegaciones a la aprobación del (...)

Urbanismo / Comunicados / Ciudad de la Justicia

Ecologistas en Acción Valladolid presenta alegaciones a la aprobación del Avance del PERI del APE 63 «Nuevo Hospital» y Polígono «Las Viudas-Jesús Aramburu», relacionado con la Ciudad de la Justicia

Solicita, entre otras propuestas, que se vuelva a las determinaciones urbanísticas anteriores a la modificación del PGOU y del PECH con las únicas modificaciones necesarias para construir unas instalaciones judiciales que complementen a las ya existentes

Lunes 19 de noviembre de 2018 - 6 lecturas


Comunicado, 19-11-2018

Ecologistas en Acción Valladolid registró el pasado lunes 19 de noviembre un escrito de alegaciones, dentro de la fase de exposición pública relativa a la aprobación del Avance del Plan Especial de Reforma Interior del APE 63 «Nuevo Hospital» y Polígono «Las Viudas-Jesús Aramburu», dirigido al Alcalde de Valladolid, solicitando:

  • Que se vuelva a las determinaciones urbanísticas anteriores a la modificación del PGOU y del PECH con las únicas modificaciones necesarias para construir unas instalaciones judiciales que complementen a las ya existentes.
  • Que se decida claramente el mantenimiento del edificio del colegio de El Salvador y se proponga su rehabilitación, si se considera necesario, para el uso de instalación judicial. Que, en el caso de que dicho edificio no sea suficiente para albergar las nuevas instalaciones judiciales estrictamente necesarias, pueda acometerse en la misma parcela del colegio otra edificación complementaria en condiciones razonables de alturas y edificación.
  • Que se proteja el arbolado existente y se mantenga en cualquier caso.
  • Que se fije el carácter de Espacios Libres Públicos a los que rodean el edificio actual del Pío del Río-Hortega y que se elimine la posibilidad de construcción de nuevos aparcamientos en la zona.
  • Que, en los terrenos del Zambrana, se disminuyan tanto la edificabilidad máxima permitida como el número de viviendas.
  • Que el Polígono “Las Viudas-Jesús Aramburu” se tramite de manera independiente como “Área de Regeneración Urbana” para proceder, cuanto antes, a la rehabilitación de las viviendas y a la recuperación de toda la barriada.

Estas peticiones las fundamenta Ecologistas en Acción en las siguientes consideraciones:

1. Esta aprobación presenta continuidad y se deriva de la correspondiente modificación del PGOU y del PECH destinada a “disponer las determinaciones urbanísticas necesarias que permitan unificar las sedes de Justicia, hasta ahora dispersas, en la nueva ubicación que ahora se propone, en el entorno de la Plaza de San Pablo”. Para cumplir con estas determinaciones se propone un programa constructivo de más de 32.000 metros cuadrados donde se ubicarían todas las sedes judiciales.

En los últimos años se han realizado diversas propuestas que, frente a la centralización y unificación de todas las sedes judiciales, abogaban por mantener los espacios judiciales existentes y construir únicamente nuevos edificios para complementar dichos espacios. Todas ellas nos parecen más pertinentes e interesantes que la propuesta que se somete a aprobación inicial. No podemos olvidar que el urbanismo y la arquitectura sostenibles, pasan, en primera instancia por mantener, en el uso más adecuado, las edificaciones existentes y acotar drásticamente los derribos y las nuevas edificaciones ya que, evidentemente, se consume más energía en esos procesos y se utiliza una mayor cantidad de materiales.

Cuando hicimos similares consideraciones en los trámites para la modificación del Plan General se intentaba obviar este importante problema urbanístico hablando de un “programa máximo” que podía no llegar a completarse, pero la realidad final es que las determinaciones urbanísticas abren paso a dicho programa máximo.

2. La propuesta de ordenación urbanística de la zona destinada a las nuevas edificaciones de la “Ciudad de la Justicia” permite el mantenimiento, fuera de la nueva ordenación, del edificio del viejo hospital, sin prever, desde el urbanismo sostenible y rehabilitador, ningún uso futuro alternativo. Esta dotación quedaría totalmente circunvalada por un viario y con un nuevo edificio en los terrenos que ocupa el parking en la actualidad impidiendo, de hecho, cualquier tipo de uso sociosanitario y abocando a su eliminación, lo que también se aleja de un urbanismo sostenible.

3. Si se materializan todas las posibilidades de aparcamiento previstas, la zona podría atraer gran cantidad de vehículos privados perdiendo, de esa forma, una de las ventajas que tendría la construcción de equipamientos judiciales en una zona con buenas posibilidades de acceso en transporte público. La zona arbolada actualmente existente se vería asaltada por un buen número de vehículos.

4. El coste económico de la operación se presenta diluido en el conjunto de la misma. Pero los aprovechamientos urbanísticos tienen valor. Es una forma razonable de obtener suelo para un equipamiento concreto pero, de ninguna manera, puede manejarse la idea de que “no tendrá coste alguno para los ciudadanos”. También parece desmesurado el mantenimiento de la propuesta del anterior equipo de gobierno municipal de otorgar la máxima edificabilidad permitida (1m2/m2) en los terrenos del Zambrana que mereció una llamada de atención de los servicios urbanísticos de la Junta de Castilla y León por “falta de concordancia con la correspondiente a las zonas limítrofes”.

5. La inclusión del Polígono de “Las Viudas-Jesús Aramburu” aporta más problemas que ventajas a la actuación urbanística. Incrementa de forma desmesurada el número de propietarios afectados (todos los titulares de viviendas de dicho polígono) y dificulta, por tanto, toda la tramitación urbanística. La necesaria “regeneración urbana de esa zona” puede tramitarse de forma independiente y sería más ventajoso para sus habitantes. La adscripción se justifica en supuestas ventajas económicas por pertenecer a todo el Área del PERI que no existen. De la venta de los terrenos de la zona del Zambrana pueden destinarse dineros para la regeneración del área aunque no forme parte del mismo ya que los ingresos municipales no tienen afección obligatoria e, incluso, pueden destinarse a la zona cualquier otro tipo de ingresos municipales. Estas formas de financiación podrían ser mucho más rápidas ya que no dependerían de una tramitación urbanística que puede alargarse en el tiempo. La otra justificación que se añade se presenta de forma hipotética: “utilización de las viviendas de protección oficial que se construyan en Zambrana para posibles realojos asociados a la regeneración de “Las Viudas””. En caso de producirse esa hipótesis (muy poco probable) retrasaría todavía más la regeneración urgente y necesaria de “Las Viudas” ya que habría que esperar, no solo a la aprobación definitiva de la tramitación urbanística, sino también a la edificación de los nuevos bloques de viviendas en Zambrana.