Portada del sitio > Impacto ambiental > Comunicados > Anuladas las licencias municipales de la fábrica de quesos Entrepinares en (...)

Impacto ambiental / Comunicados / Quesos Entrepinares

Anuladas las licencias municipales de la fábrica de quesos Entrepinares en Tordesillas

Ecologistas en Acción denuncia ante el Consejero de Fomento y Medio Ambiente que la nueva fábrica de Valladolid se construye sin autorización ambiental, con la anuencia del Ayuntamiento

Jueves 12 de abril de 2012 - 460 lecturas


Comunicado, 11-04-12

Por Sentencia nº 249, de 9 de marzo de 2012, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Valladolid ha anulado las licencias de obras y ambiental otorgadas el 10 de febrero de 2010 por el Ayuntamiento de Tordesillas a Queserías Entrepinares, S.A para la instalación de la actividad de industria de secado, maduración, envasado de queso y elaboración de queso fundido, en el municipio citado.

El fallo se fundamenta en la previa Sentencia nº 272, de 24 de mayo de 2011, del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Valladolid, que anuló la autorización de uso excepcional en suelo rústico de la fábrica de Queserías Entrepinares, S.A por haberse otorgado omitiendo la autorización ambiental exigible a la fábrica y porque incumple las condiciones del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Tordesillas al no respetar el proyecto autorizado la parcela mínima permitida en el mismo.

Ambas sentencias son firmes, al no haber sido recurridas ni por la empresa ni por el Ayuntamiento de Tordesillas, por lo que ha quedado definitivamente descartado el emplazamiento de la nueva fábrica de queso de Queserías Entrepinares en el suelo rústico de la pedanía tordesillana de Villamarciel, para trasladar la producción de su actual fábrica del polígono Argales, en Valladolid.

Ecologistas en Acción pedirá ahora la restauración de los terrenos a su estado original, alterado por las obras que la empresa inició sin contar con la preceptiva autorización ambiental. Hay que recordar que los mismos se encuentran junto a la confluencia de los ríos Pisuerga y Duero, colindantes con una ribera fluvial de alto valor ecológico incluida en la red Natura 2000 de la Unión Europea y con un yacimiento arqueológico.

Por otro lado, los ecologistas han denunciado ante el Consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León la construcción sin autorización ambiental de la nueva fábrica de Queserías Entrepinares en una parcela de la antigua NICAS, al Norte de la ciudad de Valladolid, donde la empresa trasladó su proyecto tras la paralización judicial de las obras de Tordesillas.

Aunque se trate de un lugar mucho más adecuado para esta actividad, los ecologistas recuerdan que la empresa debe obtener de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente la preceptiva autorización ambiental previamente al inicio de cualquier obra, circunstancia que tanto Queserías Entrepinares como el Ayuntamiento de Valladolid conocen perfectamente por haber sido puesta de manifiesto en las 8 resoluciones judiciales emitidas hasta la fecha, no bastando para cumplir este requisito legal ni el convenio urbanístico ni la licencia de actividad suscritos por el Ayuntamiento de Valladolid.

Ecologistas en Acción de Valladolid